viernes. 17.09.2021

HABÍA PROMETIDO REBAJARLO PARA AUTÓNOMOS Y PYMES

Los negocios españoles pagan más impuesto de sociedades que los europeos y el Gobierno pospone su bajada al 2022

Cotización_Impuesto_IVA

La bajada del impuesto de sociedades para los pequeños negocios es uno de las promesas del Gobierno. En España pagan un tipo impositivo 3,6 puntos más alto que la media europea.

Los negocios españoles pagan más impuesto de sociedades que los europeos y el Gobierno pospone su bajada al 2022

Mientras que a nivel internacional los países concentran sus esfuerzos diplomáticos en alcanzar una armonización fiscal del Impuesto de Sociedades y establecer un tipo mínimo del 15% en todos los estados para evitar así las prácticas de competencia desleal y dumping fiscal, en España, el Gobierno pospone para 2022 la bajada del tipo impositivo para los pequeños negocios. Fecha en la que se tiene previsto que se publique el informe de la Comisión de Expertos.

La bajada del tipo impositivo para las pequeñas y medianas empresas es uno de los puntos que forma parte del Pacto de coalición entre PSOE- Unidas Podemos. En el acuerdo se establece la bajada del gravamen del 25% al 23% en el Impuestos de Sociedades para las pymes que facturen menos de un millón de euros. Un objetivo que por ahora tendrá que esperar, como mínimo, hasta el próximo febrero. Fuentes del Ministerio de Hacienda confirmaron que la reforma fiscal que planea el Ejecutivo, y en la que se incluye la modificación de este tributo, “depende del informe de la Comisión de Expertos, cuya publicación está prevista para febrero del 2022”.

El pasado abril el Ejecutivo encomendó a un grupo de expertos la realización de análisis del sistema fiscal español para mejorar su eficiencia. El estudio, que no es vinculante, pone el foco sobre la medioambiental, la imposición en sociedades, la tributación de la economía digital, así como la armonización patrimonial. La Comisión de expertos tiene de plazo hasta el próximo 28 de febrero de 2022 para entregar sus recomendaciones. 

En España se paga más impuesto de Sociedades que la media en Europa

En estos momentos, el tipo de sociedades que se abona en España es 3,6% puntos superior al que se paga en la media europea, según revela un estudio del sindicato UGT sobre este impuesto. El documento recoge que “los tipos nominales máximos del impuesto de sociedades en España, que en las últimas dos décadas ha pasado del 35% al 25%, y en el conjunto de la Unión Europea, donde se ha reducido del 35% al 21,4% en 2021.” Es decir, que mientras que en España las empresas pagan un 25% de impuesto de sociedades, en Europa la media está al 21,4%, 3,6% más.

Asimismo, UGT señala que el tipo impositivo que se aplica a las empresa varía en función del tamaño de las mismas o, mejor dicho, en función de si operan como un entidad o como grupo. Así, “con datos de 2018, los grupos (el 0,35% de todas las empresas) concentran el 50% de la facturación y el 59% del beneficio del impuesto, pero solo aportan el 32% de la cuota líquida. Se observa que los grupos pagan un tipo efectivo sobre sus beneficios contables de solo el 5,3%, frente al 15,5% del resto de empresas (G.B)” apunta el documento.

Es más, y según publica el sindicato, el tipo efectivo sobre la base imponible que tienen que abonar los grupos de media es de un 19,3%, frente que al 22,7% que pagan las empresas individuales. Se trata de una diferencia que es mucho más grande cuando se compara con respecto a los beneficios que obtienen las sociedades. Así, el pago de este impuesto para los grupos empresariales sólo supone el 5,3% de sus beneficios, mientras que para un actividad sola éste representa el 15,5% de sus beneficios.

El problema del Impuesto de Sociedades en España

Para el presidente de la Federación Española de Asociaciones Profesional de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (FETTAF), Joan Torres, “el problema que ocurre con el Impuesto de Sociedades en España son las deducciones, sobre todo aquellas que se aplican al I+D+i”. Según Torres, se trata de deducciones muy importantes y de interés para toda la población, pero que hacen que las grandes empresas y corporaciones paguen casi un 10% menos del impuesto del que deberían abonar (está en el 25%)".

“Las grandes compañías pueden de todos los beneficios que obtienen, deducirse toda la inversión hecha en I+D+i. Es un ventaja fiscal a la que muy pocos autónomos y pequeñas empresas pueden acceder. A muchas ya les es complicado llegar a fin de mes, como para tener que invertir en investigación y desarrollo” apuntó el presidente de FETTAF. Que habló de la complejidad añadida de realizar ese esfuerzo tras la pandemia.

Esta diferencia, en la aplicación de ciertas deducciones, es lo que hace que al final sean las pequeñas empresas las que acaben pagando un porcentaje mayor del impuesto de sociedades, frente al que abonan las grandes compañías. Es también la razón por la que surge la demanda entre los pequeños negocios, que es recogida por el actual Pacto Gobierno.

Torres siempre ha defendido la creación de un modelo de Impuesto de Sociedades progresivo. “Lo he expuesto en foros. Se debería de hacer un Impuesto de Sociedades más progresivo, tal y como ocurre con la RENTA. De esta forma, se podría establecer, por ejemplo, que las sociedades que lleguen a 150.000 euros de beneficio paguen un 10%, las que lleguen a 300.000 el 15% y las que obtenga importes superiores a esos que abonen el 25%”.

Según subrayó, ir escalonando el pago del impuesto sería beneficioso para todas las entidades, ya que las sociedades más pequeñas disfrutarían de pagar menos impuestos, y las grandes podrían seguir optando a esas deducciones.

Un impuesto de sociedades global el 15%

El informe mencionado del sindicato UGT viene a colación del “acuerdo del G7 alcanzado en junio de 2021 y que ha sido ratificado por el G20 en Venecia el pasado sábado 10 de julio, sobre el establecimiento de un tipo mínimo en el impuesto de sociedades, supone un gran paso adelante en un proceso que comenzó en 2013 en el marco de la OCDE” como informa el documento.

Se trata de un acuerdo crucial para las grandes economías, que tiene el objetivo de acabar el dumping fiscal que están llevando a cabo las grandes empresas tecnológicas. Y con el que se ha comprometido España. El Ministerio de Hacienda y Función Pública asegura en en su informe de rendición de cuentas del primer semestre de 2021, que “espera poder avanzar en la segunda parte del año se encuentra el impulso a la cooperación internacional en materia de fiscalidad, donde se están produciendo importantes avances en el marco del G20 y la OCDE respecto a un tipo mínimo global en el Impuesto sobre Sociedades”.

Los negocios españoles pagan más impuesto de sociedades que los europeos y el Gobierno pospone su bajada al 2022