viernes. 17.09.2021

PERO LOS INGRESOS POR IVA SIGUEN SIENDO MENORES

Hacienda recauda este año más que antes del COVID en los dos impuestos que afectan especialmente a los autónomos

agencia-tributaria-hacienda
Imagen de la entrada a la sede de la Agencia Tributaria
Hacienda recaudó en los primeros seis meses de 2021 un 16,3% más que en 2020, e incluso un 3,4% más que en 2019. El incremento de los ingresos tributarios se debe, fundamentalmente, al IRPF y al Impuesto de Sociedades, los dos principales impuestos que afectan a los autónomos.
Hacienda recauda este año más que antes del COVID en los dos impuestos que afectan especialmente a los autónomos

Ni la pandemia ni la caída de ingresos que todavía sufren miles de autónomos y pequeños negocios han logrado frenar el crecimiento de la recaudación del Fisco. En los primeros seis meses de 2021 Hacienda aumentó un 16,3% sus ingresos tributarios si se compara con el mismo periodo de 2020. Incluso haciendo la comparación con 2019, la recaudación sigue siendo mayor, con un incremento del 3,4%. 

Así se desprende del informe mensual de recaudación de impuestos publicado en junio por la Agencia Tributaria y que también recoge el cálculo semestral. Y, si bien es cierto que "las tasas en esta parte del año son elevadas al calcularse sobre los meses del año pasado cuyos ingresos más sufrieron con la situación sanitaria", los datos todavía son positivos aún cuando se comparan con la etapa pre-crisis. 

Según explican desde la Agencia Tributaria "para tener una idea más adecuada de la evolución de la recaudación, conviene también comparar los ingresos con los niveles que se registraban antes de la pandemia. Si se hace así, se observa que los ingresos en la primera parte del año fueron un 3,5% mayores que en el mismo periodo de 2019".  

Este crecimiento de la recaudación en impuestos de 3,5 puntos respecto a 2019 y 16,3 respecto a 2020 se debe fundamentalmente a dos impuestos que, casualmente, son también los que más afectan a los autónomos: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que grava a todas las personas físicas -incluidos casi tres millones de autónomos- y el Impuesto de Sociedades, que grava al resto de autónomos que no son persona física, sino societarios, y por supuesto, a todas las pequeñas y medianas empresas (pymes) .Tanto en Sociedades como en en IRPF el incremento se podría deber al aumento de la actividad económica y, por tanto, de los ingresos a gravar. Pero, además, también podría haber afectado a la campaña de la RENTA, la obligación de tributar por los ERTEs o por el cese de actividad.

Hacienda recaudó este año un 3,4% más que en 2019 gracias a IRPF y Sociedades

En el cuadro que se expone a continuación, se puede apreciar la evolución del total de la recaudación sumando los ingresos de  todos los impuestos (IVA, Sociedades, IRPF, Hidrocarburos, impuestos especiales), y restando las devoluciones. 

Grafico_evolucion_mensual_21_06

Fuente: Agencia Tributaria

Sin embargo, todavía resulta más ilustrativo el gráfico en el que la propia Agencia Tributaria desglosa la evolución en los diferentes impuestos. Estos tributos no dejan de ser un termómetro de la situación económica que atraviesa el país y, en algunos casos, de la presión fiscal a las que están expuestos sus ciudadanos.   

En el siguiente cuadro, en el que se refleja la evolución interanual de los ingresos -y que sirve para comparar tan sólo el crecimiento de un año a otro-, se puede observar cómo todos los impuestos crecieron en mayor o menor medida respecto al año anterior en el apartado de ingresos homogéneos -en el que se incluyen previsiones y otros factores económicos-: IRPF, con un 5,5% respecto a 2020; Sociedades -con un 62,4%-; IVA -con un 5,3-; e  Impuestos Especiales -con un 3,2%-

Captura

Ahora bien, "no hay que perder de vista que éstas son variaciones entre año y año y que, por tanto, sólo representan el crecimiento entre un año y el anterior: 2021 y 2020; 2020 y 2019; y 2019 con 2018", advirtieron fuentes de la Agencia Tributaria. Para ver realmente hasta qué punto han crecido los ingresos de la Administración comparando este año con el periodo precrisis- 2019- habría que acudir a los ingresos acumulados.

En este caso, aunque lógicamente en menor medida que si se compara con 2020, la recaudación en IRPF y Sociedades sigue siendo mayor que antes de la pandemia. 

