miércoles. 08.12.2021

TAMBIÉN EN SUCESIONES Y TRANSMISIONES

La Junta de Andalucía rebaja el IRPF y otros impuestos a sus autónomos

Bajada del IRPF en Andalucía
Bajada del IRPF en Andalucía.
La Junta de Andalucía aprobó una rebaja de impuestos que afectará directamente a algunos de los principales impuestos que abonan los trabajadores autónomos como el IRPF, el Impuesto de Sucesiones o el de Transmisiones Patrimoniales.
La Junta de Andalucía rebaja el IRPF y otros impuestos a sus autónomos

El Pleno del Parlamento de la Junta de Andalucía aprobó este miércoles una bajada de impuestos en la Comunidad. El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, declaró que estas reducciones fiscales afectarán a cuatro millones de andaluces y supondrán un ahorro de 323 millones de euros para los contribuyentes. En virtud de esta proposición de Ley, la Junta adelanta a 2022 la bajada prevista para 2023 en el tramo autonómico del IRPF, cuyo tipo mínimo aplicable quedará en el 9,5%, y el máximo en el 22,5%.

Concretamente, la Comunidad pretende disminuir la presión fiscal en algunos impuestos cuyos tipos dependen de las autonomías. De este modo, se reducirán los tramos aplicables en el IRPF, de los ocho actuales a seis. También en RENTA se bajarán los tipos tanto para los contribuyentes con altos rendimientos, como para los trabajadores con bases imponibles más reducidas. 

Asimismo, se reducirá el tipo aplicable en uno de los impuestos que más podría afectar al colectivo de trabajadores por cuenta propia: el de Transmisiones Patrimoniales, que pasará del 10%, 9% u 8% a un tipo general del 7%. Según la Junta, esta bajada de impuestos beneficiará tanto a trabajadores con rentas bajas, como a contribuyentes con rentas más altas. Y, por supuesto, también a los trabajadores de autónomos persona física de la Comunidad que tributan por IRPF. 

Además, en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, uno de los más importantes para el colectivo, ya que facilita el relevo generacional, se introduce una bonificación del 99% que sitúa a Andalucía al mismo nivel que otras comunidades para la herencia -de un negocio, en el caso de los autónomos- a familiares de primer y segundo grupo, es decir, todos aquellos descendientes y adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes. También se plantea una reducción para los parientes del Grupo III (hermanos, sobrinos y tíos) de hasta 10.000 euros.

Bajada de los tipos y reducción de tramos en IRPF

Especialmente importante en esta reforma será la reducción progresiva de los tramos autonómicos del IRPF, de ocho en 2019 a cinco en 2022, con la consiguiente bajada de los tipos autonómicos. 

Actualmente, los autónomos andaluces cuentan con ocho tramos del IRPF frente a los seis estatales, siendo su tipo mínimo (suma del estatal y el autonómico) del 19,5%, y el máximo del 48,5%. Por ello, la escala del IRPF prevista para el 2023 se adelanta al 2022.

El objetivo del ejecutivo andaluz es la reducir progresivamente los tramos autonómicos para equipararlos a la escala estatal. Cabe destacar que el tipo mínimo autonómico se reducirá un 0,5% en 2022, pasando de un 10% a un 9,5%. Por otro lado, el tipo máximo autonómico pasará de un 24% a un 22,5%. De esta manera, Andalucía se situaría al nivel de comunidades como Castilla La Mancha y Galicia y sólo estaría por debajo de Madrid y Castilla y León.  

Asimismo, el borrador de la proposición de ley de la reforma tributaria en Andalucía recoge incrementos de las bases imponibles para las deducciones tributarias. En este caso, las bases imponibles de 19.000 euros en tributación individual aumentarán hasta los 25.000 euros. Por otro lado, en tributación conjunta, ascenderán de los 24.000 euros a los 30.000 euros.

Beneficiará a todo tipo de autónomos

La modificación de los tramos beneficiará también al tramo máximo, al que se acogen rentas superiores a los 120.000 euros. La Consejería de Hacienda de Andalucía redactó un documento anexo a la Ley en el que se exponen ejemplos prácticos de estos nuevos tramos del IRPF. En él aparece un ejemplo de nueva escala para contribuyentes que en 2020 hayan tenido un “rendimiento neto reducido de 333.000 euros”. Este supuesto, explica el anexo, “no busca identificar al contribuyente adinerado de Andalucía, sino incentivar el traslado fiscal desde otras comunidades”.

Según el supuesto una persona con un rendimiento neto de 333.000 euros, pagaría más IRPF por la cuota estatal. Actualmente, “la cuota estatal está en 69.398,5 euros y está prevista una subida hasta los 71.035,75 euros; mientras que la autonómica “bajaría de los 73.725,7 euros a los 69.398,5 euros, lo que supondría un ahorro de 4.327 euros. Cabe destacar que este dossier con ejemplos prácticos del proyecto de ley es un “documento de trabajo” de la Consejería de Hacienda previo a la redacción final de la norma y que no tiene vigencia actualmente.

