La mayoría serán acordadas con el profesional

La Inspección de Hacienda va a realizar menos visitas a los autónomos este verano

Aunque este verano pueda reducirse el número de inspecciones de Hacienda a los negocios, los funcionarios aún pueden llamar a los autónomos para concertar los que se suele llamar "una visita acordada".

La inspección de Hacienda reducirá sus vistas a autónomos
La mayoría de las visitas serán acordadas con el autónomo.
La Inspección de Hacienda va a realizar menos visitas a los autónomos este verano

Los autónomos no van a recibir este verano tantas visitas de la Inspección de Hacienda como de costumbre. Desde el Sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) explicaron a este diario que los planes del Gobierno para reducir el consumo de energético, instaurando el teletrabajo entre los funcionarios, pueden llegar a reducir el número de visitas a negocios. No obstante, ello no impedirá que “si al inspector no le ha quedado clara la contabilidad de un autónomo y ve algún elemento sospechoso, pueda verificarlo acudiendo a su establecimiento, mediante una visita acordada previamente” dijo el secretario general de Gestha, José María Mollinedo.

Los inspectores y técnicos de Hacienda, al igual que el resto del personal funcionariado, se van a ver afectados por el plan de ahorro energético para el sector público, que aprobó el Gobierno hace unos días, y con el que se pretende reducir en un 25% la factura energética de la Administración General del Estado (AGE). Para conseguir ese hito, se quiere instalar tres días de teletrabajo obligatorio para todos los funcionarios. Una media que podría tener como consecuencia una reducción en el número de inspecciones que sufren los trabajadores por cuenta propia.

“Aunque veníamos de una dinámica de realizar cada vez más visitas acordadas, lo cierto es que los planes del Gobierno para reducir la dependencia energética han modificado ese ritmo de trabajo de la Inspección de Hacienda. Ya que, dentro de unas semanas, la mayoría de los inspectores y técnicos se encontrarán teletrabajando buena parte de la semana” dijo el secretario general del Sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha).

A su modo de ver, la decisión del Ejecutivo no va a afectar al ritmo de trabajo y vigilancia de la plantilla de inspectores del Ministerio de Hacienda y Función pública. “La Inspección de Hacienda tiene bastante potencia para prestar los servicios públicos que habitualmente realiza desde casa. Y, en este sentido, no va a haber ningún problema” dijo Mollinedo. No obstante, el secretario general de Gestha sí que reconoció que “los planes para volver teletrabajo pueden llegar a dificultar la realización constante de este tipo de visitas acordadas a los negocios y mantener el ritmo de actuación que se estaba retomando”.

Se van a seguir realizando inspecciones a los autónomos, aunque menos

Mollinedo admitió que el número de visitas acordadas por la Inspección de Hacienda con los autónomos puede llegar a caer al estar, tres de los cinco días de la semana, teletrabajando. En cualquier caso, ello no impide que no puedan realizarse. Todo lo contrario, este tipo de actuaciones siguen estando permitidas y reguladas por la Ley Antifraude, aprobada hace casi un año.

“Si un inspector de Hacienda tiene interés en la actividad de un negocio y no puede avanzar en la comprobación tributaria de un profesional por cuenta propia, porque no le ha quedado clara la contabilidad y ve algún elemento sospechoso, es muy probable que vaya a solicitar esa visita acordada” dijo Mollinedo.

¿Qué son las visitas acordadas de la Inspección de Hacienda?

Las visitas acordadas de la inspección de Hacienda se producen cuando se llega a un entendimiento, normalmente, entre el asesor del contribuyente (en este caso, del autónomo) y el inspector para acudir al establecimiento o a las instalaciones y revisar realmente la actividad del negocio.

Es tipo de actuaciones no tienen nada que ver con las visitas sorpresa, que también hace la Inspección de Hacienda y que han sido cuestionadas por la justicia. Si no que se trata de visitas acordadas previamente con el profesional por cuenta propia, en las que se verifica la actividad de un negocio que declara menos de la media de su sector.

La Inspección de Hacienda vigila las bodegas
La Inspección de Hacienda también visita las bodegas de los restaurantes.

Ejemplos sobre lo que se fijan los inspectores en este tipo de visitas acordadas

Las visitas acordadas se producen cuando al inspector no le ha quedado clara la contabilidad de un negocio y necesita comprobar in situ sub actividad. Según el secretario general del Sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, cada sector tiene un elemento clave que permite al inspector poder hacer esa vigilancia y verificar el número de servicios o ventas que se han podido realizar. Algunos de los ejemplos que puso son:

  • La comprobación en los bares y restaurantes

Cuando se produce una visita acordada de la inspección de Hacienda a un bar o un restaurante, el inspector intenta buscar “más allá de la contabilidad e intenta identificar el nivel de trabajo que pueda llegar a tener. En esa visita, se observa el menú, el precio y la ocupación que puede tener en un día normal, para comprobar si puede coincidir con lo que se está declarando” dijo Mollinedo.

Uno de los aspectos en los que se suelen detener los inspectores en la bodega. “El stock de las botellas puede ser muy significativo a la hora de comprobar cuántas se tienen y cuántas se venden” dijo el experto.

  • La comprobación en los hoteles

En los hoteles, dijo Mollinedo, es frecuente analizar el número de sábanas que se puedan llevar a lavandería. Y de esta forma determinar la actividad real del negocio.

  • La comprobación en una fábrica de pinturas

"En una fábrica de pinturas se vigilaría, por ejemplo, el contador de producción de la máquina, para ver cuántos litros de pintura se han emitido y compararlos con los que dicen que se han vendido. O también con el número de envases que se solicitan al proveedor” señaló Mollinedo.

  • Un archivador con la letra B

Mollinedo contó que, a veces, en este tipo de visitas acordadas los inspectores se han encontrado archivadores con la letra B. “Con una alusión así es fácil encontrar los verdaderos contratos del negocio y ver la actividad real” relató.

¿Qué se suele revisar en las comprobaciones?

Aunque en las visitas y comprobaciones se puede revisar cualquier tipo de documento, habitualmente, hay cinco aspectos por los que los inspectores suelen mostrar mayor interés.  

  1. Libros de IVA: los inspectores comprobarán los libros de IVA, especialmente de aquellos autónomos que hayan solicitado la devolución de este impuesto.  
  2. Coherencia entre compras y volumen de ventas: una de las cuestiones a las que más presta atención la Agencia tributaria es a la coherencia entre el volumen de ventas y todas las compras que se hayan realizado durante el mismo ejercicio. 
  3. Modelo 347: Hacienda suele comprobar las diferencias observables en el Modelo 347, en el que se deben incluir todas las operaciones superiores a 3005 euros anuales. 
  4. Gastos deducidos: los gastos deducidos son la piedra angular de cualquier inspección de Hacienda. El autónomo deberá tener mucho cuidado con cualquier deducción que haga. Por más que sea deducible, es recomendable tener todas los justificantes necesarios para ahorrarse problemas con el Fisco. Además, la empresa Billin recordó que hay que tener especial cuidado con los gastos que suelen generar dudas y son la mayoría. Las deducciones del vehículo son las que más llaman la atención de los inspectores y hay muchas que los autónomos piensan que pueden hacer y luego no son aceptadas por Hacienda.
  5. CIF intracomunitario: la solicitud del CIF intracomunitario suele ser motivo de visita al domicilio fiscal. Más aún cuando no cuadra la información suministrada desde Europa con la declaración realizada en España por el contribuyente. 

La Inspección de Hacienda va a realizar menos visitas a los autónomos este verano
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad