martes. 07.12.2021

A EXPENSAS DE LOS CAMBIOS EN LA TRAMITACIÓN

Éstas son las subidas de impuestos y cotizaciones a los autónomos incluidas de momento en los presupuestos de 2022

montero-consejo-ministros-presupuestos-hacienda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda
El Gobierno ya ha presentado al Congreso el proyecto de presupuestos para 2022 del que, de momento, se conocen algunas subidas en impuestos y cotizaciones que afectarían a los autónomos a partir del año que viene. Éstas son. 
Éstas son las subidas de impuestos y cotizaciones a los autónomos incluidas de momento en los presupuestos de 2022

El Gobierno presentó el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) ante el Congreso con vistas a que las cuentas estén aprobadas y en vigor el 1 de enero de 2022.  A expensas de los cambios que experimente durante su tramitación en el Congreso, el Ejecutivo ya avanzó varias de las directrices y novedades incluidas en este proyecto presupuestario que, en algunos casos, se traducirán en más impuestos y cotizaciones para los autónomos.

Las cuentas propuestas por el Gobierno para el nuevo año recogen el techo de gasto más elevado de la historia con 196.142 millones de euros. Y para sostener estas cifras de gasto público también es necesario subir la recaudación, que según el proyecto de presupuestos, alcanzaría la friolera de 232.352 millones de euros en 2022, un 8% más de lo que se previó para 2021. El Ejecutivo confía en recaudar más, sobre todo en IVA o IRPF, gracias a la esperada recuperación económica, que debería "aumentar las rentas de las familias, los beneficios empresariales o el consumo", según sus previsiones.

Ahora bien, el buen rumbo de la economía y el aumento del consumo no es la única baza que espera tener Hacienda para asegurarse este incremento inédito de la recaudación. En el marco del proyecto de presupuestos Generales del Estado ya se prevén varias subidas de impuestos -aunque algunas de ellas indirectas- y una subida de la base de cotización de los autónomos que aumentará la cuota a más de la mitad del colectivo. 

Subidas que afectan a los autónomos y que se conocen hasta hoy por el proyecto de presupuestos 

De momento y a expensas de la aprobación parlamentaria del proyecto y de conocer al detalle el extenso documento que compondrá los presupuestos de nuestro país para 2022, ya se sabe que el Gobierno pretende reducir el límite de exención fiscal en los planes de pensiones individuales -muchos de ellos, son de autónomos-; descongelar la subida del impuesto de matriculación de los vehículos que tienen que pagar particulares y empresas al adquirir un nuevo coche; reducir algunas bonificaciones en el Impuesto de Sociedades; aumentar las comprobaciones de valores catastrales -lo que suele incrementar impuestos-  o subir la cuota mínima de los autónomos a 293,94 euros, 60 euros más al año.

Reducción a 1.500 euros del límite de aportaciones exentas a planes de pensiones  

Los planes de pensiones individuales son uno de los instrumentos financieros más utilizados por los autónomos. Cabe recordar que la pensión media de jubilación en el colectivo apenas alcanza los 800 euros, por lo que miles de trabajadores por cuenta propia deciden complementar su prestación con estas aportaciones. 

A partir de 2022, de salir adelante los nuevos PGE tal y como los dio a conocer el Gobierno, se reducirá de los 2.000 euros actuales a sólo 1.500 euros el tope máximo desgravable en IRPF por aportación a planes de pensiones. A día de hoy, hay más de 7,5 millones de partícipes de este tipo de instrumentos y, según las asociaciones representativas de la previsión social complementaria, una gran parte de ellos son autónomos. 

Todos ellos tributarán más en IRPF ya que -poniendo un ejemplo sencillo-: teniendo unos ingresos por actividades económicas de 100.000 euros anuales, tributarían por 98.000 si aportaran 2.000 a su plan de pensiones este año, mientras que para 2022 pagarían los impuestos correspondientes a 98.500 euros por los mismos ingresos, pudiendo sólo aportar 1.500 a su plan.

