jueves. 12.12.2019

RESPUESTA DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS

¿Puede deducirse un autónomo los gastos de la reforma de su vivienda?

¿Puede deducirse un autónomo los gastos de la reforma de su vivienda?
Desde 2018, los autónomos que trabajan desde casa pueden desgravarse parte de los gastos de su vivienda, como suministros o amortizaciones. Pero ¿Qué hay de las reformas del hogar?
¿Puede deducirse un autónomo los gastos de la reforma de su vivienda?

El 1 de enero de 2018, la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo abrió un nuevo horizonte de posibilidades para el trabajador por cuenta propia. También para el que desarrolla su actividad desde casa. Desde aquel momento, se reconoció por primera vez, a nivel práctico, la actividad que realiza el autónomo desde su vivienda como una nueva realidad, que merece los mismos derechos que cualquier otra y, por tanto, con la que se puede también optar a deducciones. 

Con la nueva ley, los contribuyentes del impuesto que afecten parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de una actividad económica, podrán deducirse como gasto los suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, teléfono e Internet. Eso sí, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 % a la proporción -en metros cuadrados- de espacio que se dedica al desarrollo de la actividad por cuenta propia. 

Desde Gana Energía pusieron un ejemplo para ilustrar cómo funcionarían estas deducciones: María es psicóloga y pasa consulta desde su casa, una vivienda de 98 metros cuadrados, pero destina tan sólo 20 metros de una habitación a su propio negocio, como especificó a Hacienda en el momento de su alta. Las facturas de los suministros en estos últimos meses ascienden a 300€, pero ella podrá deducirse el 30% del resultado que da la multiplicación de esa cuantía por la proporción destinada a su actividad. Es decir: 300 euros x 20% de vivienda afectada = 60€ x 30% de deducción= 18€ x 4 grupos de meses= 72€

Sin embargo, los suministros no son lo único que puede deducirse el autónomo que desarrolle su actividad en la vivienda. También cabe la posibilidad de deducir  los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, amortizaciones, Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o comunidad de propietarios.

Aclarados todos estos puntos aún quedaron dudas sobre la posibilidad de deducir otros gastos del hogar. Es el caso de las reformas. ¿Puede un autónomo deducirse en renta los gastos derivados de la reforma del hogar? 

¿Puede deducirse un autónomo los gastos de reformar su vivienda?  

A la pregunta sobre la posibilidad de deducir en IRPF los gastos derivados de una reforma del hogar cuando el autónomo desarrolla su actividad en ella, la Dirección General de Tributos respondió recientemente a raíz del planteamiento de una afectada. En este caso, la trabajadora por cuenta propia tenía declarada la mitad, un 50% de la vivienda, como lugar de desarrollo de su actividad. 

La Agencia Tributaria explicó en esta consulta vinculante la primera clave para que estos gastos sean deducibles: si la casa es o no un elemento afecto a la actividad económica. En este caso sí lo es, por lo que entraría en juego un segundo requisito: la necesidad de exclusividad. En principio, la norma recoge que, en este caso, una vivienda no podrá considerarse afecta a la actividad si se comparte el uso personal con el laboral. Con una excepción: la separación entre ambos usos.

Es requisito separar el uso personal del laboral

En este caso, para la deducción en IRPF de los gastos derivados de una reforma en la vivienda, la Dirección General de Tributos aclaró que será posible hacerlo ,siempre y cuando, el autónomo separe el espacio donde se dedica a su actividad, del resto de la vivienda. De este modo, sí podrían deducirse los gastos que ésta le ocasione para su actividad, incluidos los derivados de una reforma. Para ello, también sería requisito -continuó la Agencia Tributaria- que el profesional en cuestión sea titular de la vivienda.

Una vez realizada esta separación, el autónomo ya podría proceder a la deducción de los gastos de la reforma, eso sí, siempre en la parte proporcional al espacio afecto. Esta regla de deducción de los gastos en IRPF vale también para otros aspectos como las amortizaciones, el IBI o el seguro de responsabilidad civil de la vivienda.

¿Puede deducirse un autónomo los gastos de la reforma de su vivienda?