Quieren crear una asociación para luchar por los derechos del colectivo

Los editores de contenidos se organizan para cobrar precios justos a los youtubers y streamer

Los editores de contenidos -todos autónomos- se han unido a través de las redes sociales para crear una asociación con la que poder luchar por sus derechos. La primera acción ha sido crear una política de precios que cobrarán a streamers, youtubers y tiktokers.

Los editores autónomos lanzan una política de precios
Los editores autónomos lanzan una política de precios
Los editores de contenidos se organizan para cobrar precios justos a los youtubers y streamer

En las últimas semanas, algunos medios han hablado de una supuesta explotación a los editores de contenidos por redes y por internet -que son autónomos- por parte de sus clientes: los streamers, youtubers y tiktokers. Este hecho ha sido desmentido por el abogado Cristóbal Gázquez, de BGD abogados, que es el responsable del asesoramiento legal de la nueva asociación que se ha creado de editores de contenidos y que precisamente ha sido la encargada de publicitar unas tarifas de precios mínimos que estos autónomos pretenden aplicar a los servicios que prestan a sus clientes en las redes. Según explicó Gázquez a este diario “en ningún momento se trata de crear un mecanismo de lucha contra ellos y no se ha pretendido atacarles. De hecho, los creadores de contenido nos apoyan y ven lógico lo que estamos haciendo”.

El editor es el encargado de seleccionar las secuencias más relevantes de los contenidos creados previamente por los youtubers, streamers y tiktokers, además de elegir la música, los efectos de sonido y los efectos visuales. A través de distintas herramientas digitales, como Final Cut o Adobe Premier, arman los vídeos definitivos que serán difundidos en las distintas redes sociales.

El proyecto de fundar una asociación de editores fue impulsado hace aproximadamente dos meses por Juan Hernández, conocido en redes sociales como Anujbost. “Todo sale de la idea de Juan. Un día, en su directo empieza a hablar con varios editores que estaban en su canal y pregunta si les gustaría que se organizaran, por decirlo de alguna manera, para establecer una política de precios y abrir un canal de comunicación entre todos donde pudieran hablar e intercambiar información. Entonces empieza a reunir a todos los editores y crean un grupo de Discord -un servicio de mensajería instantánea-, donde van intercambiando opiniones, experiencias laborales y demás. Al principio empieza todo como una especie de foro, por decirlo así”.

Los editores autónomos crean una política de precios

Pasadas una o dos semanas, los editores se pusieron de acuerdo para crear una tarifa de precios para establecer unos mínimos que suele manejar cada editor, con el objetivo de que aquellas personas que llegasen al mundo de la edición para creadores de contenidos supieran, basándose en una media, lo que podrían cobrar por sus servicios. En palabras de Gázquez, “la asociación de editores nace para que los nuevos editores que acaban de empezar o se quieren unir a la profesión tengan una guía, una ayuda, y que se evite así el abuso”.

Tras semanas de trabajo, el pasado 1 de mayo, día del trabajador, Anujbost publicó en su cuenta de Twitter la tabla de precios, cuyo origen es orientativo y que no pretende obligar a nadie a cumplir con esos números. Los precios establecidos por esta iniciativa son los siguientes:

  • Gastos Fijos Hora de Bruto: 1,5 euros por hora

  • Gastos Fijos Edición: 3 euros por hora

  • Coste Hora de Bruto Visualizada: 4,5 euros por hora

  • Coste SEO: 5 euros por hora

  • Coste Edición Simple: 7,80 euros por hora

  • Coste Edición Media: 12,80 euros por hora

  • Coste Edición Compleja: 22,80 euros por hora

“Lo que hicimos fue convocar un par de reuniones para ver qué precios medios solían tener tanto en España como en Latinoamérica. Se hizo un estudio comparativo de precios de ambas zonas y se elaboró una tabla donde se fijaba la media de los precios que había en el mercado de la edición. Es entonces cuando se redactó ese primer gran estudio, de forma totalmente independiente”, indicó Cristóbal Gázquez. En este contexto, el propio Anujbost afirmó en su cuenta de Twitter que “es una herramienta que ya muchos editores usan para valorar su trabajo y saber qué cobrar de forma mínima”.

Así, el fin de esta iniciativa no es atacar a los creadores de contenido, sino ayudar a que los editores cobren lo que deberían cobrar. “El objetivo en ningún momento es atacar al streamer, el problema es que ha habido personas que lo han enfocado como ‘mirad qué malos son los creadores de contenidos, que están abusando de los editores’, pero no es así, no ha sido eso nunca. Nosotros lo primero que decimos es que si un creador de contenidos no gana un salario mínimo no debería contratar a un editor. No se puede contratar a alguien si no se lo puede permitir”.

Trabajan para crear una asociación de editores

Para llevar a cabo su objetivo, los editores han contado con el asesoramiento legal de Gázquez y del despacho BGD Abogados, que han ayudado en el estudio de precios y les han asesorado en todo lo relativo a los autónomos. Además, han elaborado una hoja de encargo para evitar los impagos, ya que “muchos editores sufrían de impagos de sus servicios y esto crea una herramienta para evitarlo”, escribió Anujbost.

Actualmente, los editores, junto con el abogado Cristóbal Gázquez, están trabajando para crear una asociación. “Se está descartando la fórmula de sindicato, porque se está cogiendo más por la fórmula de asociación profesional. El tema del sindicato no tiene sentido aquí. Un sindicato te vale cuando tienes una gran empresa y los trabajadores hacen un sindicato para que tengan una representación sindical. Une a todos los del sector y así tienen el poder de negociación con ayuntamientos, con entidades publicas y demás. En España cuando quieres tener fuerza sindical tienes que adscribirte a una de las dos grandes organizaciones sindicales, que son UGT y Comisiones Obreras. El problema de esto es que pierdes poder de negociación. Nosotros queremos hablar directamente, queremos seguir siendo independientes y queremos trabajar en el tema de la asociación, una asociación profesional al principio y luego ya colegio profesional, que nos es mas efectivo que un sindicato”, explicó Gázquez a este medio.

“Esto es el resultado de los primeros meses de esfuerzo colectivo de los editores por mejorar sus condiciones y ahora poco a poco tienen herramientas materiales para mejorar el presente y el futuro de los mismos”, destacó Anujbost en la red social del pajarito.

Los editores de contenidos se organizan para cobrar precios justos a los youtubers y streamer