lunes. 18.01.2021

POR LAS COMPROBACIONES DE LA AGENCIA TRIBUTARIA

Las dificultades de los autónomos para deducirse las dietas de comida

Los autónomos pueden deducirse 26,67 euros diarios por las comidas que hagan fuera de casa. Sin embargo, la Agencia Tributaria está poniendo trabas.

Las dificultades de los autónomos para deducirse las dietas de comida

Los autónomos están teniendo dificultades para acceder a las deducciones por las comidas que hacen fuera de casa. La norma les permite acceder a una desgravación de hasta 26,67 euros al día por gastos de manutención en su declaración de la RENTA. Sin embargo, muchos no están pudiendo acceder a ellas, debido a los requisitos que ha impuesto la Agencia Tributaria.

“Es un problema recurrente para los trabajadores por cuenta propia porque, si bien la Ley del Trabajo Autónomo recoge esta deducción de los gastos por dietas y establece una serie requisitos para acceder a ella, lo cierto es que en la práctica muchos autónomos están teniendo dificultades para hacerlo. Como en cualquier desgravación, la Agencia Tributaria tiene sus propias normas y puede exigir más información y requisitos de los que alude en la norma para confirmar que ese gasto está realmente asociado a su actividad” explicó Arturo Jiménez, director del Gabinete de Estudios en Asociación Española de Asesores Fiscales, (AEDAF).

La deducción de los gastos de manutención para los autónomos fue una de las novedades que trajo la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que entró en vigor en enero de 2018. La norma permite a los trabajadores por cuenta propia desgravarse los gastos por dietas hasta 26,67 euros diarios, si realizan la comida en un bar o restaurante, y hasta los 48,08 euros si comen en un local del extranjero. Dichas cantidades pueden llegar a duplicarse, si por consecuencia del desplazamiento, tienen que dormir fuera, es decir, tienen que pernoctar.

Se trata de una ayuda fiscal por el coste de su manutención diaria con la que se reducía un poco más la brecha que existe en España entre asalariados y autónomos. Ya que, aparte de reconocer que los autónomos también tenían el mismo derecho que los trabajadores por cuenta ajena en dietas, establecía para ambos el mismo importe deducible. Sin embargo, y a pesar de que han pasado casi dos años, los trabajadores por cuenta propia siguen teniendo dificultades para acceder a ella.

Se les está exigiendo factura de la comida

Precisamente, son las comprobaciones y el requerimiento de más información a posteriori lo que está impidiendo a los autónomos acceder a una deducción a la que, por ley, tienen derecho. “Para que los autónomos puedan deducirse los gastos por comida, el requisito fundamental es que estén asociados a la actividad. Por eso, Hacienda les requiere más información en cuanto a ese ticket, para comprobar que se ha realizado durante el empeño de su actividad, si está asociado a algún tipo de ingreso o cliente, o cualquier tipo de circunstancia" declaró Jiménez.

Según establece la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, un trabajador por cuenta propia puede acceder a esta deducción de 26,67 euros o 48,08 euros, en función de sus circunstancias, y siempre y cuando hayan efectuado esa comida en un bar o restaurante, y hayan pagado con tarjeta, ya que de esta forma la transacción queda registrada en el apunte bancario, incluyendo el tipo de establecimiento y su CIF.

En principio, la ley no dice nada más y debería valer con el comprobante de que se ha hecho el pago mediante tarjeta, ya que en el apunte queda reflejado tanto el autónomo que ha hecho el pago como el restaurante que lo ha recibido. Aún con todo, muchos autónomos se han encontrado con que Hacienda exige una factura para poder acceder a la deducción. “No es que un autónomo no pueda deducirse los gastos de dietas acreditando solo un tique, lo que ocurre es que la Administración Tributaria, en su afán de comprobar el uso de esos gastos, puede exigir más información, como por ejemplo la factura de la comida”. apuntó el experto fiscal.

