Trabajo hará este mes un nuevo envío masivo de cartas a los negocios

El Ministerio de Trabajo realizará este septiembre un nuevo envío masivo de cartas a negocios donde sospecha situaciones de fraude laboral. El objetivo es luchar contra posibles irregularidades en contrataciones temporales y a tiempo parcial.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social está preparando para este septiembre un nuevo envío masivo de cartas a aquellos negocios y empresas dónde considera que puede haber fraude o irregularidades en sus contratos a tiempo parcial. El objetivo del envío es informar a lo dueños de la actividad de los datos obtenidos y darles así, la posibilidad de revisar su situación antes de que se produzca una inspección de trabajo.

Este nuevo envío masivo de cartas se encuadra dentro de los dos nuevos planes de actuación que anunció la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio a principios de agosto, durante la presentación del tercer informe semestral de Ejecución del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020.

Estos dos nuevos planes de actuación se realizarían entre agosto y diciembre de este año. Y en ellos, según explicaron en un comunicado del Ministerio de Trabajo, se seguiría el mismo modus operandi que en las actuaciones llevadas a cabo durante el ejercicio anterior en la primera fase del Plan Director. 

  • En una primera fase se enviarán una serie de cartas a las empresas en las que se “aprecien indicios de fraude” en sus contratos temporales o a tiempo parcial”. Concediéndoles a estos negocios (en los que se incluyen también los trabajadores autónomos), un mes para que regularicen la situación.
  • En la segunda fase, desde la Administración comprobarán los casos y verán si se ha llevado a cabo una regularización. En caso contrario, se procederá a realizar una inspección de trabajo.

Desde el Ministerio de Trabajo calcularon que, para cumplir con estos dos planes de actuación, se enviarán 85 mil comunicados a negocios dónde supuestamente se están produciendo este tipo de fraudes y que pueden afectar a 238 mil empleados. Desde Trabajo explicaron que la actuación “no tiene un fin de sancionador en si mismo, sino que pretende corregir una situación”, y confirmaron que es en este mes de septiembre cuando se llevará a cabo “una nueva remesa”.

El objetivo que persiguen estos planes de actuación es regularizar la situación de personas que están contratadas temporalmente o a tiempo parcial. Razón de más para que los dueños de un negocio tengan en regla y muy bien documentado el registro horario (y tengan muy en cuenta en lo que se fijará la inspección de trabajo si decide investigar su registro) 

Los resultados del Plan Director

Desde que en agosto de 2018 se pusiese en marcha el Plan Director, hasta junio de 2019, se han convertido 173.957 contratos temporales irregulares en indefinidos. De éstos, 112.512 corresponden a actuaciones ordinarias de la inspección, y el resto (61.445) se transformaron como consecuencia del Plan de Choque contra la temporalidad fraudulenta.

Además, durante ese tiempo, afloraron 126.751 empleos irregulares. De entre todos ellos, 32.067 eran falsos autónomos, que ya cotizan dónde deberían: en el Régimen General.

Ya está creado el pleno del Observatorio de la lucha contra el Fraude

Hace aproximadamente cuatro meses, el Ministerio de Trabajo anunció la puesta en marcha de otra iniciativa para luchar contra el fraude. Se trata de la creación del Observatorio para la lucha contra el fraude a la Seguridad Social, un organismo con el que se pretende detectar las situaciones irregulares en Seguridad Social y corregir el acceso indebido a las prestaciones, según establecía la Orden TMS/667/2019, de 5 de junio, que entró en vigor el pasado 20 de junio.  

El Pleno del Observatorio se constituyó y reunió por primera vez a principios de septiembre. Acudieron representantes de la Tesorería General e la Seguridad Social, del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), del Instituto Social de la Marina (ISM), de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, del Servicio Jurídico de la Seguridad Social y, también representantes de los agentes sociales, los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme.

Durante la celebración del primer pleno, los participantes “coincidieron en que el nuevo órgano será clave en la lucha contra el fraude al permitir visibilizar ante la opinión pública de las actuaciones que se llevan a cabo por parte de los agentes implicados”. Asimismo, desde Seguridad Social informaban que a lo largo de las siguientes semanas se constituirían las ‘Comisiones Provinciales del Observatorio’.