jueves. 28.10.2021

SI SE CONSTATA UN ERROR DE LA AGENCIA TRIBUTARIA

Los autónomos podrán recurrir a partir de ahora una sanción de Hacienda aunque hayan dado su conformidad

autonomos-sentencia-recurrir-actas-conformidad-hacienda
Los autónomos tienen la posibilidad de recurrir una sanción de Hacienda aunque haya dado su conformidad si se demuestra que el error es de la administración. Los expertos aconsejan revisar las actas ya que estas equivocaciones pueden ser habituales.
Los autónomos podrán recurrir a partir de ahora una sanción de Hacienda aunque hayan dado su conformidad

Las actas de conformidad ante sanciones de la Agencia Tributaria han dejado de ser inamovibles, los autónomos pueden recurrir estas las multas impuestas por Hacienda aún previa aceptación. Aunque el trabajador por cuenta propia preste conformidad con la liquidación que determine Hacienda tras una inspección de su negocio, éste puede apelarla posteriormente ante un Tribunal si hay faltas jurídicas o interpretaciones erróneas en la redacción del acta. Es decir, un error de la Agencia Tributaria puede frenar un procedimiento sancionador. Es una novedad porque dar la conformidad a un acta de sanción siempre suponía aceptar la multa y tener que pagarla aunque se demostrase que la administración se había equivocado.

Si bien hasta hace tres meses era impensable que se pudiese recurrir un acta de conformidad con la Tesorería, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana abrió ese camino gracias a una sentencia de diciembre de 2020. El cambio en la normativa viene motivado por la interpretación de un juez de la sala lo Contencioso-Administrativo, quien falló favor de un autónomo al que Hacienda quería obligarle a liquidar un impuesto que ya había prescrito. La sentencia explica que, a pesar de que el profesional diese su conformidad a la Administración en una primera instancia, el acta no estaba correcta al tratarse de una deuda prescrita, por lo que el autónomo tenía derecho a recurrirla.

La decisión del TSJ de Valencia marcó "un antes y un después" en el mecanismo que regula las sanciones tributarias. Las actas de conformidad son documentos escritos que plasman el acuerdo al que el autónomo inspeccionado por Hacienda y el inspector de la Agencia Tributaria han llegado, por ello esta sentencia es "tan novedosa. Normalmente, cuando se firma un acta de conformidad es porque se supone que el profesional está de acuerdo con esa decisión, aunque muchas veces no sea así. Se aceptan a menudo para evitar procesos engorrosos con Hacienda. De ahí la peculiaridad de que, posteriormente a la aceptación de acta de conformidad, el autónomo pueda alegar un defecto jurídico para paralizar una sanción e incluso ganar un juicio frente a Agencia Tributaria", explicó Jaume Barcons, abogado y gestor en la gestoría Barcons.

Los expertos recomiendan revisar las actas de Hacienda

Aunque parezca improbable que la Agencia Tributaria cometa un error a la hora de justificar una sanción a un negocio, varios expertos coinciden en que "puede ser muy habitual". Desde fallos al explicar en qué normativa se ampara la multa hasta interpretaciones jurídicas erróneas, pasando por intentar liquidar una deuda que ya ha prescrito. Los asesores recomiendan "revisar concienzudamente" la documentación y prestar atención a "todos los motivos que explica la Agencia Tributaria en sus sanciones".

Los expertos de la asesoría online, Declarando, aseguraron que, generalmente, aunque los autónomos no estén de acuerdo con el acta de inspección, es decir, "muestren disconformidad, la mayoría de ellos firma el acta ya que sino aumentan los intereses de pago". En el momento en que interpone el recurso la sanción de paraliza, y con ella, los recargos.

El error tiene que ser una cuestión jurídica

Si bien una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Valencia no es suficiente para crear jurisprudencia, si es suficiente para amparar a los autónomos de otras comunidades autónomas que se encuentren en esa misma situación. "Si por ejemplo el TSJ de Madrid no hace esa interpretación, el trabajador por cuenta propia puede acogerse a la sentencia que dictó el Tribunal Valenciano y el caso se elevará al Tribunal Supremo, donde se tomará la decisión final", explicó Barcons.

No obstante, hay que tener en cuenta que este procedimiento únicamente podrá llevarse a cabo en caso de que el acta de conformidad presente errores por cuestiones jurídicas, no de hecho. Las cuestiones jurídicas son más bien "errores de redacción en cuanto a la normativa en la que se justifica la sanción o interpretaciones jurídicas erróneas", señaló el experto. En cambio, los fallos por cuestiones de hechos se refieren al importe, es decir, la cuantía de la sanción, "eso, por el momento, no puede recurrirse".

¿Cuáles serán los negocios más inspeccionados en 2021?

La Agencia Tributaria publicó hace un mes las directrices del nuevo Plan de Control Tributario 2021, con el que Hacienda modificará algunos de sus procedimientos para la detección y prevención del fraude en los negocios a lo largo de este año.

Como novedad, se estrechará el cerco sobre los nuevos negocios digitales, los autónomos que se van a otros países para eludir impuestos y las declaraciones a compensar en el Impuesto de Sociedades. Así mismo, Hacienda pondrá en el punto de mira a los autónomos y empresarios cuyo medio de pago principal es el efectivo -siempre y cuando no pertenezcan a actividades perjudicadas por la crisis del COVID-19-. De hecho, se ampliará el control sobre este tipo de transacciones a todos los pagos, independientemente de la cantidad que se trate. También se intensificará la vigilancia en aquellos negocios 'reincidentes' en fraude tributario y en los modelos de negocio emergentes.

Actividades prioritarias para la inspección en 2021

Según explicó Francisco Vázquez, inspector del área de recaudación y secretario de la asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), debido a la emergencia sanitaria y la consiguiente crisis económica, "se ha hecho mención expresa en los planes de control a que se va a respetar, en la medida de lo posible, a los sectores más afectados. Es decir, en general, se van a priorizar las actuaciones inspectoras en los negocios que han salido menos afectados por la pandemia". 

Además, según señala el plan de control, también se seguirá poniendo el foco en los negocios que declaran en el impuesto de sociedades, "reiteradamente", bases imponibles negativas pendientes de compensar en ejercicios futuros y en los negocios "altamente digitalizados".

Como novedad, "se puede apreciar que en el plan de este año se hace especial énfasis en aquellos negocios que tienen mucho uso de dinero en efectivo. Esto son, sobre todo, actividades que tratan fundamentalmente con particulares, porque es donde más efectivo se usa y donde más pagos directos de este tipo hay. En esos negocios se va a intensificar el control, salvo que se encuentren en aquellos sectores especialmente perjudicados por la crisis", explicó Vázquez. 

Los autónomos podrán recurrir a partir de ahora una sanción de Hacienda aunque hayan dado su conformidad