lunes. 17.01.2022

ANTE LOS NUEVOS FRAUDES QUE SE ESTÁN PRODUCIENDO

El Banco de España ofrece consejos a los autónomos sobre cómo evitar ataques a sus cuentas bancarias

autonomos-fraude-cuenta-bancaria-banco-españa
El Banco de España alerta de nuevos ciberataques a las cuentas bancarias
El Banco de España ha emitido recientemente un informe en el que alerta y aconseja a los autónomos para evitar los nuevos fraudes enfocados en las cuentas bancarias. Además, recuerda el límite de pagos en efectivo y la prohibición de fraccionarlos.
El Banco de España ofrece consejos a los autónomos sobre cómo evitar ataques a sus cuentas bancarias

Los fraudes y, más concretamente los que se realizan a través de Internet, están cada vez más a la orden del día en nuestro país. Tanto es así, que el propio Banco de España ha emitido un informe en el que alerta del nuevo blanco de los ciberdelincuentes: las cuentas bancarias. La entidad dirigida por Pablo Hernández de Cos advirtió de que "los timadores son ahora muy sofisticados, pero más ambiciosos", ponen en peligro a todos los ciudadanos en general, pero de forma más especial a los trabajadores por cuenta propia, quienes a causa de su negocio "pueden llevar a cabo más compras online, no tener un límite de gasto en sus cuentas o que su banco les permita tener descubiertos", señalaron fuentes oficiales de la organización. 

Esos ejemplos suponen una "guardia baja" para los autónomos, ya que, en la mayoría de los casos, "no suelen fijarse en este tipo de cosas". De ahí que el Banco de España (BdE)  haya querido aunar, en un mismo documento, la información relativa a la protección de cuentas bancarias que deben tener en cuenta los profesionales para evitar ataques por parte de los ciberdelincuentes. Desde cómo gestionar las tarjetas de crédito con las que habitualmente realizan compras y las consecuentes cuentas a las que van asociadas, hasta la importancia de no permitir que una cuenta entre en números rojos. Además, la entidad ha emitido también una serie de consejos de cómo actuar en caso de que se sufra uno de estos ataques.

Por otra parte, el organismo dirigido por Hernández de Cos recordó el actual límite de pagos en efectivo, el cual modificó el Gobierno hace cuatro meses y los autónomos están obligados a cumplir. Ahora, este tipo de operaciones sólo podrán ser como máximo de 1.000 euros y no podrán dividirse, de forma que una parte se haga por transferencia y otra en efectivo. Ese método también está penalizado.

Consejos del Banco de España para proteger las cuentas bancarias

La cuenta habitual debe tener cuantías ajustadas

Una de las principales recomendaciones del organismo es que deberían tener dos cuentas bancarias, una con un saldo operativo ajustado a nuestras necesidades mensuales y otra para el ahorro. Es decir, que los autónomos introduzcan una el importe casi exacto de lo que se va a gastar, de forma que los ahorros como al estén recogidos en otra segunda cuenta que no se utilice a diario. Y es que como alertó el BdE, "el saldo de la cuenta desde la que realizamos las operaciones más frecuentes es el que más está en riesgo"

Por otra parte, los expertos del organismo aconsejaron "poner límites a las tarjetas de crédito" y, además, "que esos límites no sean elevados. Con frecuencia los límites de disposición son diarios y los profesionales podrán modificarlo en cualquier momento", explicaron desde la entidad.

Evitar los números rojos (descubiertos)

Otra recomendación importante para el Banco de España es tratar de evitar los descubiertos, es decir, que las cuentas bancarias alcancen los números rojos. De esta forma, en caso de que accedan ciberdelincuentes, no podrán aumentar el dinero robado. "No tener descubiertos es una garantía en caso de fraude. Pero, en todo caso, lo fundamental es que se informe del descubierto que podría permitir su cuenta, que los autónomos revisen sus contrato y consulten en este sentido a su entidad".

¿Cómo se evitan este tipo de ataques?

Para evitar los ataques que tienen como blanco directo las cuentas bancarias de los autónomos, el Banco de España incluyó entre sus recomendaciones usar contraseñas diferentes para cada una de las cuentas importantes. "Es imprescindible que los profesionales no utilicen para la banca online la misma clave que usas para otras cosas menos trascendentes. Esa contraseña debe ser única e intransferible" y, además, aconsejaron también cambiarla con regularidad.

Asimismo, la entidad explicó que dichas claves o contraseñas que el autónomo elije para acceder a sus cuentas bancarias "nunca deben ser enviadas ni por correo electrónico ni por cualquier otra red, ni siquiera Whatsapp. Los profesionales deben saber que su banco nunca se dirigirá a ellos para pedirle sus claves, puesto que si reciben algún mensaje en esta línea, tienen que darse de cuenta de que no son legítimos", añadieron desde la organización. Los últimos dos consejos referentes a la protección de la cuenta bancaria del BdE son teclear entero el nombre de la web del banco en vez de clicar en el nombre determinado que da el buscador, pero si es posible, "utilizar preferiblemente la aplicación"; y proteger el móvil con contraseña, huella o reconocimiento facial.

Cómo actuar en caso de ataque a una cuenta bancaria

Los tres pasos a seguir definidos por el Banco de España en caso de creer haber sido víctima de un ataque online a la banca electrónica son:

  1. Comunicarlo a la entidad bancaria correspondiente
  2. Modificar la clave de acceso de la banca electrónica
  3. Presentar una denuncia ante la Policía, Guardia Civil o en el Juzgado

Recuerda el nuevo límite de pagos en efectivo

Hace ya cuatro meses que la Ley de lucha contra el fraude fiscal superó el trámite parlamentario y la mayoría de medidas incluidas en la norma se encuentran a día de hoy en en vigor. Y precisamente, una de las bazas más importantes para el Gobierno en su ofensiva contra la evasión de impuestos es la bajada del límite permitido para pagos en efectivo, que se redujo de 2.500 a 1.000 euros y que afecta especialmente a los autónomos. 

Desde el pasado 11 de julio, ningún trabajador por cuenta propia podrá pagar ni recibir dinero en metálico por encima de los 1.000 euros. Si bien este límite afecta a todo tipo de negocios, sea cual sea su tamaño o sector e independientemente de dónde venga el pago -otro profesional o un particular-, lo cierto es que los que más manejan dinero en efectivo y venden productos con precios elevados, son, lógicamente, los que más expuestos están a saltarse este límite por voluntad de evadir o por simple desconocimiento. Sea cual sea el motivo, si la inspección detecta un pago superior a 1.000 euros realizado en metálico podrá sancionar con hasta un 25% de la base imponible de la sanción tanto al que recibe el pago como al que lo efectúa.

Prohibido fraccionar los pagos

De hecho, el Banco de España publicó recientemente un recordatorio sobre esta nueva medida y avisó a los dueños de negocios que también está prohibido fraccionar el pago, es decir, pagar una parte en efectivo y otra por transferencia bancaria. El recordatorio de la entidad dirigida por Pablo Hernández de Cos dejó entrever la firme postura de quienes tienen el deber de controlar estas transacciones e insistió en la necesidad de "estar bien informados de las nuevas leyes para evitar las multas en este sentido". Así, además de saber que la Inspección de Hacienda penalizará a aquellos profesionales que acepten o paguen en efectivo un importe superior o igual a 1.000 euros o su contravalor en moneda extranjero, también es importante tener en cuenta que lo hará sobre el total de la operación total, no sólo la parte que se pegue en efectivo. Por lo que, en caso de que un autónomo tenga que pagar una operación de 1.100 euros, y abone 200 en metálico y 900 a través de, por ejemplo una transferencia, estaría incumpliendo la norma y se enfrentaría a una sanción.  Así mismo el órgano regulador explicó que los cheques al portador, así como cualquier otro medio de pago en el que no se identifique a los intervinientes, también se consideran efectivo.

Este límite afecta a todo tipo de negocios, sea cual sea su tamaño o sector e independientemente de dónde venga el pago -otro profesional o un particular-, pero lo cierto es que los que más manejan dinero en efectivo y venden productos con precios elevados, son, lógicamente, los que más expuestos están a saltarse este límite por voluntad de evadir o por simple desconocimiento. Sea cual sea el motivo, si los inspectores detectan esta cuantía la multa es de hasta un 25% de la base imponible de la sanción tanto al que recibe el pago como al que lo efectúa.

Así se prevé en el apartado 5 del artículo 18 de la Ley antifraude "modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude". En este punto, la norma establece que la sanción por superar el límite permitido de pagos en metálico "consiste en multa pecuniaria proporcional del 25 por ciento de la base de la sanción". Y, en este caso, "la base de la sanción será la cuantía pagada en efectivo en las operaciones de importe igual o superior a 1.000 euros". De este modo, la multa a la que se enfrentan los autónomos por superar el nuevo límite establecido no se calculará sobre el importe que sobrepase el límite de 1.000 euros, sino sobre el conjunto de la operación. Por ejemplo, si un hostelero pagara a uno de sus proveedores 2.000 euros en metálico, y la inspección lo detectara, ambos se enfrentarían a una multa de 500 euros. Del mismo modo, si la transacción no fuera de 2.000 euros sino de 5.000, la sanción ascendería a 1.250 euros.

El Banco de España ofrece consejos a los autónomos sobre cómo evitar ataques a sus cuentas bancarias