jueves. 05.08.2021

ESTOS SON LOS REQUISITOS PARA REALIZAR LA SOLICITUD

Los autónomos ya pueden obtener quitas en sus préstamos ICO en la mayoría de las entidades financieras

Calviño-curso-menedez-pelayo-autonomos
Nadia Calviño, Vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital

Según la ministra de Economía, Nadia Calviño, la mayoría de las entidades financieras ya se han adherido al Código de Buenas prácticas y pueden comenzar a conceder quitas a los autónomos de parte de sus préstamos ICO. Éstos son los requisitos.

Los autónomos ya pueden obtener quitas en sus préstamos ICO en la mayoría de las entidades financieras

La mayoría de entidades financieras que concedieron créditos ICO durante la pandemia ya han suscrito el Código de Buenas prácticas con el Gobierno para condonar parte de la deuda de sus clientes. Concretamente, las que lo han hecho acumulan un 98% del total de préstamos avalados durante la crisis y sólo quedarían 28 bancos por firmar. Así lo avanzó la Vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su intervención en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El Real Decreto Ley 5/2021 recoge la creación de un Código de Buenas Prácticas que podrán suscribir las entidades financieras para "facilitar una adecuada respuesta del sector financiero ante la excepcional situación económica, para reforzar la solvencia empresarial y garantizar la liquidez de cara al futuro". Entre otras cuestiones, este documento marca las directrices que deberán adoptar los bancos con los autónomos a la hora de gestionar el fondo de 3.000 millones de euros dirigido exclusivamente "para que el ICO -Instituto de Crédito Oficial- pueda acompañar los procesos de reestructuración de deuda financiera con aval público". 

En concreto, la ley ya recogía que estos fondos irían dirigidos a que las entidades, sobre la base del análisis del cliente, puedan acordar medidas como "permitir la concesión de ayudas directas para reducir la financiación con aval público solicitada durante la pandemia", es decir, quitas de una parte de los créditos.

Sólo quedan 28 entidades por firmar el Código para ayudar a los autónomos

Respecto al Código de Buenas prácticas, necesario para que los bancos puedan conceder estas ayudas a sus clientes autónomos, las entidades financieras que sí lo han suscrito "aglutinan entorno al 98% de todos los préstamos -ICO- concedidos", apuntó la ministra de Economía, Nadia Calviño. No obstante, alertó de que "28 entidades financieras todavía no se han sumado". 

Por ello, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de asuntos económicos recomendó a los autónomos "revisar si su entidad bancaria se ha adherido al Código de Buenas Prácticas", para así poder solicitar una quita de parte del préstamo que tengan pendiente, siempre que cumplan las condiciones. 

Según el Real Decreto-Ley 5/2021, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital podrá realizar transferencias a las empresas y autónomos que cumplan con los requisitos establecidos por el Código de Buenas Prácticas con la finalidad exclusiva de reducir el principal pendiente de las operaciones financieras a las que se refiere el artículo 6. Estas transferencias se producirán en el marco de los acuerdos de renegociación de deudas que alcancen los deudores y las entidades financieras acreedoras. 

Estas ayudas se abonarán directamente a través de la entidad concedente de la operación financiera, "que la aplicará con carácter inmediato a reducir el capital pendiente de dicha operación, incluido en su caso el capital vencido, impagado o con el aval ejecutado, si lo hubiere", según recoge la norma 

Requisitos para pedir una quita 

Según el documento que recoge este código de buenas prácticas y al que tuvo acceso El País, el autónomo deberá presentar sus resultados y acreditar una caída mínima del 30% en 2020 respecto a 2019, y podrá acceder hasta un 50% de quita del importe avalado. Aunque, al parecer, este límite de condonación podría llegar a incrementarse hasta el 75% si la caída de la facturación fuera superior al 70%. Todo ello, una vez más, a la espera de la publicación de la norma que regula estas nuevas condiciones.

Desde el inicio de la crisis, el Gobierno ha desembolsado 96.000 millones de euros en aval público a través de las entidades financieras para que los negocios pudieran beneficiarse de créditos avalados - sin necesidad de presentar garantías adicionales- hasta en un 80%.

Ahora, aquellos negocios que no puedan hacer frente a la deuda contraída pero sean viables podrán solicitar una condonación de parte de este crédito que pidieron en su momento a la misma entidad financiera que se lo concedió, siempre y cuando -eso sí-, ésta se haya adherido a dicho código de buenas prácticas. Éstas entidades adheridas serán publicitadas para mostrar a aquellos bancos que hacen un "buen uso de los recursos públicos" y "ayudan a la recuperación del tejido productivo", dijo la portavoz del Gobierno.

En estas quitas, que serán voluntarias y negociadas entre el ICO, la banca y el negocio, el Estado asumirá el 80%  mientras que el banco se hará cargo del 20%. Así, el Gobierno pretende compartir la carga con las entidades financieras, reduciendo la deuda con aval, fundamentalmente, pero también la no avalada

Además, según añadió la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención posterior al Consejo de Ministros en el que fue aprobada esta Ley, las entidades financieras que suscriban este código se "comprometen a estudiar la situación financiera particular de las empresas y de los autónomos que soliciten adherirse a este mecanismo, y gocen de financiación con aval público". Y deberán, así mismo, "establecer las medidas más adecuadas para cada situación del autónomo, garantizando así la viabilidad de los recursos públicos".

De hecho, la anterior norma que regula estas ayudas puntualiza que la condonación sería, en todo caso,  la última opción a la que deberían recurrir las entidades, ya que antes, si la situación financiera del autónomo lo permite, debería primar la ampliación de los plazos de carencia, que también se extienden en este mismo acuerdo.

Los autónomos ya pueden obtener quitas en sus préstamos ICO en la mayoría de las entidades financieras