Los expertos analizan la situación actual de estos activos

¿Es una oportunidad o un mal momento para que los autónomos inviertan ahora en criptomonedas?

Las criptomonedas se mantienen en valores hasta tres veces más bajos de los máximos alcanzados a finales del año pasado. Los expertos analizan si es un buen momento para que los autónomos inviertan en estos activos aprovechando la actual caída.
autonomos-inversion-bitcoin
¿Es una oportunidad o un mal momento para que los autónomos inviertan ahora en criptomonedas?
¿Es una oportunidad o un mal momento para que los autónomos inviertan ahora en criptomonedas?

En pocos días comenzará el cuarto y último trimestre del año y la situación de las criptomonedas sigue sin mostrar cambios significativos en su cotización desde la última gran caída, que se produjo antes de este verano. Ahora mismo, el precio del Bitcoin se mantiene en torno a los 22.000 dólares, valor sustancialmente inferior a los máximos alcanzados en noviembre del 2021, cuando superó los 60.000.

A pesar de todo, entre rebotes y caídas, la criptomoneda más importante empieza a tener leves repuntes y a situarse en cifras que no se veían desde el mes de agosto. Por su parte, Ethereum parece iniciar también una subida, en un movimiento que no sorprende a los expertos, puesto que es lo habitual cuando Bitcoin avanza y tira del mercado. 

En este contexto, muchos autónomos que cuentan con algo de liquidez y buscan alternativas a la inversión tradicional se plantean si es un buen momento para invertir en criptomonedas, ahora que su cotización sigue baja respecto a las cifras de 2021 o principios de 2022.  Según los expertos, aunque haya avances en la evolución de estos activos digitales, los inversores se muestran prudentes ya que el entorno macroeconómico no invita a arriesgarse. La crisis energética se mantiene en Europa, agravada por las sanciones de Alemania a Rusia, que han derivado en el cierre del gasoducto NordStream, disparando el precio del gas y desatando las protestas en el país.

En un momento crítico para Europa, los inversores huyen de los activos de riesgo, pues no son pocos quienes temen una recesión de, como mínimo, un año de duración. El escenario es preocupante, con una inflación que supera el 9% y que empuja a un gran número de inversores a deshacerse rápidamente de los activos de riesgo. A pesar de todo, apuntan los expertos, las criptomonedas pueden seguir siendo una buena opción para inversores con tolerancia al riesgo que buscan mantener sus inversiones a largo plazo.

Hay que tener en cuenta los ciclos de los mercados

Aunque la situación actual de la economía y la de las criptomonedas no invita al optimismo, los expertos de distintas plataformas de criptoactivos señalan que, desde sus inicios, el mercado de las criptomonedas ha experimentado varias fases al alza y a la baja, por lo que esta situación no ha cogido desprevenidos a quienes llevan tiempo inmersos en este mercado y se muestran más hábiles gracias a la experiencia. Tampoco tendría por qué ser un motivo para dejar de invertir -siempre con un buen asesoramiento e información- en este tipo de activos, ya que un mercado a la baja siempre puede verse como una oportunidad de comprar barato frente a posibles nuevas alzas.

Para invertir en cualquier mercado, pero especialmente en este, según apuntan los expertos, es fundamental mantener la cabeza fría ante las fluctuaciones en los precios. Esto es lo único que permitirá afrontar con éxito un nuevo escenario bajista, ya que el endurecimiento de la política monetaria y el aumento de las tasas de interés, conlleva a la disminución de la demanda de los consumidores y una más que probable caída de los mercados de renta variable que, debido a su correlación con el precio de la criptomoneda, daría lugar a una caída aún mayor de Bitcoin.

El ejemplo de El Salvador frente a MicroStrategy

A la hora de lanzarse a invertir en este tipo de criptomonedas resulta fundamental conocer las posibles recompensas, pero especialmente los riesgos y fracasos. Se  cumple ahora un año de la adopción de la criptomoneda como moneda de curso legal por El Salvador, de la mano de su presidente Nayib Bukele, quien se lanzó entusiasmado a esta aventura en pleno auge de la criptomoneda, cuando nadie adivinaba la debacle que se sucedería a final de año.

Por desgracia, la gran pérdida de valor de la criptomoneda ha puesto al país en serios apuros, que ya fue advertido por el FMI de lo arriesgado de su empresa, oponiéndose frontalmente a otorgarle el status de moneda de curso legal e informando a Bukele del impacto negativo que su decisión tendría en la estabilidad e integridad financiera del país. A ello se le suma ahora la rebaja de las agencias financiera crediticias, quienes han disminuido su calificación a “C”, con una perspectiva muy negativa.

A pesar de este ejemplo de fracaso -al menos, por el momento- también hay quienes aprovechan estas caídas para aumentar su cartera de criptoactivos confiando que volverán a subir. Sin ir más lejos, MicroStrategy, uno de los mayores holders de Bitcoin, no pierde la confianza en la criptomoneda.

Recientemente se ha conocido que, aunque cuenta con alrededor de 130.000 bitcoins en su haber, planea una nueva compra de la criptomoneda en una cifra que rondaría los 500 millones de dólares, manifestando además su intención de seguir comprando en el futuro.

Previsión para Bitcoin

Desde principios de año, la criptomoneda no ha dejado de perder valor al tiempo que los bancos centrales han endurecido su política monetaria, tratando de poner freno a la alta inflación. En opinión de algunos analistas, dada la actual situación y con una crisis energética que va en aumento, puede no ser el momento apropiado para apostar por los activos de riesgo.

Lejos quedan ahora las cifras astronómicas que los expertos auguraban para Bitcoin a finales de 2021 y que algunos cifraban en unos optimistas 100.000 dólares.

Una vez visto el fracaso de tales predicciones, es importante recordar al inversor que las criptomonedas son activos extremadamente volátiles y que aunque han proliferado los inversores que, desde la pandemia, han obtenido un gran beneficio, son muchos también los que han perdido grandes fortunas.  No hay que olvidar pues, en situaciones donde es fácil dejarse arrastrar por la euforia del momento, que la prudencia, y quizá una visión de inversión a largo plazo, podrían ser mejores consejeras para resguardar el capital,

¿Es una oportunidad o un mal momento para que los autónomos inviertan ahora en criptomonedas?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad