jueves. 02.07.2020

SE TIENEN EN CUENTA LOS ÚLTIMOS 25 AÑOS COTIZADOS

¿Qué edad límite tienen los autónomos para poder mejorar su pensión?

¿Qué edad límite tienen los autónomos para poder mejorar su pensión?
Siete de cada diez autónomos cotizan por la base mínima, eso les supone bajas prestaciones presentes y futuras. Pero siempre se puede mejorar la pensión. ¿Cuál es el momento límite?
¿Qué edad límite tienen los autónomos para poder mejorar su pensión?

Desde hace años, la Seguridad Social ha ido extendiendo el tiempo que tiene en cuenta para el cálculo de la pensión de autónomos y asalariados. A día de hoy, la prestación por jubilación depende de los últimos 25 años cotizados. Cuestión que ha suscitado debate y que ha servido de hilo conductor para el último informe elaborado por la Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada),  "Normativa de cotización y pensiones de trabajadores autónomos en España: ¿Se incentiva al ahorro de ciclo vital?". 

En el estudio dirigido por el Doctor en Economía por la Universidad Carlos III de Madrid y Analista Financiero, Alfonso Sánchez, se intentan demostrar dos tesis: la primera, que el sistema - la Seguridad Social- desincentiva la cotización de los autónomos por bases superiores a la mínima , la segunda , que existe una "edad óptima"o quizá límite para que los trabajadores por cuenta propia suban la base por la que cotizan y 'maximicen el rendimiento' de sus aportaciones.

Es, sin duda, la segunda de las tesis planteadas por el catedrático la que más inquieta a los autónomos. La mayoría cotizan por la base mínima pero, si quisieran dejar de hacerlo ¿habría un momento óptimo o quizá límite para empezar a contribuir al sistema por bases superiores? El desconocimiento de las prestaciones a las que da acceso la cuota a la Seguridad Social hace que muchos trabajadores por cuenta propia elijan bases muy inferiores a las que ciertamente podrían asumir, muchas veces por desconocimiento de los beneficios que tendría aportar más al sistema para sus coberturas presentes y futuras.

Mientras que, según el informe El trabajador autónomo ante la previsión social, elaborado por ATA para Fundación Mapfre, sólo el 8% de los afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) cotiza por bases superiores a los 2.000 euros -y casi nueve de cada diez lo hacen por la base mínima-,  los datos de Hacienda revelan que un 33% declara en su IRPF rendimientos netos superiores a los 30.000 euros.

Por tanto, son muchos los que podrían subir sus bases y no lo hacen. Y aquí es cuando entra en juego la eterna pregunta que se hacen cientos de miles de autónomos ¿Existe una edad ideal para empezar a aumentar mi contribución a la Seguridad Social? Y de existir, ¿Cuál es? 

La edad 'óptima' para aumentar la base de cotización

En el estudio de  Fedea se habla de una edad 'óptima' para que el autónomo aumente su base de cotización. En este caso, la utilización del término óptimo no es casual. Lo que el profesor y analista financiero Alfonso Sánchez intenta demostrar es que, si bien hay una edad en la que empezar a cotizar más traerá beneficios para el autónomo, hay otras que pagar más no renta de cara a la futura pensión de jubilación. 

El informe de Fedea realiza una especie de "ingeniería financiera" centrándose únicamente en el momento ideal para que el autónomo mejore su prestación de jubilación. Sin embargo, aumentar la base por la que se cotiza no sólo sirve para asegurar el futuro del autónomo, también su presente. Cese de actividad, Incapacidad temporal por enfermedad o por accidente, viudedad, orfandad, son contingencias de las que nadie, ni siquiera los autónomos, están libres de padecer y que cuya prestación depende de lo que se cotiza en el momento actual..

Por tanto, podría existir una edad límite para maximizar el beneficio de lo que cotiza el autónomo de cara a su jubilación pero esta edad ideal no existe para el resto de prestaciones. Cualquier subida en la cuota hará que el trabajador por cuenta propia cobre mejor prestación si, por ejemplo, se ve obligado a dejar un tiempo el negocio por una enfermedad, o si se ve empujado a echar el cierre definitivo y necesita un sustento -el cese de actividad o paro del autónomo- hasta que encuentre la forma de volver a obtener ingresos. 

La edad límite para mejorar la jubilación es a partir de los 42 años

Según el estudio, si un autónomo planea retirarse a los 67 años -edad mínima que se establecerá a partir de 2027- , debería empezar a plantearse bases más elevadas a partir de los 42 años. Y esto es porque la Seguridad Social sólo tiene en cuenta los últimos 25 años cotizados por el autónomo para calcular su pensión.

Con los datos sobre la mesa, sólo es cuestión de hacer cálculos. La edad mínima legal para jubilarse aumenta progresivamente cada año. Así, si en 2019, es de 65 años y ocho meses; en 2020, será de 65 años y 10 meses; en 2021, de 66 años; en 2022, de 66 años y dos meses; y así va aumentando dos meses por año hasta llegar a 2027, cuando la edad de jubilación llegará a su tope de 67 años. Si se le resta a estos 67 años de edad legal para jubilarse, los 25 últimos que la Seguridad Social tienen en cuenta para el cálculo de la pensión, la edad 'óptima' estará en los 42 años si se quiere comenzar a subir las bases.

