miércoles. 30.09.2020

LOS EXPERTOS DAN ALGUNAS CLAVES

Consejos para intentar mantenerse a flote a pesar de la caída de ingresos

Consejos para intentar mantenerse a flote a pesar de la caída de ingresos

La crisis del coronavirus ha provocado caídas en la facturación del 60% en muchos sectores. En algunos casos, incluso más. Expertos en economía y finanzas ofrecen algunos consejos para intentar mantener a flote un negocio, a pesar de la caída de ingresos.

Consejos para intentar mantenerse a flote a pesar de la caída de ingresos

A día de hoy son ya 280.000 autónomos los que se han visto obligados a cerrar la persiana desde el confinamiento, o se han encontrado con unas ventas tan bajas que no les ha merecido la pena abrir. Los nuevos brotes del Covid-19 continúan poniendo contra las cuerdas a los trabajadores por cuenta propia que, muchas veces, se ven obligados a hacer frente a sus pagos sin percibir ningún tipo de ingreso.

Según alertó Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), "la caída media en la facturación de los autónomos ya alcanza el 60%". Y lo peor podría llegar de aquí a unos meses. Según el presidente de ATA, la situación de muchos negocios se tornará aún más crítica con la llegada del otoño. "La economía alcanzará sus peores cifras en los próximos meses”, aseguró Lorenzo Amor.

Claves para mantener a flote los negocios

Ante esta situación de inestabilidad económica, los expertos del Consejo General de Economistas (CGE)  proponen una serie de claves para intentar mantener a flote los negocios y superar esta crisis sin precedentes. Su presidente, Valentín Pich, explicó a este medio digital cuatro escenarios que los autónomos deben tener en cuenta para intentar mantener su actividad.

1. Análisis crítico y realista de su situación

Lo primero que un autónomo debe llevar a cabo es “un estudio en el que analice, de forma crítica y realista, la situación en la que se encuentra su negocio”, aseguró el presidente del Consejo de Economistas. “Los trabajadores por cuenta propia deben conocer tanto su capacidad financiera como el equipo de profesionales con el que pueden contar”, añadió.

Algo también muy importante, según Pich, es la situación financiera en la que el negocio se encontraba antes de la pandemia. “Aunque esto puede variar mucho en función del sector en el que desarrolle su actividad el autónomo, analizar su situación previa a la pandemia  le ayudará a hacer un plan más profundo y a largo plazo”.

Además, el experto quiso hacer hincapié en lo importante que es estudiar la responsabilidad que se tendría en caso de tener que cerrar el negocio. “Hay que tener cuidado porque, en caso de quiebra, lo que estaría en juego sería todo el patrimonio del autónomo. Es por ello que cualquier decisión, como pedir financiación o sacar a un empleado del ERTE debe tenerse en cuenta valorando todos y cada uno de los aspectos del negocio. Sólo así es posible dar con la estrategia más acertada”, explicó el presidente del Consejo de Economistas.

2_ Recordar a los clientes que sigues ahí

El segundo punto que enunció Pich, se refiere al trato con los clientes, e incluso, con los propios empleados. “Es imprescindible cuidar todos los frentes de un negocio, y éstos no son otros que el público al que te diriges y el personal que trabaja de cara a él”, explicó el presidente del CGE. Es bueno llamar, mandar un correo electrónico o un whastapp a los clientes actuales, a los pasados y a los posibles futuros, explicándoles que el negocio sigue en marcha. No dejar que se olviden de él.

Para el experto, esto es una de las estrategias más importantes para relanzar un negocio en los peores momentos. “Aunque sólo puedas prestar un servicio con el que lejos de sacar rentabilidad, estás perdiendo dinero, tienes que darlo. Los clientes, aunque sean muy pocos, tienen que ver que sigues ahí, a pesar de todo”, comentó Pich.

3_ Renegociar condiciones con los proveedores

Otra de las claves más importantes para el mantenimiento de un negocio y que más tiene que ver con los beneficios es el ahorro de costes. "El autónomo debe renegociar las condiciones con sus proveedores desde una posición de poder", enunció Pich. Y esto no es otra cosa que recordar que, a pesar de todo, es el trabajador por cuenta propia el que paga y puede negociar por lo que compra.

"La negociación y el trato amigable con los proveedores son fundamentales para el desarrollo de la actividad económica, y más en estos momentos en los que es probable que esté estancada", explicó el experto. Los trabajadores autónomos necesitan más que nunca buscar soluciones consensuadas con aquellos que les suministran los elementos con los que trabaja.

4_ Reinventarse para mantener vivo el negocio

Por último, el presidente de CGE hizo alusión a la reinvención. No obstante, quiso aclarar el término: "reinventarse no siempre quiere decir dejar de hacer lo que hacías, sino introducir un factor novedoso a tu trabajo rutinario", explicó. De esta forma, los autónomos deben buscar en su actividad cualquier "resquicio que ayude a su negocio a mantenerse vivo".