En dos años, las aportaciones máximas a los planes individuales han experimentado un recorte de 6.500 euros, ya que los PGE de 2021 ya introdujeron una rebaja desde los 8.000 euros a los 2.000 euros. Reducción que se espera que sea de 500 euros más para este próximo año.

Subida de los tramos en el impuesto de matriculación de vehículos  

Otra de las subidas de impuestos que podrían afectar en el nuevo año a los autónomos que se plantean comprar un vehículo nuevo, especialmente a los que se dedican a actividades relacionados con el transporte, es la subida del impuesto de matriculación. Concretamente, el proyecto de PGE para 2022 descongela la bajada de los tramos de emisiones que estaba prevista para 2021 y con la que se empezará a aplicar un porcentaje superior por menos emisiones. 

Dicho de otra forma, si bien el porcentaje aplicable y el impuesto como tal, técnicamente, no sube, al reducirse los límites en los tramos habrá cientos de vehículos que suban a un tramo superior y, por lo tanto, tengan que pagar más impuestos. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó en la presentación de los presupuestos que con la entrada en vigor de estas cuentas quedará sin efecto la enmienda vinculada a los PGE de 2021 y que paralizaba esta subida, por lo que en 2022 entraría en vigor el incremento del impuesto, que vino dado por las nuevas normativas europea de emisiones.

De este modo, y siempre que quede aprobado por vía Parlamentaria, el porcentaje de impuestos de matriculación asociado a cada modelo de vehículo se incrementará ya que muchos de ellos saltarán de tramo. 

Concretamente, hasta ahora los coches que emitan menos de 144 gr/km estarán exentos del impuesto; los que se sitúan entre 145 y 191 gr/km pagan un 4,75% de su precio franco fábrica; entre 192 y 239 gr/km el porcentaje salta hasta el 9,75% y los que superen los 240 gramos estarán tasados con un 14,75%

Mientras que, a partir de ahora, estarían exentos aquellos de menos de 120 gramos/km; pero los de entre 121 y 160 gramos/km pagarían 4,75%; los de entre 161 y 200 gramos/km abonarían un 9,75%; y los de más de 200 gramos/km, un 14,75%.

Teniendo en cuenta que este impuesto se asigna en función de las emisiones del coche y se aplica el porcentaje sobre la base imponible, por comprar un nuevo vehículo de 10.000 euros con unas emisiones de 165 gramos/Km hasta diciembre el autónomo pagaría un 4,75%, lo que son 475 euros, mientras que desde enero de 2022 pasaría a pagar 975 euros de tributo.

Reducción de algunas bonificaciones en el Impuesto de Sociedades

Así mismo, el proyecto de presupuestos también incluye algunos cambios en el Impuesto de Sociedades. Más allá de la rebaja al 15% del tipo mínimo en este tributo, que afecta exclusivamente a grandes empresas, también se prevén algunas reducciones en las bonificaciones de este impuesto que sí podrían afectar a pequeños negocios.

De momento, ya se ha dado a conocer la reducción de la bonificación fiscal en el impuesto de sociedades para  negocios  que se dedican al arrendamiento de viviendas, que bajaría del 85% al 40%,

Posible subida del IBI y otros impuestos  

Por otro lado, como cada año, el Gobierno fija el número previsto de Procedimientos de Valoración Colectiva, que sirven para actualizar el valor catastral de los inmuebles en España. Para el ejercicio que viene, el proyecto prevé un incremento impositivo para más de 300.000 inmuebles que serán revisados, hasta un total de 825.000. Todos esos propietarios verían actualizado el valor catastral de su propiedad.

Esto puede hacerse tanto a la baja como al alza, pero lo habitual -dicen los expertos- es que suba. Por lo que, en caso de aumentar dicho valor, aumentarán también algunos impuestos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o Plusvalía municipal, ya que ambos se calculan en base a esta cifra. 