Por tanto, los que hayan nacido entre 1.979 y 1.985 tendrán entre este próximo año y el 2027 para cambiar su base entre los 41 años - para los nacidos entre 1.979 y 1985- y los 42 -para los nacidos a partir de 1.985-.  Sin embargo sólo los que hayan nacido después de 1.979 podrán comenzar a subir sus cuotas en el momento 'idóneo' para aprovechar los últimos 25 años antes de la jubilación a los 67. El resto siempre podrá cotizar más en algún momento de su carrera aunque la Seguridad Social ha establecido algunas limitaciones con el fin de que los autónomos no puedan "comprar" su pensión al final de su vida laboral.

Lo que viene a decir Fedea es que, al tenerse en cuenta sólo los últimos 25 años cotizados, el autónomo que haya comenzado su carrera profesional pagando la cuota mínima y, a partir de los 42 años,  se haya subido de golpe a la máxima, tendrá exactamente la misma jubilación que un autónomo que haya cotizado siempre por la cuota máxima. 

Sin embargo, hay otro factor a tener en cuenta según los expertos y es que la legislación no es estática. Y planear la cotización de toda una vida en base a la supervivencia de una ley que puede cambiar no es del todo seguro. Desde hace tiempo y en diferentes Gobiernos se ha barajado la posibilidad de que la Seguridad Social comience a tener en cuenta todos los años cotizados para calcular la pensión, desde el inicio de la vida profesional hasta el momento de la jubilación. Si la medida se pusiese en marcha -y no es descartable-, muchos autónomo que intenten buscar el momento óptimo para aumentar sus cotizaciones pueden verse gravemente afectados por los años en los que pagaron cuotas pequeñas. ATA, por ejemplo, también está a favor de que se utilice toda la vida laboral de los trabajadores para calcular sus pensiones e incluso ha propuesto que se elijan los mejores años y los peores para hallar una media equitativa. 

A partir de los 47 se complica la cosa

Otro factor a tener en cuenta es que, los que no hayan subido sus cotizaciones antes de los 42 años, a partir de los 47 años, ya no podrán pasar a cotizar por bases superiores a los 2.052,00 euros mensuales, a menos que antes de esa edad ya estuvieran cotizando por una base igual o más alta. Si la base de cotización antes de esa edad ha sido inferior a 2.052 euros mensuales podrán elegir entre una base comprendida entre la mínima de 944,4 euros y una base no superior a los 2.077,8.

Como se ha dicho, la Seguridad Social pretende con este límite impedir que los autónomos que han contribuido poco al sistema logren pensiones altas con sólo cotizar los últimos años de su vida laboral.

El estudio de Fundae también afirma que el sistema público desincentiva la cotización por bases altas porque, a día de hoy, la mínima es la que mayor retorno tiene para el autónomo. Aunque esto ha sido puesto en duda por varios expertos, dado que impera el axioma de que "a más cotización mayor prestación", hay algo que a dichos expertos consultados por este medio les da que pensar: existe un límite en el que subir más la base de cotización no eleva más la pensión.

La base máxima de cotización es de 4.070,10 euros mensuales. Sin embargo, la pensión máxima en España es de 2.580,01 €/mes. Esto quiere decir  que, a partir de los 2.500 euros de base, y sólo de cara a la jubilación, el autónomo como el asalariado estará aportando más de lo que recibirá cuando le llegue el retiro. Desde las asociaciones de autónomos siguen pidiendo que se eliminen los topes de la prestación y que permitan cotizar más permitiendo obtener mayores prestaciones. 

Sin embargo, y con todos los pros y los contras, el sistema público de pensiones español sigue siendo -según expertos y organizaciones representativas- el que mayor rentabilidad aporta al autónomo de cara a su jubilación. Desde  ATA se ha insistido en que, tras el de Luxemburgo, es el que más prestaciones sociales ofrece al colectivo. Y centrándose en la jubilación, el presidente de esta federación, Lorenzo Amor, ha propuesto en varias ocasiones un cálculo muy sencillo. Se trata de multiplicar, primero, los años durante los que pagarán su cuota la mayoría de autónomos. Si se toma la base mínima, un trabajador por cuenta propia tendría que cotizar 35 años, los necesarios en 2019 para acceder al 100% de la pensión. Basta con multiplicar los 283 euros de cuota mensual, por los 12 meses que tiene cada año, y por 35 años para saber que este autónomo aportará al sistema alrededor de 118.860 euros durante toda su vida laboral. Por otro lado, y dado que la esperanza de vida son 84 años, podría disfrutar de una pensión de 944,4 euros mensuales, con 14 pagas anuales y durante 18 años.  Esto deja como resultado un ingreso de 237.998 euros.. Es decir, un autónomo que cotiza por la mínima cobraría de pensión (237.998 euros) más del doble de los que ha aportado (118.860 euros). Ningún plan de pensiones privado, a día de hoy, ofrece este retorno, ni tampoco son productos vitalicios. 

¿Qué edad límite tienen los autónomos para poder mejorar su pensión?