martes. 17.09.2019

CADA VEZ HAY MÁS AUTÓNOMOS QUE LA ELEVAN

Tienes hasta el 30 de septiembre para subir o bajar tu base de cotización

Tienes hasta el 30 de septiembre para subir o bajar tu base de cotización

Del 1 de julio y hasta el 30 de septiembre los autónomos pueden cambiar su base de cotización. Es el tercer plazo de 2019, pero la última oportunidad para quienes quieran que su base suba o baje dentro del año. A partir de octubre, los cambios no se harían efectivos hasta 2020.

 

 

Tienes hasta el 30 de septiembre para subir o bajar tu base de cotización

Sólo queda un mes para que termine el tercer periodo en el que los autónomos pueden cambiar su base de cotización. El 30 de septiembre será el último día que tengan los trabajadores por cuenta propia para efectuar ese cambio, que se hará efectivo a partir del 1 de octubre. Este tercer plazo es importante porque será la última oportunidad para quienes quieran que su base se modifique en 2019.

Por norma, los autónomos pueden cambiar la cantidad por la que cotizan cuatro veces al año. Y, aunque todavía tienen otra oportunidad más este año para modificarla (el tramo comprendedido entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre), el cambio ya no se haría efectivo este año sino para 2020. En concreto, los periodos de presentación que marca la Seguridad Social son:

  1. Presentación del 1 de enero al 31 de marzo, efectos a partir del 1 de abril
  2. Presentación del 1 de abril al 30 de junio, efectos a partir del 1 de julio
  3. Presentación del 1 de julio al 30 de septiembre, efectos a partir del 1 de octubre
  4. Presentación del 1 de octubre al 31 de diciembre, efectos a partir del 1 de enero (el cambio se produce al año siguiente)

Los autónomos que estén interesados en cambiarla, tendrán que elegir  una base de cotización comprendida entre un mínimo de 944,35 euros mensuales y un máximo de 4.070,10 euros, y en función de esta cantidad pagarán una cuota que, a su vez, varía entre una mínimo de 283,3 euros mensuales y una máximo de 1.220. La elección que se haga de la cuota será muy importante, pues éste es el parámetro que marca la cuantía de las prestaciones que va a recibir el autónomo en caso de enfermedad, accidente, paro, maternidad o jubilación.

Muchos autónomos aprovechan estos periodos para subir la base

La posibilidad de cambiar cuatro veces la base al año es una medida que está en vigor desde el 2018 y  que fue aprobada con la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo que aumentó los periodos de modificación de la base de dos a cuatro. El objetivo era que los trabajadores por cuenta propia tuviesen más oportunidades para modificar su base y adaptarla a los ingresos que van obteniendo. Esto, les permitiría cotizar más en los periodos de bonanza y, por tanto, tener mejores prestaciones. O, por el contrario, cotizar menos en las temporadas que tengan menos ingresos.

Sin embargo, y a pesar de las cuatro oportunidades para cambiar su base, los trabajadores autónomos no la modifican periódicamente. De hecho, según los gestores, los profesionales por cuenta propia aprovechan, cuando se enteran de que se puede cambiar, para subirla un poco.

El Vocal I del Colegio de Gestores Administrativos, José Antonio Martín Herrera explicó que, cuando se acerca el final del plazo para cambiar la base de cotización, “nosotros enviamos una circular a todos nuestros clientes (entre 400 y 500 autónomos) en el que les informamos de que existe esta posibilidad y les explicamos la importancia que tiene cotizar más”. Según contó Herrera, no tienen ningún cliente que se esté subiendo y bajando la base de cotización constantemente. Todo lo contrario, la mayoría ha aprovechado estos periodos para subirla, y “ninguna de las personas que se la han subido la han vuelto a bajar”.

Sin embargo, éste gestor señaló que muchas personas no se estaban atreviendo a modificar y subir aún más su base por la incertidumbre: “mi percepción es que, desde el Gobierno, los medios de comunicación, y la instituciones, se está transmitiendo mucha incertidumbre sobre las prestaciones y la estabilidad del sistema y, esto, frena a muchos trabajadores autónomos. Los órganos competentes deberían transmitir más tranquilidad, que la gente no crea que va a estar cotizando 30 años para luego no tener pensión”.

Martín señaló que son, sobre todo, los trabajadores autónomos de 40 años los que más se animan a incrementar su base de cara a la futura pensión. Según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), los autónomos cobran actualmente un 30% más de pensión que hace diez años. De hecho, los trabajadores por cuenta propia han pasado de cobrar una pensión media de 538,76 euros en 2009, a una de 686 en 2019, lo que rebaja la diferencia entre las pensiones medias de un autónomo y un asalariado. Y esto, es porque cada vez más afiliados al RETA deciden subir su base.

El presidente de la Federación, Lorenzo Amor explicó, a raíz del informe que, el incremento de la pensión media, se debe por un lado al esfuerzo de los autónomos societarios, y, por otro, “a la disminución del total de autónomos que han preferido dejar de cotizar en la última década por la base mínima y pasar a hacerlo por una base algo superior”. Además, también señalaba que “sin duda, los nuevos autónomos pensionistas mejorarán cada vez más su prestación y esto es gracias al esfuerzo contributivo de los últimos años”.

Domingo Gallego, gestor y asesor fiscal, aseguró a este periódico que no identifica un patrón de comportamiento entre los autónomos con los que trabaja, a la hora de modificar su base de cotización en un periodo u otro. Aunque sí reconoció que “la subida de su base va en función de su empresa y del sector en el que se encuentra”.

Además, Gallego dijo que, en éste tercer periodo, es complicado que los autónomos decidan incrementar su base pues “septiembre es un mes difícil para ellos. Son muchos los gastos que van a tener -sobre todo familiares- por la vuelta al cole”. Por ello, lo más seguro es que esperen al cuarto periodo para hacer una modificación y ya, " arrancar el año con una nueva base” concluyó.

Tienes hasta el 30 de septiembre para subir o bajar tu base de cotización