miércoles. 20.01.2021
Opinión

Vida laboral vs vida personal: con las cuentas claras y separadas

Para los autónomos la separación trasciende hasta la intimidad de sus carteras, ya que, en su caso, establecer una barrera entre sus cuentas de trabajo y el resto de sus ahorros resulta crucial.
Vida laboral vs vida personal: con las cuentas claras y separadas

Separar la vida personal de la profesional es una de las primeras premisas para tener éxito en los negocios. Sin embargo, para los más de 3,2 millones de autónomos que hay en España lograr este divorcio es, en muchas ocasiones, una mera utopía. Esta sensación de no saber dónde poner el punto y aparte también se ha trasladado a muchos asalariados que, tras el incremento del teletrabajo provocado por la crisis de la Covid-19, se han visto ante la tesitura de tener que trabajar, por primera vez, sin una línea divisoria clara entre el despacho y el salón de su casa. Para los autónomos, además, la separación trasciende hasta la intimidad de sus carteras, ya que, en su caso, establecer una barrera entre sus cuentas de trabajo y el resto de sus ahorros resulta crucial.

Al igual que a un freelancer nunca se le ocurriría mezclar los proyectos de dos clientes distintos en la misma carpeta, ¿por qué sí hacerlo con sus propios gastos e ingresos? Mantener separadas las finanzas personales y las del negocio permite a los autónomos controlar de manera mucho más eficaz el dinero que entra y sale de su cuenta bancaria. Frente a la incertidumbre que supone no contar con una nómina fija mensual, tener todos los recursos económicos bajo control y optimizados es, sin duda, más necesario que nunca.

Para un banco como N26, crear soluciones adaptadas al perfil de estos profesionales, cuya actividad es fundamental para reactivar la economía del país en la situación actual, es un reto prioritario. Precisamente por eso, uno de nuestros principales objetivos es simplificar la gestión diaria de los gastos y transacciones bancarias de los trabajadores no asalariados para que puedan gestionar y controlar todo desde la comodidad de su móvil. De hecho, contamos con un centro de tecnología e innovación en Viena encargado de dirigir el desarrollo de nuestra oferta específica para autónomos. Como resultado, hemos creado las cuentas Business, una alternativa ágil, digital y transparente con la que el profesional tendrá el control total de las finanzas de su negocio en su monedero virtual.

Ser tu propio jefe conlleva gastos, por tanto, tenerlos controlados es esencial. Tener una cuenta dirigida exclusivamente a tu negocio te permitirá conocer tu salario, saber qué proyectos o clientes realmente dieron sus frutos y tener claro algo tan aparentemente sencillo como saber exactamente cuánto dinero te está costando ser autónomo. En cualquier caso, a la hora de elegir una cuenta bancaria para su negocio, el emprendedor ha de tener en cuenta que sea transparente (sin comisiones ni tarifas engañosas); que la seguridad sea su máxima prioridad y que el manejo del dinero sea sencillo e intuitivo. Para todo ello, la digitalización marca el camino a seguir, al facilitar herramientas para agilizar y controlar mejor los procesos: desde la gestión de presupuestos y facturas, hasta la optimización de la productividad.

En el caso de N26, el freelancer puede elegir entre tres planes: Business, que es gratuito y ofrece un reembolso mensual del 0,1% de las compras con tarjeta; y los premium Business You (9,90 €/ mes) y Business Metal (16,90 €/mes), que añaden aspectos extra como seguros, descuentos…

Con estos servicios, se puede rastrear esos gastos mediante etiquetas personalizadas para cada transacción (#teléfono; #impuestos; #officesupplies...) y gracias a las estadísticas de gastos automáticos, comprensibles de un solo vistazo. Y, por supuesto, evita mezclar cargos tan dispares como la hipoteca o el alquiler del piso y las facturas de proveedores o la compra de un nuevo ordenador. Por otra parte, están libres de comisiones ocultas, permiten la retirada gratuita en cajeros de cualquier país de la zona euro, recibir pagos en cualquier moneda y operar de forma 100% móvil. Asimismo, la posibilidad de crear varias subcuentas, con la funcionalidad N26 Espacios -incluida en la app-, facilita la tarea de seguimiento financiero y nos deja apartar cierta cantidad de dinero, por ejemplo, para los imprevistos.

A estas alturas, queda claro que mantener apartadas las finanzas personales y profesionales solo tiene beneficios. Abrirse una cuenta independiente aporta, ante todo, control y conocimiento. Y eso, especialmente para los autónomos, significa poder. Por tanto, ahora sólo queda decidirse y separar las cuentas para seguir ganando.

Vida laboral vs vida personal: con las cuentas claras y separadas