Imprimir

Las mujeres protagonizan el crecimiento de autónomos en España

Geles Martínez | 05 de marzo de 2018

Se han recuperado el número de autónomas pre-crisis. Las mujeres representan más del 35% del total del colectivo. Además, el crecimiento de número de emprendedoras es del 0,4% frente al 0,2% de autónomos varones.

Pese a que en 2017 el RETA se sitúa en positivo y crece el número de autónomos, aún estamos lejos de los niveles de 2008, previos a la crisis: España contaba en mayo de 2008 con 3.409.008 (consideramos mayo el primer mes de crisis) y 2017 se cerró con 3.200.314 autónomos, es decir, 208.696 menos.

Asimismo, cabe destacar que la evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres. De hecho, el número de autónomas ya se recuperó en 2015, se afianzó en 2016 y en 2017 ha pasado a ser definitivamente el impulso principal: ya hay más autónomas que antes de la crisis, en concreto 24.029 autónomas más. No así el de los varones que sigue marcando un menor nivel que en mayo de 2008 (-232.725 autónomos).

“No cabe duda de que las mujeres autónomas están siendo las protagonistas de la recuperación económica y la generación de empleo. Si el RETA ha crecido e incrementado el número de autónomos es por su impulso. El crecimiento de autónomos en España es en femenino. Los negocios liderados por mujeres se mantienen más en el tiempo y han conseguido superar los niveles previos a la crisis. Sin embargo los varones aún son 232.000 autónomos menos que en mayo de 2008”, apunta Soraya Mayo, secretaria general de ATA. “Debemos apuntar que en un año se han recuperado casi 5.000 autónomos varones. Pero su recuperación e impulso es mucho más lento que el de las autónomas”.

El número de trabajadores autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 registrados en el RETA en mayo de 2008 a los 3.200.314 en diciembre de 2017, lo que se traduce en un descenso del 6,1%, es decir, 208.696 trabajadores por cuenta propia menos.

tabla-1-hombres-mujeres-autónomos

Si se desagregan los datos por género, la realidad es que mientras que el número de autónomas ya está en signo positivo, aún hay 232.725 autónomos varones menos que en mayo de 2008. Concretamente, hay 24.029 autónomas más que antes de la crisis, lo que supone un crecimiento del 2,2%. El año pasado esta diferencia era de 19.944 autónomas y en 2015 de un tercio de la cifra actual (7.579 autónomas más entre mayo de 2008 y diciembre de 2015). Y es que sólo en 2017 se han sumado al RETA 4.087 autónomas.

El crecimiento de autónomos en España en 2017 se ha dividido en un 45% mujeres y 55% varones: 4.936 varones más y 4.087 mujeres de los 9.023 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA el año pasado. 

tabla-2-hombres-mujeres-autónomos

Diferencias autonómicas

Frente al crecimiento registrado a nivel nacional (+2,2%, 24.029 nuevas autónomas en la década), no todas las comunidades autónomas siguen esta línea positiva. Galicia lidera la pérdida de autónomos a nivel nacional en la década. Otras seis comunidades autónomas perdieron autónomos en España: Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Cataluña y Aragón.

Todas las regiones que en la última década pierden autónomas registran una bajada general de sus afiliados al RETA, perdiendo también varones autónomos. Sin embargo, aunque todas las comunidades autónomas han perdido autónomos varones en estos diez años, no ha sucedido lo mismo con las autónomas.

Canarias lidera el incremento de autónomas en la última década. En las Islas Canarias las autónomas crecieron un 18,1% en diez años, mientras que los varones descendieron en un 2,6%%. Le sigue en impulso emprendedor femenino las autónomas de la Comunidad de Madrid (+14,3%), y las autónomas de Andalucía (+9,8%).

45% del crecimiento

Pese al fuerte descenso de autónomos durante la crisis, en 2017 continúa la tendencia iniciada en 2013 y el número de nuevos autónomos se sitúa en positivo. Concretamente, el RETA suma en 2017 un total de 9.023 trabajadores por cuenta propia.

El crecimiento de autónomos en España en 2017 se ha dividido en un 45% mujeres y 55% varones: 4.936 varones más y 4.087 mujeres de los 9.023 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA el año pasado. Es decir, en números absolutos, cuatro de cada diez personas que se sumaron al RETA son mujeres.