Suben un 7% los ingresos en IRPF en 2021 frente a 2019

En el caso del Impuesto sobre la Renta, que afecta a los autónomos persona física, en comparación con 2019, los ingresos homogéneos hasta junio de este año fueron superiores a los que había entonces en un 7%.  Es más, los ingresos por las retenciones del trabajo y actividades económicas -es decir, en los salarios y las facturas- aumentaron un 10,4% en junio y un 6,1% en la primera mitad del año. Esto puede tener que ver, por un lado, con una ligera reactivación económica y, por otro, con algunas prestaciones, como el cese de actividad y, sobre todo, los ERTEs y el ingreso mínimo vital, que tuvieron un gran impacto en la campaña de la RENTA 2020, al hacer tributar más a los empleados -por tener un doble pagador-, y provocar que otras personas que habitualmente no tenían que hacer la RENTA, estuvieran obligadas. 

De hecho, "en lo que se refiere a la Campaña de Renta, hasta finales de junio se devolvieron 6.859 millones, un 65,7% del importe total de las devoluciones a realizar que, a su vez, es casi un 5% inferior al del ejercicio 2019", apunta el informe. Es decir, en términos brutos, se ingresó más y se devolvió menos que en 2019, a pesar de la pandemia. 

Los ingresos en Sociedades se dispararon en 2020, también por la reactivación de las pymes

El Impuesto de Sociedades quizás sea el más complicado de analizar, ya que en él influyen "las devoluciones extraordinarias que se produjeron fundamentalmente en 2020, que generan un efecto positivo al año siguiente porque el año previo se desembolsó mucho dinero. De hecho, este impuesto se ve muy afectado por la fusión de grandes compañías. En todo caso, no hay que olvidarse de lo mollar que es la recuperación económica de este primer semestre, incluso en el segmento de las pymes, que afecta a éste y otros impuestos, y que, por supuesto, se ha traducido en más recaudación respecto al peor periodo de crisis. Y también respecto a 2019

Según el informe de la AEAT, analizando el único dato vinculado a la evolución de Sociedades en 2021 -todavía no se ha producido el cierre- fue el que ofrecieron los pagos fraccionados de abril, que son los que por ahora marcan el comportamiento de los ingresos. Y hasta junio esos pagos crecieron un 60,3%. "Hay que recordar que, como en otros casos, el incremento es muy fuerte al compararse con los datos de 2020. Sin embargo, midiendo el crecimiento con respecto a 2019 también se concluye que los resultados fueron buenos: un 22,3% superiores a los del primer semestre de ese año, que se quedarían en un 3,5% si se eliminan los ingresos extraordinarios que hubo este año por la fusión de dos grupos". 

Es más, según fuentes consultadas por este diario, aunque se quitaran esas devoluciones a grandes grupos, el balance sigue siendo muy bueno y refleja la reactivación de las empresas, que han empezado a funcionar, incluso a mayor marcha que en periodos de antes de la crisis. No sólo las grandes empresas. En informes anteriores, se puede apreciar que en el segmento de las pymes y autónomos societarios el primer pago fraccionado de 2021 creció un 7,3%. Este incremento refleja el componente de recuperación económica tras la crisis, a pesar de que buena parte del tejido productivo siga perjudicado".

El IVA también crece, pero todavía no recupera los niveles de 2019 

Si bien es cierto que el IVA  acumulado de la primera mitad del año también creció un 8% respecto a 2020, el nivel todavía es inferior al de 2019 (un 1,2% más bajo). De hecho, este impuesto  es una de las principales figuras fiscales por volumen de ingresos en España pero está muy vinculado al consumo y a la confianza del consumidor, por lo que sus resultados todavía están afectados por la crisis.

Quizás sea éste el impuesto que, por tanto, capture la mejor imagen de la situación económica de las empresas: a pesar de la reactivación económica entre 2021 y 2020, y del extraordinario crecimiento de más de casi un 8% interanual, las cifras siguen por debajo de 2019.

Mientras que en 2021 se ingresaron 35.917 millones de euros, y en 2020 34.118 millones de euros, la cifra está un 1,2% por debajo de la de 2019, cuando se registraron unos ingresos totales por IVA de 36.891 millones de euros.

Lo mismo sucede en otros impuestos al consumo como el Impuesto de Hidrocarburos que, a pesar de que también crece respecto a 2020  -por el incremento de la movilidad -, está también todavía por debajo de la recaudación que se observó en 2019 y , por lo tanto, a pesar de las altas tasas que se ven ahora, aún no han recuperado la normalidad. 

En este último caso, los ingresos del primer semestre fueron casi un 11% inferiores a los que se registraron en el mismo periodo de 2019 (los ingresos medios mensuales fueron en 2021 de unos 900 millones cuando en 2019 superaban los 1.000 millones) y la caída ronda el 13% en el consumo de los principales productos (gasolinas y gasóleo de automoción)

Hacienda recauda este año más que antes del COVID en los dos impuestos que afectan especialmente a los autónomos