Imprimir

Las marcas se vieron obligadas a ayudar a sus franquiciados para superar la crisis

Alejandra Used | 04 de junio de 2020

Las franquicias también han sufrido los efectos de la crisis. Sin embargo, los autónomos bajo el paraguas de una marca han contado con el apoyo de su enseña. Algunas les han ayudado con el pago de los Royalties, devolviéndoles las cuotas o asesorándoles. 

Mantener en pie un negocio siempre es duro. Por eso, muchos emprendedores recurren al modelo de franquicia. El proyecto suele ser más seguro porque ya  tiene una imagen sólida y el autónomo cuenta con un respaldo. A pesar de ello, la crisis por el Covid-19 también le ha pasado factura a las franquicias, que se han visto obligadas al cierre temporal de sus negocios en muchos sectores y a permanecer abiertas pero afrontando grandes pérdidas en otros tantos. 

Ante esto, las marcas y sus asociados han tenido que adaptarse y remar en la misma dirección. “Todas han ayudado de una manera u otra a sus franquiciados. Depende mucho de cada cadena y del sector, pero las enseñas han estado encima ayudando a los autónomos: han sido flexibles en el cobro de los royalties -cuotas que cobra la enseña al franquiciado por utilizar la marca- y les han asesorado para el cierre y acceso a las ayudas, y también de cara a la reapertura”, apuntó Eduardo Abadía de AEF - Asociación Española de Franquiciadores -.

La mayoría de estos emprendedores aseguran haber recibido apoyo económico por parte de las marcas durante la crisis. Las enseñas han ofrecido diferentes planes para sus asociados como bonificaciones de royalties, devolución de cuotas o descuentos en los productos. Además, en el plano operativo, muchas redes también han organizado reuniones online semanales con todos los franquiciados para suplir esa falta de comunicación natural que se produce por el teletrabajo y asesorarles en todas las claves para hacer frente a la crisis.

Protocolos para la reapertura de los franquiciados

Según la asociación de franquicias, las marcas han formado a todos los empleados para darles pautas estrictas de trabajo.  Aseguran que todos se están adaptando a la nueva normalidad y dando protocolos a seguir a sus asociados. Aunque algunos están teniendo más dificultades que otros, por el sector en el que desarrollan la actividad. 

Los que más han sufrido la crisis y posterior reapertura han sido las franquicias del canal HORECA (Hostelería Restauración  y Cafeterías). Es el caso de Javier Floristán, propietario de Grupo de pizzerías italianas La Mafia. Éste se muestra optimista con la vuelta a la normalidad y asegura que sus franquiciados, en función de las características de sus restaurantes, están acabando de acondicionar sus establecimientos para garantizar la máxima seguridad e higiene a los clientes.

“Además de las medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad para el sector de la restauración, Grupo La Mafia ya ha incorporado como novedad en sus terrazas una carta virtual mediante código QR, un método que garantiza la máxima higiene para los clientes a la hora de realizar su pedido. El código estará ubicado en cada mesa y el cliente, con su Smartphone, podrá descargarse la carta cómodamente en su móvil y escoger qué plato desea sin tener ningún tipo de contacto físico".

La voluntad de la compañía es extender estos protocolos a todos sus restaurantes franquiciados e implantarlos también en el interior una vez que esta modalidad esté permitida en todas las provincias. Además, para asegurar mayor higiene y seguridad a sus clientes, "las mesas se montarán en el momento que lleguen los clientes, para cumplir con la normativa de evitar objetos a la intemperie, y habrá dispensadores de gel hidroalcohólico en sitios independientes, tanto para empleados como para clientes”, explicaron desde la marca.

Otras medidas tomadas por la cadena de restauración son la separación entre mesas para asegurar la distancia de seguridad entre comensales, la desinfección de las superficies en cada cambio de turno, y  permitir solamente el acceso a personal libre de síntomas. Además, todos los trabajadores de los restaurantes franquiciados tendrán que ir con mascarillas y guantes desechables durante toda su jornada. Asimismo, se ha establecido como pago prioritario el realizado con tarjeta para minimizar el contacto.

Por último, esta marca ha establecido que todos los empleados tengan que superar un curso en el que se les formará sobre toda la normativa y su aplicación al sistema de trabajo y seguridad en Covid-19, antes de reincorporarse a su puesto.

Por su lado, ECOX4D5D, una franquicia pionera y líder en ecografía emocional a embarazadas, también ha implementado diversos protocolos para sus asociados. “Bajo el concepto de centro seguro, la central de franquicias ha creado un protocolo de trabajo seguro para los franquiciados y atención a embarazadas y acompañantes en las distintas fases de desescalada. También se han diseñado e incorporado a los centros franquiciados mamparas de protección específicas con el objetivo de realizar ecografías de forma segura para los franquiciados y los clientes".

El 75% de los franquiciados solicitaron préstamos

Pese a las ayudas de las marcas, muchos autónomos asociados han tenido que recurrir a  créditos. De hecho, el 75% de los franquiciados de las redes asociadas a la AEF - Asociación Española de Franquiciadores - reconocen haber solicitado un crédito, según un informe elaborado por esta entidad sobre financiación con el objetivo de conocer la realidad en cuanto a la petición y concesión de créditos avalados por el ICO - Instituto de Crédito Oficial -.

En su labor como Agente Colaborador del ICO, la organización remite semanalmente informes al Instituto de Crédito Oficial, con los comentarios y las quejas que aporten tanto franquiciadores como franquiciados en materia de financiación.

Su Presidenta, Luisa Masuet, aseguró que “somos conscientes de la importancia que en este momento tiene la concesión de financiación. La realidad es que hay muchas enseñas que lo han solicitado y todavía no han percibido los préstamos, poniéndolas en una situación crítica de liquidez. Por ello, desde la AEF, como Agente Colaborador del ICO, nos hemos comprometido a proporcionar información semanalmente, que facilite el análisis y el seguimiento de la situación del sistema de franquicias”.

En este sentido, la AEF ha enviado un formulario a sus socios, en el que podrán realizar comentarios y quejas en materia de financiación, tanto de la central franquiciadora como de sus franquiciados, que posteriormente le serán remitidos al ICO para su conocimiento y valoración.

En opinión de Eduardo Abadía, Director Ejecutivo de la AEF, “asumimos nuestro papel de representantes e interlocutores de la franquicia ante las distintas administraciones e instituciones, y más en un asunto tan trascendental como es el de la financiación. Es fundamental que tanto el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como el ICO conozcan de primera mano la realidad que vive la franquicia como consecuencia del coronavirus, con informaciones aportadas por los propios franquiciadores”.

Las redes que se reinventan y suman asociados

Las franquicias se han consolidado como un modelo que puede resultar más seguro para los autónomos que abrir un negocio por su propia cuenta y riesgo. Entre los sectores de actividad que han sumado afiliados, se encuentran la alimentación, la consultoría, la educación online y el alquiler de trasteros.

Lo que está claro es que  si algo diferencia al modelo de franquicia es la innovación, ya que nace precisamente de una idea o modelo nuevo, que es exitoso y que da pie a que otros le sigan. Una de las cadenas que ha adaptado sus formatos comerciales al nuevo escenario es la cadena aragonesa relacionada con el mundo de los aperitivos, Martin Martin, que ha optado por el renting para que sus asociados puedan gestionar sus tiendas.

Tal y como explicó José Antonio Domingo, director de Martín Martín, "el intraemprendedor choca con la financiación. Hemos establecido el renting para que los trabajadores que no disponen de los recursos financieros puedan explotar una tienda de su propiedad". Así, se abre a la modalidad de renting, que se basa en un acuerdo por el que el asociado hace frente a una cuota que, "luego, si se queda la tienda, se le descuenta de la inversión" añadió el director.

También Eddis Educativa, una franquicia que ofrece cursos de capacitación laboral con certificación universitaria, se ha reinventado en plena crisis. "Previo a la llegada del coronavirus, nuestras clases eran presenciales y teníamos un campus educativo sólo para que los estudiantes bajen materiales. Estábamos preparados para comenzar las clases con 20.0000 alumnos en todo el país, pero cuando llegó la cuarentena tuvimos que reconvertir todo en formato digital. Fue un gran desafío, y además, creamos un modelo de franquicia para que se pueda trabajar de forma virtual", explicó el director de la red, Juan Pablo Silvano.

Eso sí, según Eduardo Abad de AEF, va a haber un examen hacia las franquicias y hay indicadores que dicen que hay que cambiar aspectos como el perfil del franquiciado o del local. Para el director, ahora mismo, hay dos retos en el mundo de las franquicias: "lo primero que hay que hacer es que la red esté estable y después volver a crecer. Pero, ahora, lo más importante es adaptarse a la situación”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tu-negocio/marcas-vieron-obligadas-ayudar-franquiciados-superar-crisis/20200603184836022406.html


© 2020 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​