Imprimir

Las bases medias de cotización de los autónomos siguen creciendo

Autónomos y Emprendedores | 19 de marzo de 2019

Entre 2007 y 2017, las bases medias de cotización de los afiliados al RETA han pasado de 907 euros a 1.078 euros al mes. Esto supone un crecimiento del 18,86% en diez años.

Según el histórico de cotizaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social al que ha tenido acceso Autónomos y Emprendedores, las bases medias de cotización de los 3,28 millones de trabajadores afiliados al RETA aumentó un 18,86% entre 2007 y 2017 (últimos datos proporcionados). Así, estas bases pasaron de los 907,21 euros a los 1.078,27 al mes en una década. Sin embargo, las mismas bases medias de cotización de los asalariados adscritos al Régimen General crecieron a un ritmo sensiblemente inferior, en torno al 12%. Para el 2019, el Gobierno prevé que las citadas bases medias aumenten en torno al 1,8%, seis décimas por encima del 1,25% que se ha incrementado la base mínima este año.

El motivo hay que buscarlo, por un lado, en la subida de las bases mínimas que cada año se acuerda con las principales asociaciones del autónomos y que, durante el citado periodo, fue de un 14% (desde 801,30 euros a 919,80 euros mensuales). Pero también tiene que ver con el hecho de que, poco a poco, cada vez son más los autónomos que optan por cotizar por bases superiores a esta base mínima (tras la revisión del pasado uno de enero, quedó fijada en 944,40 euros al mes con un tipo aplicable del 30%, porcentaje en el que se incluyen la cotizaciones por contingencias profesionales, cese de actividad y formación profesional).

Gráfico_Cotizaciones_Evolución07-17_Edit

Entre 2014 y 2018 el número de cotizantes autónomos persona física por bases entre la mínima y 1,5 veces esta, ha pasado del 20,5% al 23,9%, lo que en cifras absolutas supone 136.267 trabajadores por cuenta propia más, hasta alcanzar el pasado año los 779.467. También se ha incrementado en 10.306 el número de aquellos autónomos que cotizan por bases entre 1,5 y 2 veces superiores a la menor del RETA (desde el 3,5% al 3,7%), y hoy suman 111.449 más de los que había en 2014. Cabe destacar también que ambos segmentos no han dejado de crecer en este periodo.

Se podría decir que hay tres causas principales que justifican este incremento de cotizantes por bases superiores a la mínima. La primera es la equiparación en 2014 de las bases de cotización de los autónomos societarios y aquellos con 10 o más trabajadores contratados de forma simultánea en el ejercicio con las del grupo 1 del Régimen General. La segunda, el que a día de hoy existen en torno a 535.000 autónomos mayores de 55 años y que dada la proximidad de su edad de jubilación deciden aumentar sus bases con el objetivo de tener una mejor pensión. La tercera de las razones es la cultura de cotización que parece comenzar a calar entre los afiliados al RETA. Cada vez son más conscientes de que cuanto mayores sean sus contribuciones al sistema, mayor será su protección social y la de sus familias.

No obstante, donde sí se produce una leve caída es en el número de trabajadores por cuenta propia que cotizan por las bases más altas.

Gráfico cotizantes por base

Las dos principales asociaciones de autónomos, ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) y UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) hacen valoraciones distintas de esta tendencia. Lorenzo Amor, presidente de ATA, considera que “son muy buenos datos. Cotizar más siempre que se pueda redunda en mayores prestaciones para los autónomos”. Prueba de ello es, entre otras, la mejora de las pensiones de jubilación de los afiliados al RETA. En enero la nómina media de los nuevos pensionistas autónomos fue de 893,04 euros, 37 euros más que en el mismo mes del año pasado, y 156,60 euros que el importe medio de las prestaciones por jubilación el primer mes del año (733,44 euros).  Sin embargo, el secretario general de UPTA, Eduardo Abad, alude al “envejecimiento de los autónomos del baby boom. A lo que se une la escasa incorporación de nuevos activos”.

Menos cotizantes por la base mínima

Sea como fuere, a pesar de la entrada en vigor de la tarifa plana y del crecimiento neto de 115.838 autónomos que se ha producido entre 2014 y 2018, lo cierto es que cada vez son menos los autónomos que optan por cotizar por la base mínima. Así lo constatan las cifras. En concreto, el número de afiliados al RETA que eligieron esta base en el periodo referido se ha reducido desde los 2.144.531 a los 2.134.649. Es decir, hay 9.882 trabajadores por cuenta propia menos que eligieron la menor de las bases para contribuir al sistema. Además, su peso se ha reducido paulatinamente cada año desde el 68,3% al 65,6%. Y todo ello, a pesar de la Tarifa Plana de 50 euros, de la que según los datos aportados por la Seguridad Social se habrían beneficiado 1.643.084 emprendedores.

Más aún, de los datos aportados por Seguridad Social se deduce el efecto de la Tarifa Plana no está perjudicando a la recaudación. Aunque la bonificación se extendió a todos los nuevos autónomos desde 2014 (independientemente de su edad) el coste para el sistema ha rondado los 650 millones de euros y, sin embargo, la recaudación por cotizaciones del colectivo se incrementó entre 2014 y 2017 en algo más de 783 millones de euros. Desde los 10.395 millones de euros a los 11.604 millones de euros.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/bases-medias-cotizacion-autonomos-siguen-creciendo/20190318171335019100.html


© 2019 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​