jueves. 12.12.2019

UNA TRANSICIÓN SUAVE AL SISTEMA DE ESTIMACIÓN DIRECTA

Hacienda prorroga otro año los módulos para el transporte y podría ser el último

Hacienda prorroga otro año los módulos para el transporte y podría ser el último
El Gobierno tiene previsto aprobar el próximo 27 de diciembre una prórroga del actual sistema de módulos que afecta los autónomos del transporte. Aunque en el sector se temen que será la última antes de pasar a un sistema de declaración por estimación directa. 
Hacienda prorroga otro año los módulos para el transporte y podría ser el último

Las negociaciones que ha mantenido ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) con el Ministerio de Hacienda en estos últimos días parece que han dado su fruto y probablemente el próximo 27 de diciembre el Gobierno apruebe una nueva prórroga –la cuarta en cuatro años- de los módulos, que afectan a los autónomos transportistas. Si es así, se quedarían como están durante todo el 2020.

Con la reforma tributaría del 2015 se estableció que los módulos para el conjunto de actividades pasarían de un límite de facturación de 250.000 euros a 150.000 euros, y de 125.000 euros a 75.000 euros de máximo, para quienes facturen a otros empresarios y profesionales, como es el caso de los autónomos transportistas. Pero Hacienda, como hizo también el año pasado, ha entendido que bajar el límite de facturación a 75.000 euros para que un transportista autónomo pueda acogerse al sistema de módulos obligaría a muchos profesionales del sector a pasar de golpe al sistema de tributación directa –ya que el 40% de su facturación se lo lleva el carburante-, lo que les supondría una carga impositiva superior a los 3.000 euros en un solo año y, en muchos casos, tener que dejar la actividad.

Lo que sí contempla el sector es que, probablemente, 2020 sea el último año en que se pueda lograr una prórroga como la que tiene pensado aprobar el Gobierno. Desde hace tiempo, ATA y Fetransa (Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías) llevan adelantándose a esta posibilidad y pidiendo a Hacienda que abra una mesa de negociación para acordar un procedimiento “suave” de transición desde el sistema de módulos al de estimación directa para los 28.000 autónomos que se dedican al transporte en vehículos pesados y para los 100.000 autónomos que utilizan vehículos ligeros.

La razón es que se temen una desaparición del sistema de módulos habida cuenta de las presiones que se está ejerciendo desde distintos ámbitos y quieren que no se aplique de golpe a los transportistas autónomos. El sistema de módulos tiene algunos detractores, pese a que su creación a principios de los años 90 del siglo pasado permitió aflorar muchas actividades, que era difícil controlar su facturación y apenas tributaban.

El sector pide una mesa "urgente" de negociación 

El presidente de Fetransa, Víctor González, explicó a este diario la necesidad de que Hacienda convoque con urgencia esta mesa técnica de negociación para elaborar una ruta que permita esta transición “suave” de los autónomos transportistas hacia el sistema de tributación por estimación directa porque, de hacerlo de golpe “mucha gente se quedaría en el camino. Estamos hablando de que la desaparición de los módulos supondría a los autónomos pagar entre 8.000 y 12.000 euros más al año dependiendo de su facturación, algo que sería insoportable para muchos profesionales”.

Por este motivo, González pedirá que esta transición se realice, por ejemplo, en un plazo de tres o cuatro años, reduciendo paulatinamente el límite de facturación desde los actuales 125.000 a 110.000 para bajar en el último tramo a los 90.000 euros. “Al mismo tiempo estaríamos dispuestos a elevar correlativamente los índices que pagamos por capacidad de carga, que en estos momentos son unos 340 euros por tonelada. Todo ello, para impedir que el incremento de la tributación no suba más de 2.500 euros anuales durante 3 o cuatro años y poder ir poco a poco adaptándonos”.

Los problemas del transporte en general y, en particular el de los profesionales autónomos, no han mejorado en estos últimos años, “al contrario", aseguró González. Además de que la actividad se mueve forzada por los vaivenes de la economía, también las reformas en el Reglamento de Ordenación de  Transporte Terrestre han producido cambios no siempre a favor del autónomo. Por ejemplo, el valor de una tarjeta de transportista ha pasado de 30.000 euros a apenas 9.000 euros, dado que antes se exigían tres vehículos y ahora basta con tener uno.

Por otro lado, González teme también por el futuro de las ayudas para los transportistas mayores de 65 años que quieren dejar la actividad, una medida que ha servido para rejuvenecer el sector y para que muchos autónomos con alguna enfermedad puedan jubilarse dignamente. “Se está haciendo una reconversión encubierta del sector del transporte con un efecto negativo para el autónomo. Todo lo malo se lo come e trabajador por cuenta propia persona física que debe abandonar la actividad porque ya no puede aguantar más. Al final, el hueco que dejan lo llenan las falsas cooperativas y las llamadas 'empresas buzón'", denunció el presidente de Fetransa.       

Hacienda prorroga otro año los módulos para el transporte y podría ser el último