A su modo de ver, “con independencia de lo que diga la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, luego están las normas comunes de IRPF que aplica Hacienda a los gastos deducibles. Y en este sentido, un autónomo para deducirse cualquier gasto tiene siempre que tener su factura” apuntó Jiménez. 

Aumentan las comprobaciones de gastos a posteriori

El abogado laboralista, Alberto Ara, coincidió con el experto fiscal Arturo Jiménez, en que los autónomos están teniendo dificultades para acceder a los deducciones por comidas. Según Ara, los problemas aparecen principalmente en las comprobaciones que hace la Agencia Tributaria a posteriori.

“Cada vez son más comunes las comprobaciones sobre gastos que realiza Hacienda. Su objetivo es certificar que esa deducción está justificada y, para ello, suelen pedir pruebas. Para Hacienda parece que eres un defraudador hasta que no se demuestre lo contrario”, aseguró el abogado. Quien denunció además que “una cosa es lo que dice la norma, y luego otra muy distinta es cómo operan las oficinas de gestión tributaria”.

En este sentido, el director del Gabinete de Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales, (AEDAF), Arturo Jiménez, dio algunos consejos para poder deducirse las dietas y no tener problemas con la agencia tributaria: pagar con tarjeta, anotarlo en su libro de registros correspondiente y pedir una factura. “La clave es que en un futuro se pueda acreditar que esa comida está justificada, mediante la presentación de alguna prueba documental, o de algún tipo de ingreso o justificante del viaje. Cualquier prueba que de verosimilitud al gasto”.

Por último, también recomendó guardar bien todos los papeles.La Agencia Tributaria tiene hasta cuatro años para comprobar que este tipo de datos, puede ser que dentro de tres años comprueben una comida que hiciste el martes pasado. Por eso, siempre es recomendable tenerlo todo formalmente bien hecho, para que coincidan”.

Tienen problemas para acceder a las deducciones en “general”

Los problemas que tienen los autónomos para deducirse los gastos por comidas no es un hecho aislado. Según el abogado laboralista, Alberto Ara, los trabajadores por cuenta propia tienen problemas para deducirse los gastos “en general”. Este experto contó como uno de sus clientes estaba teniendo problemas ahora mismo por la compra de un ordenador: “adquirió un nuevo portátil para la empresa y está teniendo problemas a la hora de justificar el gasto”.

Incluso él mismo, como autónomo y abogado, en el desempeño de su profesión ha tenido problemas para acceder a deducciones. “Tuve que viajar a Madrid por un juicio y me desgravé los billetes del AVE. El problema es que éstos no son nominativos, es decir, tu puedes comprar un billete y lo puede utilizar cualquier otra personas. Esto se ha convertido en un problema, porque aunque presente los papeles del juicio, que justifican mi desplazamiento, Hacienda responde que lo único que he acreditado es mi presencia en Madrid y no el uso del billete”, denunció Ara.

Los autónomos no recurren a la Agencia Tributaria por el coste

Otra de las dificultades que presenta no poder acreditar a la primera los gastos de una deducción a la que los autónomos tienen derecho es incurrir en un proceso contencioso-administrativo con la Agencia Tributaria. Según expone el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), en un comunicado, “sólo el 7,3% de los actos de la Agencia Tributaria fueron reclamados por los contribuyentes, principalmente, porque algunas liquidaciones de importes menores o denegaciones de aplazamientos o recursos se consienten y no son reclamados".

Esto es porque a los autónomos "no les sale casi nunca a cuenta reclamar. En primer lugar porque, hacerlo, ya supone un mínimo de unos 3.000 euros en gastos jurídicos. Eso ya disuade a la mayoría, porque muchas veces lo que puede obtener el autónomo si gana la reclamación económico administrativa, es menos de lo que está gastando. Eso sin contar la incertidumbre de que, en muchos casos, puede perder el recurso", explicó Domingo Gallego, asesor fiscal.

Las dificultades de los autónomos para deducirse las dietas de comida