Es importante remarcar, que la rebaja del IRPF, pese afectar a 3,7 millones de contribuyentes, apenas tiene un impacto real de caída de ingresos para la tesorería andaluza: 31 millones de euros. Dado que el objetivo del ejecutivo andaluz es captar inversión exterior y aumentar su volumen de contribuyentes con estas medidas. 

Deducciones por el nacimiento de hijos, enseñanza transmisiones y sucesiones

En el caso del IRPF, esta nueva reforma tributaria trae consigo novedades. En una primera instancia, se incrementa la cuantía de la deducción por nacimiento, o adopción de hijos o acogimiento familiar de menores, de 50 a 200 euros por cada hijo nacido o adoptado. Además, aumenta a 400 euros el importe de la deducción para el caso de que el contribuyente resida en municipios de 3.000 habitantes y así luchar contra la Andalucía vaciada.

Además, la proposición de ley amplia las deducciones autonómicas para padres de familias monoparentales y con ascendientes mayores de 75 años y familias numerosas. Como novedad, el Consejo de Gobierno ha pactado una deducción del 15% por los gastos de enseñanza escolar o extraescolar para academias de idiomas y/o informática de hijos y descendientes, con un máximo de 150 euros. Asimismo, se establecen más reducciones de tarifa para contribuyentes discapacitados o con cónyuges o parejas de hecho con discapacidad.

Bajada de los tipos en transmisiones y sucesiones

Este decreto ley también busca rebajar el tipo general del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. El cual consiste en la reducción de los gravámenes a la transmisión de inmuebles y a la constitución y cesión de derechos reales sobre los mismos.

El mayor peso de esta bajada de impuestos autonómicos lo recibe el gravamen sobre la compraventa de inmuebles. Dicho impuesto pasa del tipo del 8, 9 y 10% a un tipo único del 7%. De los 329 millones de euros de coste fiscal que implica la reforma tributaria, sólo con la reducción del gravamen de la compraventa al 7% supondrían 254 millones de euros en total, el 77% del total, afectando a 275.000 beneficiarios potenciales.

Asimismo, con el objetivo de reactivar el mercado inmobiliario y construcción de viviendas en el territorio andaluz, se reduce el tipo general de los impuestos notariales (Actos Jurídicos Documentados) del 1,5% al 1,2%

Sólo se pagará un 1% en herencias con familiares cercanos

Finalmente, en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se plantea una reducción para los parientes del Grupo III (hermanos, sobrinos y tíos) de hasta 10.000 euros.

Además se pone en marcha una bonificación especialmente importante para todos los autónomos que sitúa a Andalucía al nivel de otras comunidades como Madrid, que tienen el Impuesto de Sucesiones más bajo de España.  

Desde ahora, con la nueva reforma, se introduce una bonificación del 99% para herencias a familiares del grupo 1 y 2, es decir,  todos aquellos descendientes y adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, sólo pagarán un 1% por las herencias en Andalucía. 

Precisamente la alta presión impositiva a la hora de heredar un negocio es una de las quejas más recurrentes en el colectivo de autónomos.  Aunque el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un tributo de carácter estatal, quien lo regulan son las diferentes comunidades autónomas. Los Gobiernos autonómicos gestionan el pago y las exenciones o las bonificaciones en función del parentesco o la edad que tenga la persona que va a heredar. Esto hace que en algunas CCAA, donde el tipo impositivo es muy alto y hay pocas bonificaciones, resulte prácticamente imposible hacer frente a ese pago para cobrar la herencia

Precisamente esto se está convirtiendo en la razón del cierre de muchos pequeños negocios. Los hijos de autónomos se están encontrando con que no pueden seguir los pasos de su progenitor al no poder heredar el negocio de su padre ya que no tienen los suficientes recursos para pagar este tributo. De esta forma, se ven obligados a renunciar ya no sólo a la herencia, sino también al legado familiar.  

Ahora, Andalucía se suma a la lista de comunidades( junto con Madrid, Murcia, Canarias y Cantabria) en las que prácticamente se ha suprimido el gravamen aplicable a los parientes más próximos.

ATA-Andalucía considera un “gran acierto” la bajada de impuestos en Andalucía

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha considerado este martes "un gran acierto" por parte de la Junta de Andalucía la bajada de impuestos anunciada que supone un ahorro fiscal de 323 millones de euros y beneficiaria a más de cuatro millones de andaluces.

En su perfil de Twitter, Amor ha señalado que bajar impuestos a empresas, autónomos y ciudadanos "siempre" es "buena noticia" pero ha remarcado que "hacerlo en estos momentos  tras la situación económica es un gran acierto”.

La Junta de Andalucía rebaja el IRPF y otros impuestos a sus autónomos