Imprimir

La subida de un 22% en la factura de la luz agrava la ruina de los autónomos

Ivana Haro | 09 de enero de 2021

electricidad-autonomos

Los autónomos al frente de talleres, peluquerías o restaurantes denuncian el incremento de un 22% en la factura de la luz.

 

Los autónomos empiezan el 2021 pagando más a la Administración, y también a las eléctricas. Al aumento de, como mínimo, tres euros de su cuota a la Seguridad Social en enero, se le une la subida de un 30,9% en el coste de la luz por el aumento de la demanda de luz a raíz de la ola de frío, según explicaron las compañías suministradoras. Un incremento de este gasto básico que llega en el peor momento posible, cuando muchos están planteándose si cerrar el negocio para siempre. Según denunciaron, es un paso más para la “ruina” de sus negocios.

Según advirtió FACUA (Consumidores en Acción), en los ocho primeros días de enero el precio de la luz se disparó en España. En un comunicado, señalan que el kilovatio hora (kWh) alcanzó un coste medio de 22,14 céntimos, “casi el doble que la media de enero 2020, que fue de 12,14 céntimos”. En total, el aumento del coste medio del kilovatio producido este viernes hace que “la subida interanual en el precio del kilovatio hora (kWh), con el semirregulado PVPC, alcance ya el 30,9%”.

Se trata de un aumento en el coste del consumo de luz por hora que se reflejará en el recibo final de los consumidores, y especialmente de aquellos que están al frente de un local, y consumen mucha más energía que cualquier ciudadano. “La factura eléctrica del usuario medio se situaría ya en 83,24 euros, lo que representa un incremento del 22,2% sobre los 68,11 euros de las mismas fechas del año pasado. Para encontrar una factura tan elevada hay que remontarse a septiembre de 2018, cuando alcanzó los 83,55 euros” explican desde FACUA.

Para muchos negocios la subida de la luz es sinónimo de “ruina”

El 'hachazo' de las compañías eléctricas a los consumidores llega en el peor momento para el colectivo de autónomos. Uno de los sectores más afectados es el de las peluquerías y centros estéticos. Para el presidente Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, “es la guinda del pastel. Es como si alguien estuviera pensando cómo arruinar a un autónomo en estos momentos: primero la subida de cuotas, luego la aplicación de nuevas restricciones y, ahora, el incremento de la luz”.

Según denuncio Herrera-Portugal, las peluquería realizan un consumo muy alto de electricidad: los calentadores del agua, las planchas para el pelo, la calefacción, la iluminación y, por supuesto, los secadores. “Cada secador puede consumir 3.500 vatios” apuntó el presidente de CONEPE.

Un uso de la corriente eléctrica que provoca que estos negocios tengan que abonar cada mes una media de 200 euros, en los casos de establecimientos de unos 50 metros cuadrados. Y entre 250 y 300 euros, los locales que tengan una una superficie de más de 100 metros cuadrados. “La factura media de las peluquería oscila en función del tamaño y, por ende, del número de empleados: a más peluqueros trabajando, mayor es el gasto. También influye la temporada, en los meses de invierno o verano, el gasto en electricidad puede ascender hasta los 500 o 600 euros al mes”.

Para las peluquerías y centros de estética, la subida de la luz supone una piedra más en el camino para salir de la crisis. “El 20% de los establecimientos de nuestro sector ya han cerrado, dejando en la calle a más de 120.000 peluqueros. Y los centros que están abiertos, están bajo mínimos […] Me llaman llorando autónomos peluqueros para saber cómo pueden hacer frente a esta situación”, contó Herrera-Portugal. En este sentido, el presidente de CONEPE denunció la falta del empatía del Gobierno con el sector: “las restricciones nos quitan clientes y el Ejecutivo no nos ayuda, todo lo contrario nos obliga a pagar más  con la cuota, permitiendo a las compañías que incrementen como quieran la factura de la luz o con la decisión de no bajarnos el IVA”.

Una subida de costes que "no se puede esquivar"

Otro de los sectores más afectados por la subida del coste de la luz es el la restauración y la hostelería. Establecimientos que, independientemente de sus horarios de apertura, deben mantener en perfecto funcionamiento diferentes cámaras frigoríficas. “La subida de la luz es un punto más de preocupación para hacer frente a la salida de la crisis. El incremento de los gastos pone a muchos negocios, que atraviesan una situación dramática, al borde de la ruina” explicó Emilio Gallego, secretario general de Confederación Empresarial de Hostelería España (CEHE).

Gallego señaló que uno de los principales problemas que tienen los hosteleros con la subida “es que es un gasto básico que no se puede eliminar. Es decir, si en una Comunidad limitan los horario de apertura de bares y restaurantes, o incluso les obligan a permanecer cerrado, el coste mayoritario de la factura de la luz siempre va a estar presente a final de mes, porque las bebidas, u otros productos, deben conservarse. Es un gasto que no se puede esquivar”.

De igual forma, "los bares y restaurantes deberán hacer frente al incremento, por ejemplo, en calefacción, en iluminación y por el uso de placas de inducción" apuntó el secretario general de CEHE.

Además, Gallego reconoció que el coste medio de un local de restauración dista mucho de la factura de 83,24 euros que tienen los hogares. “Puede ascender a entre 300 y 1.000 euros, en función del tamaño y los servicios que se hagan. Sea como sea, una subida del 30% generará problemas en cualquier tipo de negocio hostelero afectado ya por la pandemia”.

Del mismo modo, la directora de relaciones institucionales de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (CONEPA), Nuria Álvarez, también cree que la subida de la luz es "preocupante" en estos momentos. Álvarez explicó que los talleres, como cualquier otro sector, "estamos muy afectados económicamente por la situación que ha generado la Covid-19, cualquier movimiento que afecte a los costes puede ser dañino”.

En los talleres, aparte de los gastos por calefacción o iluminación, la factura de la luz depende mucho de las máquinas que utilizan como, por ejemplo, el número de elevadores o de cabinas de pintura. 

Indignación generalizada entre los autónomos por la subida de la luz

La subida de la luz en enero no sólo afectará a peluquerías, talleres o restaurantes, sino que está siendo muy comentada en redes sociales dónde a través de tweets y publicaciones, diferentes usuario dejan constancia de su indignación.

En ellos señalan que la subida de la luz es el colofón final a su situación económica, pues aparte de tener que hacer frente a las nuevas restricciones y a la subida de la cuota y de los impuestos, también van a tener que asumir en sus negocios un aumento de sus gastos  por la luz.

La subida del coste de la energía en tan poco tiempo, según explicó la Federación de consumidores, “se debe al incremento de demanda que se produce en horas clave en nuestro sistema eléctrico. Legislatura tras legislatura, FACUA viene reclamando a los sucesivos gobiernos que modifiquen el sistema de fijación de tarifas mayoristas del mercado eléctrico, consistente en una subasta que fomenta la especulación”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tu-negocio/subida-22-factura-luz-agrava-ruina-autonomos/20210108153650023665.html


© 2021 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​