El valor catastral de los inmuebles se actualiza, en su caso, por las Leyes de Presupuestos Generales del Estado, y sirve de base imponible al Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Es un dato protegido, por lo que no se publica, y su revisión se produce, en el caso de inmuebles urbanos, en el marco de procedimientos de valoración colectiva.

En este caso, lo que se prevé hacer es aumentar estas comprobaciones, de 500.000 inmuebles en 2019, 2020 y 2021, respectivamente, a 825.000 en 2022. Por lo que habría entorno 300.000 revisiones más para verificar si el valor que se pactó en el momento de transmisión de la vivienda o local comercial corresponde realmente al actual valor de la propiedad.  

Cuando hay una revisión de estas características, "si el valor catastral que se determina es superior al que se fijó hace años, que suele ser lo habitual, sube el tipo, principalmente en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) -no así en Sucesiones o Donaciones- En el caso de que se siguiera aplicando la misma base que hace 10 años, es probable que el impuesto suba de golpe. Para que esto no sea así, existen unas correcciones, una especie de bonificaciones para que el pago sea progresivo. También puede darse el caso de que la actualización se haga a la baja porque el valor en el momento de compra fuera más elevado por una situación económica determinada, como la anterior a 2008", apuntó  Luis Del Amo, secretario general del REAF del Consejo General de Economistas (CGE).

Esta actualización, según añadió el experto, también afectaría al impuesto sobre la Plusvalía municipal -que a día de hoy ha invalidado una sentencia del Tribunal Supremo-, que se base en la diferencia entre el valor catastral del suelo en el ejercicio en el que se transmitió la propiedad y el actual valor. "Lógicamente, si este valor ha subido, la diferencia se repercutirá en este tributo", añadió Del Amo.

Incremento de la cuota mínima de los autónomos y también de la máxima

El Gobierno incluyó una subida de las bases de cotización los Presupuestos Generales del Estado para 2022. El nuevo incremento obligaría a un trabajador por cuenta propia que se encuentre en la base mínima a pagar un total de 291,1 euros al mes y a un societario 374 euros mensuales a partir del 1 de enero de 2022.

Las organizaciones esperaban que las bases de cotización se mantuvieran tal y como están, ya que la situación de los autónomos no ha mejorado lo suficiente y muchos sectores aún se encuentran en una situación crítica. A pesar de ello, el Ejecutivo subió sin previa consulta la base mínima de cotización de los autónomos, que pasaría de los actuales 944,40 euros a 960,60 euros. Por lo que la cuota mensual que deben abonar los trabajadores por cuenta propia pasaría de una mínima de 288,99 euros a 293,94 euros. Un incremento que sería de 4,96 euros más al mes que con la actual. En total, la subida para al autónomo al año sería de 54,49 euros.

En cuanto a los que están en bases máximas, el incremento pasaría de los 4.070,10 euros en 2021 a los 4.139,40 euros en 2022. La cuota máxima también variaría hasta los 1.266,66 euros al mes, 21,21 euros más con respecto a la actual de 1.223,24 euros/mes. En total, los profesionales que cotizan en bases máximas pagarían 254,47 euros más al año.

Los autónomos societarios también experimentarían un aumento de sus cuotas. Concretamente pasarían de pagar 371,5 euros mensuales a 377,87 euros al mes. Ello significa que su cotización subiría en 76,23 euros al año.

Este sería el impacto sin contar el incremento de los tipos que tendrán que asumir los autónomos (del 30,3 al 30,6) -y que, en este caso, no sería necesario que fueran incluidos en los PGE ya que dependen de un Real decreto aprobado en 2018-. Ambas subidas harían que realmente la cuota mínima en el 2022 se elevase hasta los 293,94 euros mensuales y la de los societarios hasta los 377,87 euros al mes, lo que supone un incremento de 59,4 y 76,2 euros al año respectivamente. La cuota de la base subiría hasta los 1.266,66 euros. 

Éstas son las subidas de impuestos y cotizaciones a los autónomos incluidas de momento en los presupuestos de 2022