Una vez más, el comportamiento registrado por las mujeres es más alto al de los varones, cerrando 2017 con un crecimiento del 0,4% frente al 0,2% registrado por los hombres.

Por comunidades, en 2017, la Comunidad de Madrid es la que más autónomas ha ganado (+2,8%), aunque hay que valorar que, tras Canarias y Baleares, también es la tercera comunidad autónoma que más autónomos varones ha sumado (+1,7%).

Además, el informe elaborado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos – ATA con motivo del Día Internacional de la Mujer, muestra cómo el peso de la mujer autónoma en España, a 31 de diciembre de 2017, es aún inferior al de los varones y representan el 35,3% del total de autónomos registrados en el RETA. Es decir, uno de cada tres autónomos en España es mujer.

Por comunidades, todas ellas siguen este mismo esquema, donde el peso de los autónomos varones es muy superior al de las mujeres. Galicia y Asturias son las comunidades donde el empleo autónomo femenino tiene mayor peso y supera la barrera del 41% del total de autónomos, un 41,2% y 41%, respectivamente. Por encima de la media nacional se encuentran también Cantabria (38% de autónomas) y País Vasco (37,4%).

En el otro extremo, Castilla la Mancha es la comunidad autónoma donde menor peso tienen las mujeres con respecto al total de autónomos a pesar de sumar un 5% de autónomas en la última década. En dicha comunidad, las autónomas representan el 30,2% del colectivo, frente al 69,8% de los varones. 

Más del 32% del colectivo

El informe elaborado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA desglosa por séptimo año consecutivo la distribución de los autónomos europeos. Para ello, tomando los datos ofrecidos por EUROSTAT, compara el peso de las mujeres autónomas en España en relación al resto de países de la EU-28

En este apartado es muy importante apuntar que el porcentaje que ofrece el cuadro analizado en cuanto al peso de la mujer autónoma (32,8%) es diferente al que venimos ofreciendo a lo largo del estudio (35,3%), porque EUROSTAT no tiene en cuenta los autónomos de ayuda familiar. Además, los datos ofrecidos son a septiembre de 2017, mientras que en el resto del informe son a diciembre.

A pesar de estas diferencias, desde ATA consideramos que es importante comparar la situación de la mujer autónoma en España en comparación de cómo se encuentran en el resto de países europeos.

En comparación con la UE-28 cabe destacar que los datos que arroja España en cuanto al porcentaje de mujeres son ligeramente más halagüeños: las mujeres representan el 32,8% del total de autónomos en España, frente al 32,1% que representan de media en Europa.

Nuestro porcentaje es también mejor que los que arrojan países como Italia (29,6%) o un poco por debajo a los de Reino Unido y Alemania (33,2%).

Las extranjeras impulsan el emprendimiento

De vuelta al ámbito nacional, el informe elaborado por ATA analiza el colectivo de autónomos extranjeros que suponen el 9,4% del total del colectivo. De esos 299.711 autónomos de fuera de nuestras fronteras que hay (a diciembre de 2017) en España,  podemos ver que el 36,6% de son mujeres (frente al 35,3% en el conjunto del RETA).

Por comunidades autónomas, Extremadura es la comunidad que cuenta con mayor peso de las autónomas extranjeras sobre el total de autónomos extranjeros: el 43,9% del total de autónomos extranjeros de la región son mujeres, seguidas de las comunidades de Asturias (42,1%), Castilla y León, donde las emprendedoras foráneas representan el 41% del total de autónomos extranjeros y Galicia con el 40.8%.

En el extremo opuesto, se sitúan Navarra y País Vasco, donde el peso de las emprendedoras foráneas, sobre el total de extranjeros de sus respectivas regiones, es menor: del 29,9%, en el caso de Navarra, y el 29,5%, en el del País Vasco. 

Comercio, hostelería y agricultura

Si se analiza el sector de actividad hay notables diferencias de género. Mientras que la construcción es el sector de actividad del 16% de los autónomos varones españoles, sólo es el del 1,1% de mujeres. Las mujeres autónomas son más numerosas que los hombres en los sectores del comercio (28,3% mujeres, 20,4% varones), hostelería (10,3% mujeres, 8,4% varones), actividades profesionales, científicas y técnicas (9,9% féminas, 7,7% varones), actividades sanitarias (6,4% mujeres, 2,3% varones), actividades administrativas (4,3% mujeres, 3,5% varones), educación (4,9% mujeres, 1,9% hombres), actividades financieras y de seguros (2,6% mujeres, 1,8% varones), actividades artísticas y de entretenimiento (2,4% mujeres, 2,2% hombres) y actividades inmobiliarias (1,3% mujeres, 0,8% varones).

