Los gastos que conlleva la economía circular

Los autónomos deberán pagar un nuevo impuesto de basuras por sus residuos

Con la aprobación de dos nuevas leyes se ampliará la responsabilidad de los productores en la recogida de basuras y de los autónomos al frente de cualquier negocio en la reutilización de envases. 

botellas-plasctico-autonomos
Los autónomos deberán pagar un nuevo impuesto de basuras por sus residuos

Los autónomos podrían en un futuro próximo enfrentarse al pago de un nuevo impuesto. El proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados obligará a los productores, sin importar el tamaño, a hacerse cargo de los costes de la gestión de los residuos que produzcan. Es decir, deberán abonar también el impuesto que pagan los contribuyentes por basuras. Esta no será la única novedad en esta materia, pues también se encuentra en trámite parlamentario el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases que pone en peligro de cierre 2.400 pequeños negocios.

Según el doctor en economía y consultor en Analistas Financieros Internacionales (AFI), Javier Serrano, en la futura Ley de Residuos y Suelos Contaminados contempla la ampliación de "la responsabilidad del productor y se le obliga también a éstos a hacerse cargo de los costes de recogida de los productos que ponen en el mercado. Es decir, deberán abonar un nuevo impuesto por basura y contribuir al coste que tiene la recogida selectiva de los residuos, como las botellas o cualquier otro tipo de envases”.

Para este experto, esta medida es la extensión del tributo que pagan todos los contribuyentes por basura y que, en un futuro, también deberán abonar los productores. “Hemos calculado lo que podría suponer la responsabilidad ampliada del productor y hemos cuantificado que se podrían recaudar en torno 1.100 millones de euros. Si bien, no sabemos cuánto tendrá que abonar cada trabajador por cuenta propia por este nuevo impuesto” afirmó Serrano.

El proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados también contempla una imposición a los negocios que utilicen envases de plástico no reutilizables. “Todos aquellos productores, sean autónomos o grandes empresas, que no reutilicen deberán pagar un impuesto específico y hemos estimado una recaudación de 690 millones de euros” comentó Serrano.

Las consecuencias de la regulación de la economía circular

Estos nuevos tributos forman parte de la regulación de la economía circular que quiere llevar a cabo el Gobierno de cara a cumplir con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados fue aprobado por el Congreso de los Diputados a finales del año pasado, y está a la espera de tener el visto bueno del Senado para entrar en vigor. Si bien, y a expensas de conocer el texto, todo a punta a que se establecerá un periodo transitorio para la creación de estos nuevos impuestos.

No obstante, los expertos están alertando de los problemas y el incremento de costes que puede tener para los pequeños negocios la regulación de la economía circular. De hecho, esta misma semana los Analistas Financieros Internacionales (AFI) han presentado un informe en el que analizan el impacto que tendrá la aplicación del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases -que también se encuentra en tramitación parlamentaria- y concluyen que su entrada en vigor pondría en peligro la supervivencia de 2.400 pequeños negocios y 26.500 puestos de trabajo.

Más de 2.400 pequeños negocios están en peligro de cierre

En el documento, los expertos de AFI ponen de manifiesto el daño que supondría para los autónomos y pequeños negocios del sector alimentario la entrada en vigor del proyecto de ley del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, que recoge objetivos estrictos de reutilización de envases, así como la reducción al 50% del uso de botellas de plástico para 2030.

Aunque las medidas no se empezarían aplicar hasta 2025, estableciéndose un periodo transitorio hasta 2030, la normativa haría peligrar la supervivencia en el mercado de 2.400 pequeños negocios. El doctor en economía y consultor en Analistas Financieros Internacionales (AFI), Javier Serrano, aclaró “que en el informe no se está diciendo que vayan a cerrar, sino que se les pone en peligro de cierre. Porque para cumplir con la futura normativa, los negocios deberán hacer un cambio en su modelo productivo y muchos, especialmente los de menor tamaño, no tendrán la capacidad financiera para hacerlo”.

