Imprimir

La Seguridad Social abonará este lunes el cese de actividad a los autónomos

Daniel Ghamlouche | 31 de agosto de 2020

La Seguridad Social pagará a partir de este lunes un mínimo de 660 euros a los autónomos que se acogieron al nuevo cese de actividad a partir del 1 de julio. La prestación este mes, según estima ATA, sólo la percibirán 125.000 trabajadores por cuenta propia.

La Seguridad Social pagará el próximo lunes 31 de agosto el cese de actividad a los autónomos que se acogieron a a la prestación, o bien porque preveían grandes caídas en su facturación, o bien porque tenían un negocio ligado a la estacionalidad. Éste será el segundo pago de la nueva ayuda disponible desde el pasado 1 de julio.

De media, los autónomos acogidos recibirán a partir de este lunes en sus cuentas 1.070 euros. Al igual que con la antigua prestación, el nuevo cese de actividad por fuertes caídas en la facturación, que se extendió hasta septiembre, supone una ayuda mínima mensual de 661 euros al mes - correspondiente al 70% de la base mínima- y la exoneración temporal de las cotizaciones sociales por contingencias comunes.

Apenas 125.000 autónomos cobrarán este mes

Sin embargo, a pesar de que el nuevo cese de actividad cubre a todos aquellos autónomos que consideren que van a tener grandes caídas en sus ingresos durante el tercer trimestre de 2020, las condiciones de esta prestación son más rígidas que las de la anterior. 

Por este motivo, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos asegura que serán muy pocos los autónomos que la cobrarán este mes. "Con las actividades de más de 280.000 autónomos aún cerradas desde el confinamiento y un millón de autónomos en la cuerda floja, apenas 125.000 de los más de tres millones de trabajadores por cuenta propia que componen el colectivo cobrarán la ayuda", denunció Lorenzo Amor, presidente de ATA. 

Este mes ya no se pagará la prestación extraordinaria 

Las cifras que estima la Federación son parecidas a las del mes anterior aunque, esta vez, habría que restar del total de los 140.000 autónomos que cobraron en julio,a los que en el mes pasado todavía estaban cobrando la antigua prestación extraordinaria, de forma retroactiva, que fueron nada menos que 24.000 trabajadores por cuenta propia.

El mes pasado, la Seguridad Social pagó alrededor de 150 millones de euros a diferentes colectivos de autónomos. Esta cifra correspondía a 115.000  beneficiarios del cese de actividad para autónomos con fuertes caídas en sus ingresos, a 1.068 trabajadores por cuenta propia acogidos al cese para autónomos de temporada y a 24.000 beneficiarios del antiguo cese de actividad extraordinario que cobraron una vez finalizada la prestación. 

ATA considera la actual prestación "rídicula y escasa"

Ya por aquel entonces, Lorenzo Amor, presidente de ATA, consideró  "ridículas y escasas" las nuevas ayudas que se habían concedido por cese de actividad. Según afirmó, se han denegado un 25% de las que se han solicitado. Esta organización esperaba que fueran más de 300.000 los beneficiarios. 

Por este motivo, el presidente de ATA tildó de fracaso la nueva prestación. Según él, si las cifras de beneficiarios han sido tan bajas es por que ha habido "mucha rigidez en los requisitos para acceder. La dificultad para muchos autónomos de acreditar el periodo mínimo de cotización y unas condiciones diferentes a las inicialmente acordadas para la pluriactividad hacen inviable para los autónomos acceder a esta prestación ordinaria".  

Piden reestablecer la prestación extraordinaria

Cuando se negoció la nueva prestación, las circunstancias eran otras. "Se estaba reactivando la economía y todos pensábamos que se habían superado esas limitaciones y esos cierres pero estamos volviendo a lo anterior y, ahora, los requisitos de la prestación ordinaria no atienden a la situación actual y mucho menos a lo que se nos viene encima de aquí a unos meses. El Gobierno tiene que reestablecer la prestación extraordinaria", explicó Celia Ferrero, vicepresidenta de ATA. 

Para la vicepresidenta de ATA, fundamentalmente, hay tres aspectos que cambiaron en junio, que complicaron demasiado el acceso al cese de actividad y por los que hay que volver a la antigua prestación. El primero de todos es "la exigencia de un tiempo mínimo de cotización. La prestación ordinaria, a diferencia de la extraordinaria, depende de un concepto por el que ya han cotizado los autónomos que es el cese de actividad. Por tanto, necesita que se haya producido un periodo mínimo de cotización, de doce meses, que muchos trabajadores por cuenta propia no cumplen". 

Otro de los grandes cambios que se produjeron en junio es que la anterior prestación era compatible con la pluriactividad, es decir, con el desarrollo de un trabajo por cuenta propia y por cuenta ajena al mismo tiempo. Un colectivo compuesto por más de 120.000 autónomos que " tampoco han podido acceder a esta nueva prestación. En la negociación no se hizo referencia en ningún momento a esta incompatibilidad. Se dijo que el nuevo cese era compatible con la actividad sin hacer distinciones entre actividad por cuenta propia y ajena. Sin embargo, aún a día de hoy, la Seguridad Social sigue interpretando que los autónomos en pluriactividad no tienen derecho al cese", aseguró Celia Ferrero. 

Por último, "la gran razón por la que estamos pidiendo que se reestablezca el cese extraordinario es porque en el ordinario no se contempla la causa de fuerza mayor, a pesar de las nuevas restricciones. Esto significa que para acceder al nuevo cese, estés en la situación en la que estés, tienes que justificar una caída de ingresos. Pero, si te obligan a cerrar, ¿qué sentido tiene que tengas que justificar una bajada de la facturación?". 

Se cobrará parte de la cuota a los beneficiarios de la antigua prestación

Los autónomos que se beneficiaron durante el estado de alarma de la antigua prestación extraordinaria pudieron acceder de forma automática, sin necesidad de presentar ninguna solicitud, a exoneraciones en sus cuotas a la Seguridad Social. Casi un millón y medio de autónomos estuvieron exentos de pagar sus cotizaciones el pasado mes de julio. 

Sin embargo, estas exoneraciones son decrecientes y este mes los autónomos tienen que empezar a pagar parte de su cuota a pesar de que, para muchos, la situación sigue siendo muy difícil. Mientras que en julio estuvieron exentos al 100% del pago de sus cotizaciones, la exención prevista para agosto es tan sólo de un 50%. 

Así pues, un autónomo que esté por la base mínima -que actualmente es de 286,15 euros al mes- deberá pagar el 31 de agosto 143,07 euros a la Seguridad Social. Además, en septiembre, la exoneración ya no será del 50% sino del 25%. Así, y siguiendo el mismo ejemplo de un autónomo que está por la base mínima, a finales del mes que viene tendrá que abonar 214,6 euros, correspondientes al 75% de su cuota. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/seguridad-social-abonara-lunes-cese-actividad-autonomos/20200828161411022915.html


© 2020 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​