viernes. 03.07.2020

ENTREVISTA A DAVID PARRA, CEO DE LEYTON

“Muchos emprendedores desconocen que pueden ahorrarse miles de euros con las deducciones por innovación”

David Parra, CEO de Leyton.
David Parra, CEO de Leyton.

Los emprendedores pueden ahorrase miles de euros al año a través de deducciones y bonificaciones asociadas a la innovación. David Parra, CEO de Leyton, explicó en una entrevista a Autónomos y Emprendedores cuáles son las herramientas que pueden utilizar para optimizar al máximo su tesorería.

“Muchos emprendedores desconocen que pueden ahorrarse miles de euros con las deducciones por innovación”

En España existen una serie de bonificaciones y deducciones asociadas a la innovación que la gran mayoría de los emprendedores desconocen. Su aplicación, aunque es complicada de llevar a cabo a nivel burocrático, puede suponer un ahorro de miles de euros para la tesorería de sus negocios.

El CEO de Leyton, David Parra, explicó en una entrevista a Autónomos y Emprendedores que se trata de “nichos fiscales que no se comunican y que tampoco son de fácil acceso”. Pero que pueden proporcionar un ahorro de “miles de euros al año” para una startup. Y, por eso, animó a los emprendedores a hacer una revisión de sus presupuestos, para tratar de descubrir cómo pueden optimizar sus cuentas.

Parra está al frente de la filial española de Leyton, una multinacional que se encarga de ayudar y guiar a las empresas a encontrar un ahorro a nivel fiscal. Desde la compañía se dieron cuenta del desconocimiento que había de estos mecanismos de ahorro en el mundo del emprendimiento y lanzaron un servicio especial para startups, pues consideran que pueden ser un elemento fundamental tras la pandemia.

Cómo ha afectado la crisis del COVID-19 al emprendimiento es otro de los aspectos que también se analizan en la entrevista. En este sentido, el CEO de Leyton cree que todavía es “pronto para conocer los efectos”, pero intuye que las oportunidades de negocio estarán, principalmente, en todo lo que tenga que ver con la digitalización y el medioambiente.

- ¿Cree que los emprendedores son conscientes de todos los beneficios fiscales a los que pueden acceder por tener un negocio innovador?

- Creo que la mayoría no lo saben. Algo que es lógico, porque cuando una persona tiene un proyecto, en lo que se emplea al cien por cien es básicamente en desarrollarlo y a hacerlo funcionar. No se para a pensar en todo lo que hay a su alrededor y que puede utilizar. Por eso existimos nosotros, somos un valor añadido, porque les podemos acompañar y les ayudamos mejorar económicamente sus productos.

- ¿Cuánto podría llegar a ahorrarse un emprendedor optimizando su tesorería utilizando todo este tipo de beneficios?

- No puedo darte una cifra concreta, porque las cantidades varían mucho, pero estamos hablando de miles de euros. Por cada empleado, por ejemplo, una startup podría llegar a ahorrarse hasta 3.000 euros al año. Estamos hablando de un importante ahorro económico en el presupuesto de nóminas, teniendo en cuenta que los gastos sociales tienen un gran impacto en la tesorería de un negocio tecnológico de nueva creación.

"Una startup puede ahorrarse hasta 3.000 euros por persona al año"

- ¿ A través de qué herramientas se puede obtener este ahorro fiscal?

- Hay dos principales. La primera son las deducciones en el Impuesto de Sociedades y las deducciones que existen por  I+D+i (Investigación, Desarrollo e Innovación). Y la segunda, las bonificaciones que hay por personal investigador.

Son deducciones fiscales que se pueden aplicar en el Impuesto de Sociedades y  sobre las que no se ha informado lo suficiente. Son algo así como nichos fiscales que no se comunican y que tampoco son de fácil acceso. Aunque hay que señalar que el 80% de estas empresas ya están utilizando las deducciones fiscales por I+D+i. Además, de que todos los países que tienen una economía puntera tienen este tipo de deducciones fiscales, porque son vitales para el empleo y para que los negocios sigan apostando por la innovación.

- ¿Por qué es tan importante revisar y tener controlada el área fiscal para un negocio tecnológico?