De esta manera, por ejemplo, las medidas enfocadas a la reutilización de los envases de plástico van a obligar a comprar nueva maquinar y asumir un nuevo gasto logístico. “Imagina un autónomo que tenga un negocio de cerveza artesanal. Éste tiene actualmente unas redes de suministro de compra de materiales, de etiquetado y de distribución. Y, en tres años, va a tener que cambiar totalmente ese modelo de producción y adaptarlo a esta normativa para cumplir con los objetivos de reutilización” dijo Serrano.

Que contó que para cumplir con los nuevos umbrales de reutilización de envases, esta empresa debería llegar a acuerdos con el canal horeca, para que éstos recuperen las botellas que han servido a sus clientes y luego instaurar un sistema de recogida de las botellas, para que vayan de los restaurantes a la fábrica nuevamente.

Pero el proceso al que obligará la normativa no acaba ahí, dado que una vez que esas botellas lleguen a la fábrica también deberá ser limpiadas. “Los negocios deberán instalar unas plantas o máquinas lavadoras para limpiar y desinfectar todas las botellas y luego re-introducirlas en las líneas de producción habituales para rellenarlas de agua, cerveza, vino o aceite, para volver a ponerlas en distribución" dijo el consultor económico de AFI.

Según el experto, con la normativa los pequeños negocios se verán obligados a realizar una fuerte inversión, que no les va a aportar ningún tipo rentabilidad, sino que simplemente les supondría un incremento de costes fijos. “No todas las empresas del sector de los refrescos, bebidas o aceite tienen el margen financiero suficiente para poder acometer estas inversiones sin ningún problema. Y más cuando en estos momentos la mayoría de las empresas están al límite”.

El 50% de las botellas de plástico deberán desaparecer

El proyecto del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases recoge un importante hito y es la reducción de un 50% de las botellas de bebidas de plástico de un sólo uso. Es decir, en 2030 deberán haber desaparecido del mercado la mitad de las botellas de bebidas de un sólo uso con respecto a 2010. “Serán las empresas las que tendrán que hacer ese análisis. Pero la cuestión es que dentro de unos años, los productores cambien sus líneas de producción y de proveedores para utilizar otro material distinto. De ahí, que no todas las empresas puedan hacer frente a estos costes y a estas inversiones nuevas” dijo el experto.

¿Cómo deberán ser los envases de las botellas en 2030?

Según el experto, el proyecto de Real Decreto de Envases y Residuos de Envases recoge diferentes objetivos y umbrales para la re-utilización de envases; distinguiendo a su vez el esfuerzo que se pueda hacer en el canal horeca y en el doméstico.

De tal manera, que en reutilización de envases le impone al canal horeca los siguientes objetivos:

  • El 60% de las botellas de agua en 2030 deberán ser en envases re-utilizables.
  • El 90% de las cervezas en 2030 deberán ser en envases re-utilizables.
  • El 80% de los refrescos en 2030 deberán ser en envases re-utilizables.
  • El 60% de las otras bebidas como el vino o el aceite o los zumos, deberán ser en envases re-utilizables.

En el canal doméstico los umbrales se “relajan” porque es más complicado llevar a cabo su recogida. Según Serrano, es precisamente en el canal doméstico cuando la reutilización no sólo afecta a los envases de bebidas, sino también cualquier otro tipo de envases. Los objetivos son que:

  • El 20% de las bebidas en el canal doméstico deberán ser re-utilizadas en 2030.
  • El 10% de los envases en el canal doméstico deberá ser re-utilizados en 2030.

“Es complejo cómo se va implementar esto. En Alemania, en estos momentos, se están estableciendo puntos de recogida donde los clientes llevan los envases usados y obtienen un dinero. Y luego, el mercado se encarga de enviar esos envases a otros. Al final, es establecer unos canales logísticos de transporte o tratamiento para poder reutilizarlos” comentó Serrano.

Los autónomos deberán pagar un nuevo impuesto de basuras por sus residuos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad