Viernes. 21.09.2018

SEGÚN SPAIN STARTUP-SOUTH SUMMIT

Las claves para preparar una ronda de financiación

María Benjumea,presidenta de Spain Startup-South Summit.
María Benjumea,presidenta de Spain Startup-South Summit.

Contar con un buen equipo, elegir al inversor adecuado y analizar qué nivel de implicación tendrá en la startup son algunos de los factores a tener en cuenta antes de cerrar una ronda de financiación, según varios inversores especializados en startups consultados por Spain Startup-South Summit. 

Las claves para preparar una ronda de financiación

En cuanto al equipo, Spain Startup-South Summit destaca que antes de pensar en iniciar una ronda de financiación es fundamental que la startup cuente con un equipo de profesionales con talento que crean en la idea de negocio, en su capacidad de proyección y escalabilidad. Un equipo comprometido, con experiencia profesional y capacidad de ejecución y gestión, añade. “El equipo es lo primero que valoramos, siempre decimos que detrás de las pantallas hay personas”, señala Carina Szpilka, fundadora del fondo de venture capital K Fund VC y presidenta de Adigital.

Respecto a si es necesaria la entrada de capital externo para el crecimiento de una startup, South Summit apunta que muchos emprendedores así lo creen. Es cierto que algunas startups, sobre todo las tecnológicas, sí necesitan este empuje para “acelerar el proceso de construcción de su negocio en un tiempo menor sin esperar a que su compañía produzca los recursos necesarios de forma orgánica”, afirma Carlos Floría, del fondo de venture capital Inveready. De todas formas, “depender de continuas rondas de capital es una debilidad. Todo lo que se pueda minimizar es positivo, siempre que no ponga en riesgo el éxito del proyecto. Es un equilibrio muy complicado de conseguir y hasta cierto punto un arte”, matiza Floría.

A la hora de solicitar inversión, South Summit señala que cualquier inversor no es valido para una startup. Para José Zudaire, director general de Ascri, “depende la etapa en la que se encuentre la startup y de la cantidad de capital que busque. En fase semilla, lo ideal es contactar con aceleradoras o incubadoras. Una vez la startup tenga un modelo definido, con business angels o fondos de inversión y venture capital”. La presidenta de Spain Startup-South Summit, María Benjumea, dice que “el emprendedor tiene que hacer un importante estudio previo y dirigirse a aquel que de verdad pueda estar interesado en su startup, un consejo que damos siempre a los emprendedores en cada edición de South Summit”.

En la misma línea, Beatriz González, fundadora de Seaya Ventures, explica que “los emprendedores deben conocer de antemano a quién se enfrentan, entender muy bien qué es lo que necesitan ya que en cada etapa puede ser algo muy distinto”.

Momento de solicitar la inversión

Si se atiende al momento de solicitar la inversión, para Floría, de Inveready, “el ideal sería paradójicamente cuando menos se necesita, porque se podrán obtener las mejores condiciones, buscar el mejor partner y destinar el capital a generar mayor valor, en vez de asegurar la supervivencia del negocio”.

En el inicio del proyecto, Floría recomienda “optar por recursos propios del fundador y los famosos Friends, Familly & Fool’s (FFF’s), porque en esta fase lo primero que va a pedir cualquier inversor es que tú mismo hayas apostado fuerte por tu propio proyecto”. Tras las primeras fases de la startup, “cuando ya se está demostrando tracción, atractivo y validación para los clientes en el mercado, se puede acudir a un business angel”. Después de la fase de mayor riesgo, Carlos Floría aconseja “un inversor institucional, por ejemplo, un venture capital”.

Una vez que la compañía es solvente “los emprendedores pueden acceder a un tipo de inversores más conservadores pero que exigen unos retornos menos agresivos, como la financiación bancaria” concluye.

Elección de la fórmula de inversión

En cuanto a la elección de la de la fórmula de inversión, Zudaire considera que “la fase puede determinar la fórmula de financiación, aunque no necesariamente. Además, hay que tener en cuenta fórmulas como el crowdfunding o media for equity, que se suman a las tradicionales y completan la aportación de recursos y gestión que realizan los fondos de venture capital”.

Por otro lado, ¿una startup endeudada debe acudir a una ronda de financiación? Según afirma Rodolfo Carpentier, de Digital Assets Deployment, “los inversores esperan que la startup tenga deudas, pero no que éstas la incapaciten para seguir operando, aunque hay arriesgados que sí lo hacen, pero negociando a la baja las valoraciones”.

Respecto a la gestión e implicación del inversor en la startup, según Spain Startup es uno de los aspectos que requiere mayor reflexión en el momento de preparación de una ronda de inversión. Floría asegura que “lo ideal es no acudir nunca a un inversor, porque cada vez que dejas entrar a alguien en tu compañía es una venta parcial y una cesión de parte de la propiedad y el control. Aunque, acudir a un inversor es una opción que tiene todo el sentido en muchas ocasiones; eso sí, hay que elegir el momento y el inversor correctos”.

Para Szpilka, de K Fund VC, “los emprendedores tienen que ser los que decidan qué es mejor para su empresa. Para K Fund es importante estar alineado con ellos, pero no participamos en la gestión de su negocio”.

Expansión internacional

Asimismo, tener en mente un plan de expansión internacional es importante a la hora de plantearse una ronda de financiación y ser más atractivos para los inversores. Liz Fleming, de Adara Ventures, fondo de inversión especializado en Deep Tech, sostiene que todas las empresas de su cartera nacen con el objetivo de operar en mercados globales, "así que lo tienen previsto desde el primer día y eso es muy importante para nosotros a la hora de evaluar un proyecto”.

Cuando se tiene clara la necesidad de entrada de capital externo en la startup, hay que analizar en profundidad el proyecto para “acudir al inversor con una propuesta de la cantidad de capital necesario y un plan de negocio que justifique la necesidad de la ampliación y la rentabilidad futura para el inversor”, apunta Carpentier, de Digital Assets Deployment. Por último, South Summit pone de relieve que se puede entrar en contacto con inversores a través de aceleradoras, incubadoras, fondos de inversión o encuentros clave del ecosistema emprendedor como el que organizan. 

Las claves para preparar una ronda de financiación