Además, Pich aseguró que reinventar un negocio tampoco tiene por qué ir directamente relacionado con el propósito de ganar dinero de forma rápida o a corto plazo, sino  que  "puede tratarse de una estrategia que, a largo plazo, contribuya a la recuperación de tu actividad".

Para el presidente de los economistas "mantener viva la llama" es algo que el trabajador autónomo debe buscar siempre, "incluso en los momentos de inactividad total como los que están sufriendo algunos sectores. Ahora es momento de darle una vuelta al modelo de negocio, dedicarle el tiempo que antes no tenías para buscar la forma de crecer", aseguró Valentín Pich.

Además de estos consejos hay alguno más clásico pero no, por ello, menos necesario. Se trata de la reducción de costes. Es necesario realizar un recuento de los costes fijos y los variables. Después, analizar cuáles son imprescindibles y cuales no. Obviamente, un negocio debe ajustar sus gastos a sus ingresos y tener siempre en cuenta que, a menos ingresos, debería haber también menos gastos. Siempre se puede recortar y no siempre a  costa del personal, si es que el autónomo lo tiene. Es una tarea de revisión que. algunas veces, permite bajar los gastos. 

Y dentro de la reducción de costes están los suministros. Actualmente las compañías eléctricas, del gas, de telefonía o del agua están dispuestas a estudiar el consumo y ajustar sus tarifas. Y siempre está la alternativa de cambiar de compañía incluso de buscar ofertas que en este momento se están lanzando.

Hay que recordar que los ERTEs son transitorios 

Bien es cierto que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), han supuesto un importante balón de oxígeno para el colectivo de autónomos con empleados a su cargo. No obstante, según el presidente de el Consejo de Economistas "hay que tener muy claro que es una medida temporal a la que el autónomo no debe acostumbrarse".

Los ERTEs han supuesto un gran ahorro para muchos autónomos, y les han ayudado a  mantener sus negocios. "Sin embargo, no hay que entender el ERTE como un derecho sino tan sólo como lo que es: una medida temporal para hacer frente a una situación puntual", añadió Pitch.

Con esta afirmación, el experto quiso hacer hincapié en que el autónomo "tiene que tirar de sus fuerzas, no pensando en vivir de ayudas ya que, por muy mal que vayan las cosas, a ellos siempre se les obliga a responder. En definitiva, no hay que acomodarse a ésta ni a otra medida, porque un negocio no puede plantear su viabilidad en base a ninguna ayuda"

El Gobierno debe continuar las medidas de apoyo

Tras enunciar algunas claves que los trabajadores por cuenta propia deben implementar en su gestión para tratar de sobrevivir a esta crisis, todos los expertos coinciden en que el verdadero peso de esa recuperación dependerá del Gobierno

Para Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, "el Ejecutivo tiene el poder de proteger al colectivo y seguir fomentando empleo. Los trabajadores autónomos tienen un peso muy importante en el tejido productivo del país, y no ayudarles sería tirar por tierra millones de trabajos", aseguró Pedraza.

"Una de las medidas más relevantes para estos trabajadores sería la bajada de sus cuotas. Muchos autónomos están dándose de baja ya que, al no facturar, no tienen con qué hacer frente a ese gasto mensual que les supone ser autónomo", explicó el presidente. "Con eso, lo único que se consigue es alejar a los emprendedores del mercado y minimizar la oferta de empleo". 

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), elaboró un decálogo de medidas que el Gobierno debe implementar para ayudar al colectivo de autónomos y garantizar su supervivencia

  1. Prórroga de los ERTES hasta el 1 de abril de 2021.
  2. Prórroga del Cese de Actividad Ordinario “especial” (compatible con la actividad) hasta el 1 de abril de 2021.
  3. Restablecer la Prestación Extraordinaria por Cese de Actividad para todos los autónomos no beneficiarios de la Ordinaria que se vean afectados por restricciones a su actividad debido a los rebrotes.
  4. Establecer una reducción de la cotización en la cuota de aquellos autónomos con una caída igual o superior al 50% en el tercer trimestre 2020 con respecto al mismo trimestre de 2019 hasta el 1 de abril de 2021.
  5. Extender las líneas ICO de liquidez hasta el 1 de abril de 2021 y prolongar el periodo de carencia hasta 24 meses.
  6. Reducción temporal de IVA hasta el al 50% del tipo en hostelería, turismo, cultura, peluquería y gimnasios.
  7. Prorrogar los aplazamientos de automáticos de impuestos hasta el 1 de abril de 2021.
  8. Deducción fiscal a los autónomos en el IRPF y empresas en impuestos de sociedades que hayan mantenido el nivel de empleo en 2020.
  9. Prórroga de los límites de módulos hasta 2022 y mantener la posibilidad temporal de renuncia a módulos durante 2021.
  10. Creación de una red de mentores empresarial para la prevención de quiebra y la reorientación de los negocios de autónomos mediante su digitalización y capacitación del autónomo en dicho entorno.

Consejos para intentar mantenerse a flote a pesar de la caída de ingresos