Fundación MAPFRE ofrece una calculadora de interés compuesto

Un método sencillo para que los autónomos conozcan la rentabilidad futura de sus inversiones

Los autónomos pueden multiplicar cada año el dinero de sus inversiones gracias al interés compuesto. Fundación MAPFRE ofrece una herramienta para que puedan calcular las rentas que obtendrían en unos años si empezaran a invertir ahora. 
autonomos-interes-compuesto
Un método sencillo para que los autónomos conozcan la rentabilidad futura de sus inversiones
Un método sencillo para que los autónomos conozcan la rentabilidad futura de sus inversiones

Los autónomos pueden multiplicar sus ahorros si empiezan a invertir a edades tempranas y lo hacen a largo plazo.  De aquí a los próximos años se espera que el incremento del Índice de Precios al Consumo (IPC) reduzca hasta un 20% o incluso más el valor del dinero depositado en cuentas bancarias. Por ello, el ahorro no siempre es suficiente para tener un buen colchón ante posibles imprevistos, ya que ese dinero, si no crece, irá menguando año a año por el efecto de la inflación. 

Para evitar esto, los expertos recomiendan buscar fórmulas que aporten una rentabilidad suficiente como para que, al menos, las futuras subidas de la inflación no tengan efectos sobre el dinero ahorrado y no le resten valor. Actualmente, hay muchas alternativas de inversión para todos los gustos y perfiles. De hecho, muchas veces, la clave más importante para generar un mayor capital no está ni en el dinero aportado ni tan si quiera en el riesgo asumido, sino en el tiempo. 

A día de hoy existen decenas de productos financieros que permiten a los autónomos multiplicar cada año los beneficios que generan sus inversiones gracias al interés compuesto​. La clave del interés compuesto es que los intereses que se generan se van sumando al capital inicial y generando un efecto bola de nieve, ya que se aplican intereses sobre los propios intereses.

Desde Fundación MAPFRE, entidad que ha desarrollado el proyecto 'Seguros y pensiones para todos' -galardonado con el premio Finanzas para Todos otorgado por el Banco de España y la CNMV- con el fin de hacer más accesible la cultura de las finanzas pusieron un ejemplo muy sencillo. Imaginemos que un autónomo dispone de 10.000 euros y que invierte con una rentabilidad anual del 7%. El primer año ganaría 700 euros. Con el interés compuesto, el beneficio en el segundo ejercicio sería de 749 euros y su capital acumulado de 11.449 euros. En el tercer año los intereses serían de 801,43 euros y el ahorro acumulado de 12.250 euros. ¿Qué pasaría si dejase el dinero durante 20 años? Al final del periodo tendría 38.696,84 euros. ¿Y si llegase a los 25 años?  Su capital sería de 54.274,33 euros. "Gracias al interés compuesto el capital va creciendo cada vez más rápido gracias al efecto bola de nieve", explicaron desde la entidad.  

¿Cuánto dinero pueden llegar a acumular los autónomos si empiezan a invertir ahora? 

Las ganancias que se pueden obtener con una inversión gracias al interés compuesto dependen del dinero inicial que depositen los autónomos y la cantidad de aportaciones que vayan haciendo; del interés que tenga su inversión -cuánto más riesgo haya, mayor podría ser el interés-; y, sobre todo, del tiempo que se mantenga la inversión.

Según calculan desde Fundación MAPFRE, dos personas que inviertan su dinero en un mismo producto con una misma rentabilidad - de, por ejemplo, el 8%- pueden llegar a obtener hasta 150.000 euros de diferencia o más tan sólo empezando a invertir a diferentes edades. Pero, como la rentabilidad y el dinero que se puede acumular dependerá de cada caso, la entidad ha elaborado una calculadora para que los autónomos puedan estimar el ahorro que conseguirían generar si empezaran a invertir ahora.

 

La herramienta permite calcular automáticamente el dinero que se obtendrá al final de la inversión en función a distintas variables como pueden ser el capital inicial aportado, las aportaciones periódicas que se vayan haciendo, el tiempo en el que se mantenga la inversión, y el interés aplicable. Además, la calculadora da también la posibilidad de calcular cuántos impuestos habrá que pagar cuando se retire el dinero, ya que casi todas las inversiones tienen un coste fiscal.

Calculadora de interés compuesto 

La calculadora de interés compuesto elaborada por Fundación MAPFRE consiste en una herramienta online que todos los autónomos tienen disponible en este enlace y permite introducir los distintos datos de los que va a depender el resultado final de la inversión. 

Inicialmente se ofrece un tipo de interés conservador, pero el autónomo puede modificar el mismo según considere oportuno.  

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta son los impuestos en función del dinero que se haya obtenido con la inversión. Con carácter general, a partir de los 6.000 euros, el dinero obtenido tributaría al 19%; desde los 44.000, al 21%; a partir de los 150.000 ya se aplicaría un 23% y de los 200.000 euros en adelante, un 26%. Pero estas cantidades y porcentajes varían en algunas comunidades autónomas, y por ello la herramienta calcula qué impuestos se pagarán en función de dónde resida el autónomo. 

Un método sencillo para que los autónomos conozcan la rentabilidad futura de sus inversiones