Además de en la construcción, los varones son más numerosos porcentualmente que las mujeres en agricultura (que acoge al 13% de los autónomos varones, frente al 9,6% de mujeres), transporte (10,5% de los varones y únicamente el 1,5% de las autónomas), industria (5,3% del total de autónomos varones, 2,8% en el caso de las mujeres) e información y comunicación, sector que acoge al 2,3% de los varones que trabajan por cuenta propia y al 1,1% de las mujeres.

Así, cuatro de cada diez autónomas se dedican al sector servicios (comercio u hostelería) en España, una de cada diez a la agricultura y una de cada cuatro (el 25,5%) a una actividad profesional (educación, sanidad, científica o administrativa). La mitad de las autónomas se dedican a uno de estos sectores.

“Las mujeres autónomas se decantan por sectores como el comercio y la hostelería. Este informe muestra que son oficios mayoritariamente dirigidos por mujeres y precisamente dos de los sectores fundamentales en nuestra economía, creadores de empleo y generadores de riqueza”,  apunta Mayo. “Pero hay que reseñar también que las mujeres no se quedan en el cliché y también destacan en las actividades que ahora tienen un mayor empuje como son las científicas, profesionales y técnicas y en educación y servicios sanitarios. La participación de la mujer en el mercado laboral es esencial para la recuperación. Donde ellas emprenden, la economía crece y ese sector se refuerza” concluye Soraya Mayo, secretaria general de ATA.

Si nos fijamos en la edad de las mujeres autónomas hay destacar que es en el grupo de edad de entre 45 a 55 años donde más autónomas hay. De las 1.130.771 mujeres autónomas en total 347.671, aunque son en el grupo de 25 a 35 años donde más presencia tienen respecto a sus compañeros varones (son el 38,3% de los autónomos de esa franja de edad). 

Radiografía del mercado laboral

El porcentaje de población activa en España es del 58,8%. Del total de activos en nuestro país, según recoge la EPA del cuarto trimestre de 2017, el 83,5% están ocupados. Por su parte, el 16,5% de esta población activa de nuestro país está en situación de desempleo (dos puntos por debajo que en 2016 cuando eran el 18,6% de la población activa los que estaban en paro). 

Centrándonos solamente en la población activa, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA, ha realizado como cada año un estudio de los datos, desagregándolos por género. De ellos, se desprende que el porcentaje de mujeres en activo es once puntos inferior a la de los hombres (53,3% en mujeres frente al 64,6% de los varones).

En cuanto a los sectores de actividad, los servicios son el sector mayoritario en ambos sexos, aunque en el caso de las mujeres alcanza el 88,7% del total. En el resto de sectores, el porcentaje de varones supera al de mujeres, siendo el caso más notable el de la industria, que concentra al 19,6% de los varones en activo, frente a tan solo el 7,9% de mujeres.

“Esta rápida radiografía del mercado laboral en España – afirma Soraya Mayo, secretaria general de ATA – pone de manifiesto que si el acceso al empleo nunca es sencillo, la mujer no encuentra mayores facilidades. Las tasas de actividad siguen por debajo y tienen más complicado el acceso al mercado de trabajo. Si tenemos en cuenta que las mujeres son las responsables del 45,2% del crecimiento de autónomos en 2017, desde ATA consideramos importante que se priorice en políticas específicas que apoyen el emprendimiento y la consolidación del autoempleo femenino. El autoempleo es una salida digna y real para la mujer en España sin distinción de edad ni nacionalidad y que reduce la brecha salarial. Asimismo, canaliza perfectamente el talento femenino que tanto necesita la economía española para culminar la salida de esta crisis que tantos negocios se ha llevado por delante y en todos los sectores de nuestra economía, tanto los tradicionales como los más punteros”, concluye Soraya Mayo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/info-ata/mujeres-protagonizan-crecimiento-autonomos-espana/20180304213111015665.html


© 2020 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​