- Es precisamente en el área fiscal donde nosotros trabajamos y le damos muchísima importancia, porque puede ser una palanca de ahorro muy importante para el negocio. De hecho, nosotros lo que hacemos es potenciar económicamente los presupuestos de las startups, a través de diferentes deducciones fiscales por I + D+ i o mediante bonificaciones a la Seguridad Social por personal exclusivo de I + D + I, también con ayudas y subvenciones a proyectos. 

- ¿Crees que las startups españolas tienen un problema a la hora de controlar su tesorería?

- No, no lo creo. Creo que todos los emprendedores intentan tener su tesorería lo mejor que pueden. Ahora bien, estamos hablando de incentivos y herramientas fiscales que son poco conocidas. Porque cuando la gente pone en marcha una startup no piensa en cómo puede optimizar sus costes sociales o el Impuesto de Sociedades, porque ni si quiera lo han tenido que pagar aún. Además de que, para acceder a ellos, hay que cumplir con una serie de requisitos y hay que hacer frente a una carga burocrática, que hace que muchas veces a la startup no le interese pasar por ese procedimiento.

" Los incentivos permiten reducir los costes de tu producto, para ser más competitivo en esta época de crisis"

- Siempre es importante tener optimizada la tesorería pero, ahora, tras la pandemia puede ser fundamental, ¿no?.

- Ahora, más que nunca, es cuando hay que generar ahorro. Hay que encontrar palancas de ahorro debajo de las piedras. Es muy importante analizar los presupuestos y ver las deducciones y subvenciones que existen y que pueden ayudar a reducir los gastos de un negocio. Nosotros lo que hacemos a nuestros clientes, a la startups, es un diagnóstico para que ellos puedan ver exactamente el tangible del que estamos hablando. Es decir, del ahorro que pueden llegar a generar aplicando este tipo de incentivos fiscales.

Además, desde Leyton tenemos experiencia y contacto con el mundo de la innovación, como aceleradoras, parques tecnológicos, inversores privados o asesores jurídicos. Por eso también podemos aportar a la startups un importante servicio de asesoramiento, porque les podemos poner en contacto.

- ¿Habéis notado si el emprendimiento se ha frenado durante la alerta sanitaria?

- Creo que aún es demasiado pronto para hablar de un freno al emprendimiento. Pero, obviamente, el confinamiento que hemos vivido y que nunca antes se había experimentado, ha parado muchos proyectos. Ahora bien, lo que esperamos es que todas las empresas asimilen que esto no nos tiene que parar, que tienen que seguir, que tenemos que reaccionar y reactivar la economía.

Todas las empresas que tengan ese componente tecnológico serán las que salgan a la luz.

- ¿Crees que es el momento, cuando todavía estamos sufriendo los efectos de la pandemia, para emprender?

- Creo que el efecto emprendedor está en todas las épocas y más en los momentos de crisis, porque es cuando hay que ser más listos. Y creo especialmente que esta crisis dará pie a que mucha gente se lance a crear su propia empresa, porque habrá detectado un fallo o una oportunidad, y puede resolver esa necesidad que existe en el mercado.

- ¿Cuáles serán las áreas donde será más fácil emprender tras el COVID-19?

- Obviamente serán todas aquellas áreas ligadas a la innovación. La innovación ya ha demostrado, incluso antes de la crisis, que es un elemento crucial para fortalecer la economía, las empresas y el empleo. Con lo cual, todas las empresas que tengan ese componente tecnológico serán las que salgan a la luz.

También tendrán futuro, porque es un tema que cada vez se demanda más, las empresas enfocadas al medioambiente. Es decir, todas estas startups que apuestan por desarrollar productos más verdes o por un consumo más eco-responsable. Éste es un sector que saldrá muy fortalecido de la crisis.

La industria 4.0 es otro sector por el que los emprendedores van a apostar mucho en el futuro. A través de él, las startups van a dar respuesta a la digitalización. En general creo que todo el mundo online saldrá más reforzado.

- Es momento para el emprendimiento, pero también es un momento de mucha incertidumbre e inestabilidad económica ¿Cómo se hace frente a ese miedo e inestabilidad para emprender?

- No sé si hay alguna fórmula perfecta para hacer frente a ese miedo, pero lo que sí sé es que para hacer frente a este tipo de crisis hay que utilizar al máximo las herramientas fiscales que se ponen a disposición de la innovación. Es vital, porque permiten reducir los costes de tu producto, para ser más competitivo en esta época de crisis.

“Muchos emprendedores desconocen que pueden ahorrarse miles de euros con las deducciones por innovación”