Lunes. 22.10.2018

PARA HACER FRENTE A SUS PAGOS TRIMESTRALES

Los nuevos límites en módulos harán que muchos autónomos se endeuden con Hacienda

Los nuevos límites en módulos harán que muchos autónomos se endeuden con Hacienda

Muchos son los trabajadores autónomos que tendrán que abandonar el sistema de módulos y pasar a estimación directa si el Gobierno no mantiene un año más los actuales límites. Un cambio que hará que una parte de los trabajadores por cuenta propia abandonen su actividad, según las organizaciones que les representan, y -como dicen los asesores fiscales- que la otra parte que continúe trabajando y tributando en estimación directa se endeude constantemente con Hacienda, pues no podrá hacer frente a los pagos trimestrales.

Los nuevos límites en módulos harán que muchos autónomos se endeuden con Hacienda

El sistema de módulos sufrirá si no se hace nada una rebaja en su límite para acceder a él. Así, lo recoge la reforma fiscal de 2016 que preveía una disminución en los límites del sistema de 250.000 a 150.000 euros para los trabajadores que facturen directamente a sus clientes y de 125.000 a 75.000 euros para aquellos que lo hagan a otras empresas. Un cambio que se lleva parando y prorrogando desde hace tres años, ya que la rebaja de 100.000 y de 50.000 euros respectivamente en el límite de módulos afectará negativamente a muchos trabajadores autónomos, especialmente en el sector del transporte, que tendrán que verse obligados a abandonar antes o después su actividad, según el presidente de Fetransa, Víctor González

El sistema de estimación directa es una forma de tributar con la que a los actuales moduleros (término que se utiliza para definir al profesional autónomo que tributa en módulos) no están cómodos porque no les salen las cuentas. Con esta nueva forma, los trabajadores por cuenta propia sufrirán un aumento de la presión fiscal y de los gastos en gestoría, quedándose en la mayoría de los casos, con un beneficio muy pequeño o nulo. Pero es que, además, el cambio provocará que los autónomos se endeuden constantemente con Hacienda, tal y como apunta Heriberto Hurtado, secretario de Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (Fettaf).

Según este experto en material fiscal, si el Gobierno no mantiene el actual sistema de módulos y se aplica la rebaja de los límites, los moduleros “inicialmente se cabrearían, pero finalmente acabarían aceptando el cambio. El problema llegaría sobre el 20 de abril cuando estos tengan que presentar la primera declaración de impuestos trimestrales, que traería consigo un aumento considerable de los aplazamientos del pago porque estos autónomos no van a tener recursos para pagar el IVA”.

Esto le pasará, por ejemplo, a muchos autónomos transportistas que el 20 de abril tendrá que liquidar el IVA facturado a 31 de marzo cuando aún no lo han cobrado y es posible que “sólo hayan ingresado hasta esa fecha el IVA del mes de enero. Conozco transportistas que están cobrando a 90 y 100 días”, aseguró Heriberto Hurtado. Es esta falta de liquidez, la que hará que tenga que solicitar un aplazamiento y endeudarse con Hacienda.

La morosidad, constituye a día de hoy, uno de los principales problemas de los autónomos, ya que la mayoría de las empresas, e incluso el propio Estado, suele pagar tarde incumpliendo la Ley de Morosidad. Según el último informe sobre morosidad, realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el plazo medio a 31 de mayo de 2018 se sitúa en 70 días.

Volverá a ocurrir una y otra vez

Algo parecido les pasará con la declaración trimestral del IRPF. Esta incluso se agravará en el caso de los transportistas, pues según detalla el asesor fiscal, el IRPF del propietario de un camión-trailer que se encuentre en módulos le sale por unos 760 euros al trimestre. Pero cuando esté en estimación directa el coste será de entre 2.700 o 3.000 euros. En general, el nuevo límite en módulos supondrá una subida fiscal de hasta 12.000 euros por autónomo, según explica Víctor González, presidente de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa) en una entrevista.

Esto le volverá a ocurrir al trabajador por cuenta propia en la declaración de impuestos del segundo trimestre. “Al final los trabajadores tendrán una bola de aplazamientos, porque es exactamente lo que les está ocurriendo a muchos trabajadores que están ahora en estimación directa: piden aplazamientos de IVA cada dos por tres”.

En la mayoría de las ocasiones Hacienda “te concede los aplazamientos pero el autónomo debe pagar unos intereses. Aunque se paguen dos meses más tarde, se junta el impuesto del siguiente trimestre cuando aún no se ha terminado de pagar el primero. Así, trimestre tras trimestre, la bola no se podrá digerir y más de uno se quedará en el camino”, recalcó Heriberto Hurtado.

La solución

Para evitar que la rebaja de los límites del sistema de módulos acabe con la actividad de muchos profesionales la solución pasa por “continuar en 2019 con el actual sistema es decir, que se prorrogue el actual límite de 125.000 euros. Y a primeros de año se constituya una mesa de trabajo compuesta por profesionales de los sectores, fiscales y de la Administración, para que trabajen en alguna fórmula” que permita la transición suave desde el sistema de módulos al de estimación directa, insistió Hurtado.

Los nuevos límites en módulos harán que muchos autónomos se endeuden con Hacienda