Martes. 16.10.2018
Opinión
Dr. Félix Cuesta

Dr. Félix Cuesta

13:28
13/06/18

¿Por qué tenemos que transformarnos con el esfuerzo extra que lleva al día a día?

La transformación digital de una empresa pasa primero por entender la necesidad de la transformación, empezando por los trabajadores y sobre todo por los directivos. También se deben analizar los resultados y conforme a ellos elaborar una estrategia, que será fundamental para la correcta transformación digital

¿Por qué tenemos que transformarnos con el esfuerzo extra que lleva al día a día?

Si queremos realizar la transformación de una empresa tenemos que empezar por entender por qué hay que realizar esa transformación y sacar a las personas, especialmente a los directivos de su zona de confort e incluso hacerles perder su statu quo.

El detonante en general son los resultados y fundamentalmente los resultados negativos. Porque, en mi opinión, los resultados positivos son más peligrosos, ya que no se saben ni de dónde o porqué vienen, y se debe hacer el mismo tratamiento estratégico en las desviaciones positivas como en las negativas.

El problema es que cuando detectamos algo inesperado en los resultados para empezar la transformación, ya empezamos tarde. Éstos resultados han debido venir precedidos de una serie de cambios en el entorno que han creado una crisis estratégica, que al no ser gestionada concluye en una crisis de resultados y aquí o se gestiona muy rápido y muy bien o la empresa entrará en una crisis de liquidez que difícilmente podrá remontarse en la actualidad, pues los cambios están sucediendo a una gran velocidad..

¿En qué momento tenemos que plantearnos la transformación?

La transformación de la empresa hay que hacerla para superar situaciones de crisis, a ser posible estratégicas. Ese es el momento ideal para abordarla. La transformación debe ser un proceso sistemático y metodológico que contemple el conjunto de la estructura es decir, a las seis variables a las que ya nos hemos referido .

Es importante entender el papel de cada una de ellas en la configuración de la estructura, sabiendo que la empresa tiene que estar perfectamente alineada con el entorno y la variable responsable de realizar el link entre la empresa y el entorno es la estrategia. Ésta será definida después de un profundo análisis del entorno y las capacidades de la empresa, consecuencia del cual se establecerán los objetivos globales a cumplir y los indicadores clave que nos avisen de cualquier atisbo de cambio que se pueda producir interna o externamente para poder abortar cualquier situación de crisis de forma proactiva.

Pero el éxito de la estrategia no está sólo en su enunciado ni mucho menos, cuanto mejor sea el enunciado o definición de la estrategia, mejor. Pero el auténtico éxito lo alcanzaremos a través de su implantación, lo que se realizará a través de los cambios adecuados en el resto de las variables y consecuentemente en la transformación de la estructura operativa de la empresa.

¿Por qué tenemos que transformarnos con el esfuerzo extra que lleva al día a día?