Ayuso quiere un cambio en la bonificación del Impuesto de Sucesiones

Madrid va a mejorar la fiscalidad de las transmisiones de negocios entre hermanos, tíos o sobrinos

La Comunidad de Madrid se ha propuesto mejorar la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos, tíos y sobrinos. La medida facilitará los traspasos de negocios.

Javier fernandez lasquetty consejero de Hacienda
Madrid va a mejorar la fiscalidad de las transmisiones de negocios entre hermanos, tíos o sobrinos

La Comunidad de Madrid se ha propuesto facilitar este año la trasmisión por fallecimiento de negocios entre hermanos, tíos y sobrinos. El Gobierno autonómico quiere aprobar una nueva Ley para incrementar la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre las líneas de consanguinidad de segundo y tercer grado. Desde la Asociación Nacional Stop Sucesiones ven con buenos ojos la medida y aseguraron que “repercutirá positivamente en autónomos, empresas familiares y pymes, ya que contribuirá a la continuidad y al cambio generacional”.

En estos momentos, los autónomos se benefician de una bonificación del 99% del impuesto de Sucesiones en Madrid y en otras comunidades autónomas como Andalucía o Castilla y León, siempre y cuando la actividad se traspase dentro primer grado de consanguinidad. Esto es: de padres a hijos. Sin embargo, cuando necesitan dejar su actividad en manos de un hermano o de un sobrino, se encuentran con que el tributo no está bonificado. Lo que en muchas circunstancias impide la continuidad de una actividad.

Hasta la fecha, en la Comunidad de Madrid los segundos grados de consanguinidad, que incluye abuelos, nietos y hermanos, disfrutan de una bonificación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones del 15%. Los terceros grados, que son tíos, sobrinos, bisabuelos y bisnietos, tienen un rebaja del 10%. Con la medida que quiere aprobar el Gobierno de la Comunidad de Madrid ambos disfrutarían de un 25% de bonificación en Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Según explica la Comunidad de Madrid en un comunicado, “con la nueva bonificación, una persona que herede, por ejemplo, 200.000 euros de un hermano o tío fallecido, podrá llegar a ahorrarse hasta 12.000 euros sobre la cuota tributaria”. En total estiman, que el aumento de la bonificación va a beneficiar a cerca de 11.500 madrileños y va a generar un ahorro fiscal de 48,3 millones de euros.

Bajar el Impuesto de Sucesiones repercute “positivamente en los autónomos”

La Asociación Nacional Stop Sucesiones -que lleva desde 2016 luchando por la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones- sostiene que este tributo se convierte, en muchas ocasiones, en una traba a la hora de transmitir un negocio a los posibles herederos. Según sus cálculos, aproximadamente el 25% de los negocios no pueden continuar en España por culpa del pago del impuesto de sucesiones.

Su presidente, Eligio Taboada, aseguró a este diario digital que “aplauden este nuevo paso de la Comunidad de Madrid respecto a la ampliación de la bonificación a los herederos de grado dos y tres de consanguinidad (grupo II y III: hermanos, tíos y sobrinos)”. Además, Taboada explicó que este es uno de los compromisos del Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso con esta Asociación.

A su modo de ver, “esta medida repercutirá positivamente en los autónomos, empresas familiares y pymes de la Comunidad de Madrid, ya que contribuirá a la continuidad, al cambio generacional, atraerá inversiones y se potenciará el empleo y el desarrollo económico”. Si bien, Taboada dejó claro que todavía queda mucho más trabajo por hacer: “desde la Asociación Nacional Stop Sucesiones vamos a seguir reclamando la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones a nivel nacional. Además de la suspensión y revisión de todos los expedientes o procedimientos en curso”. Con ello, “se generará las condiciones necesarias para adelantar su reactivación y atenuar los graves estragos que está originados la crisis” expresó Taboada.

Ejemplo de cómo el Impuesto de Sucesiones afecta a los negocios

No tener bonificado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, como sostiene la Asociación, impide el relevo generacional de muchos negocios. Aunque en la mayoría de casos la actividad pasa de padres a hijos, también es común de tíos a sobrinos (Grupo II de consanguinidad). Precisamente, el presidente de la Asociación Nacional Stop Sucesiones, Eligio Taboada, contaba anteriormente a este diario un ejemplo real de cómo perjudicaba el tributo a los negocios heredados entre tíos y sobrinos.

Según explicó el caso eran tres pequeños agricultores "que trabajaban en una finca propiedad de su tío y se dedicaban a la recolección de la uva. Sin embargo, cuando su familiar murió, se vieron obligados a renunciar a sus tierras y a trabajar como peones porque no pudieron pagar el impuesto de Sucesiones ” apuntó Taboada.

Al morir su tío y heredar la tierra tuvieron que afrontar el pago del impuesto. “No tenían dinero para hacerlo. Por eso decidieron ofrecer como pago en especie parte del terreno a la Agencia Tributaria. De hecho, es un procedimiento que contempla la Ley General de Tributos, pero hubo un silencio Administrativo. Finalmente, el Fisco reclamó el pago del impuesto por la herencia y, al no poder pagar, optó por embargar a estos agricultores parte de los ingresos que recibían de la cooperativa a la que percibían. “En el momento en el que se dieron cuenta de este problema, les expulsaron de la cooperativa. Éstas son muy estrictas en cuanto a seleccionar los agricultores que trabajan con ellas y en el momento en el que ven que alguno de sus miembros tiene problema con la Agencia Tributaria, les expulsan. Se han visto obligados a abandonar sus tierras y a trabajar como peones para terceros” lamentó Taboada.

Es la quinta vez que Madrid bonifica el Impuesto de Sucesiones

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó este miércoles la puesta en marcha de un Proyecto de Ley para conseguir el aumento de la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones hasta el 25% para el segundo y tercer grado de consanguinidad. El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, fue el encargado de anunciar la medida y afirmó que si sale adelante “seremos la primera Comunidad en tener una bonificación tan alta para hermanos y para sobrinos”.

La medida acaba de ser registrada en la Asamblea regional y pasará ahora a iniciar su proceso de tramitación parlamentaria por procedimiento de lectura única. Según recordó Fernández-Lasquetty, "es la quinta vez que la Comunidad de Madrid rebaja el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. De hecho, la bajada de Impuesto en 2004 fue la primera que abrió este ciclo de 18 años de bajadas.[...] Desde entonces, se han producido sucesivas bajadas en 2006, 2007 y en 2019, cuando se incluyó por primera vez a hermanos y a sobrinos".

Unas modificaciones fiscales que hasta la fecha han beneficiado a 900.000 personas, que han conseguido retener en sus manos al rededor de 60.000 millones de euros en estos últimos 18 años. Gracias a ello, "en la Comunidad de Madrid ha habido más actividad económica, más crecimiento económico, se ha producido un mayor crecimiento de las empresas y más contratación de personas. Eso es lo que nos ha hecho ser la Comunidad con el PIB más alto de España. Representamos el 19,3% de la economía nacional"

Asimismo, como defendió Fernández-Lasquetty la bajada del Impuesto ha supuesto una reducción de la economía sumergida: "antes de que se empezara con las bonificaciones en este Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en la Comunidad de Madrid se declaraban 4.000 donaciones al año, y en 2021 se declararon 77.524 donaciones. Antes se hacían sin tributar, ahora quedan registradas".

Madrid va a mejorar la fiscalidad de las transmisiones de negocios entre hermanos, tíos o sobrinos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad