domingo. 17.10.2021

POLÉMICA POR EL DICTAMEN DE LA COMISIÓN DE LA COMPETENCIA

Los transportistas autónomos denuncian el intrusismo de Cabify porque ahora también reparte paquetes

autonomos-transporte-paquetes

Muchas vehículos de algunas plataformas como Cabify y Uber se dedican a transportar paquetes. Una actuación que ha puesto en pie de guerra a los transportistas autónomos.

Los transportistas autónomos denuncian el intrusismo de Cabify porque ahora también reparte paquetes

Los transportistas autónomos de Madrid están en pie de guerra contra la última decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y que permite a los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) realizar envíos de mercancías. Hace una semana, el organismo regulador emitió un informe en el que avala la posibilidad de que los turismos que tuvieran este tipo de licencias – que son las que utilizan plataformas como Uber o Cabify – puedan realizar, aparte del transporte de pasajeros, envíos de paquetes en sus maleteros. Se trata de un servicio que empezaron a dar durante el confinamiento ante la caída de demanda y que para los transportistas por cuenta propia es un claro ejemplo intrusismo laboral.

Para presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA), Antonio Villaverde, ambos servicios: el de transporte de mercancías y el viajeros, son completamente distintos. Y no entiende como la CNMC ha permitido a las VTC “realizar un servicio que no les corresponde y para el que encima no están preparados. Por ese mismo baremo nosotros también podríamos llevar pasajeros” aventuró.

Además, Villaverde insistió que los servicios son distintos sobre el papel. Según dijo, están regulados de forma absolutamente dispar, no comparten el mismo epígrafe en el Impuestos de Actividades Económicas (IAE), están sujetos a unos convenios de empleo diferentes y “mientras que ellos no tienen obligación de tener un seguro de mercancías, nosotros sí”.

El Informe de la CNMC

Aún con todo, para la CNMC las diferencias no son tan altas sobre todo cuando se habla del reparto de paquetes en turismo. En su informe se basan en la Ley General de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) para establecer que las VTC no necesitan tener una autorización extra para realizar el transporte de mercancías en vehículos de MMA (Masa Máxima Autorizada) no superiores a las dos toneladas.

Además, señalan “que la normativa sobre transporte terrestre no establece ninguna limitación al uso de vehículos adscritos a la actividad de VTC para el transporte de pequeñas mercancías". Y argumentan que no autorizarles el servicios sería una “medida discriminatoria para las VTC al no exigirse autorización a otros operaciones económicos que prestan el servicio de transporte de pequeñas mercancías en vehículos de MMA no superiores a dos toneladas”, como refleja el informe.

Es decir, y en otras palabras, la CNMC permite a compañías como Cabify y Uber – que utilizan licencias de VTC para llevar a cabo su actividad - el reparto de paquetes en el maletero de turismos, siempre y cuando los vehículos no superen las dos toneladas de MMA.

Para los transportistas autónomos que llevan años realizan estos servicios ven ahora amenazado su oficio y no entienden la decisión del organismo. En un comunicado denuncian que “es una muestra más del desconocimiento y la escasa sensibilidad existente sobre nuestro entorno desde aquellas instituciones que pueden influir en nuestra actividad diaria”.

La polémica surgió a raíz del confinamiento

Fue a mediados del pasado abril cuando los transportistas por cuenta propia se dieron cuenta de que no eran los únicos que repartían paquetería en la Comunidad de Madrid. Según contaron, “ante la caída de sus servicios, muchos de los conductores de VTC que trabajan para Cabify empezaron realizar repartos de mercancías. Un servicio que invade directamente nuestra actividad” señaló Villaverde.

El presidente de ATA si bien reconoció que habían experimentado un incremento de demanda debido a la venta online, apuntó que los picos no eran tan altos como para que el sector no pudiera hacer frente. Precisamente por ello, y porque consideran que se trata una cuestión de competencia desleal acudieron a la Consejería de Transportes de la Comunidad que zanjó la polémica dándoles la razón a los transportistas.

Según revelaron la Administración autonómica habló directamente con la compañía Cabify: “tras el rápido pronunciamiento de la Comunidad de Madrid sobre este tema, la polémica parecía zanjada” expresa la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) en un comunicado. Sin embargo, la cosa no quedó ahí y semanas después llegó el informe de la CNMC avalando las actuaciones de las VTC.

Para el presidente de ATA, Antonio Villaverde, la decisión de organismo regulador ha dado pie “a la competencia desleal dentro del sector y están repartiendo nuestros paquetes, cuando ellos se dedican formalmente al transporte de viajeros”.

Los servicios que están generando la polémica son los envíos particulares de cajas entre unas zonas y otras de la Comunidad. Una polémica que aunque está empezando en Madrid, puede trasladarse a otras regiones de España en la que operen estos servicios.

No todas las VTC están de acuerdo con la decisión de la CNMC

La decisión de la CNMC no ha sido bien recibida por todos los profesionales que hacen uso de una licencia de VTC (Vehículos de Transporte con Conductor). De hecho, hay organizaciones que se muestran contrarias a la postura del organismo regulador. Señalan que “no es su trabajo” y que “lo único que hace es colocarles una diana”.

Así se muestra el presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Gran Turismo (UnaGranTur), Jesús Lucio, que defendió que no todas la VTC son igual, ni están trabajando para aplicaciones. “Nosotros somos las VTC tradicionales. Somos un servicio privado de transporte de pasajeros” explicó Lucio.

Según contó su actividad es diferente a la que puede realizan tanto un taxi, pues tienen una licencia nacional y no municipal, son un servicio privado y no tiene el carácter público del taxi, les llaman directamente y no están aparcados en una parada en la calle. Y tampoco son como las VTC que trabajan para una gran compañía.

A su juicio, durante los últimos años en España se ha generalizado y “criminalizado” a las VTC. “Nos han incluido a todos en el mismo saco” expresó. Y lamentó la reciente decisión de la CNMC sobre permitirles llevar paquetes: “no podemos estar perseguidos por algunos de los sectores del taxi, y ahora también por los transportistas”.

Lo dejarán todo en manos en manos de la Inspección 

Por su parte, desde la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) no van a dejar la situación estar. Villaverde adelantó que sus planes son volver a llevar la polémica desde la asociación que presidente dentro del Comité Madrileño de Transportes. "Y, posiblemente luego, organizaremos una la Inspección de Transporte de la Conserjería para ver qué opinión le parece la decisión de la CNMC".

El presidente de ATA terminó diciendo que van a seguir luchando por su sector y denunciando el intrusismo laboral, porque tienen muy claras cuáles es la normativa que les ampara. "La LOTT regula el transporte de viajeros y permite el movimiento de viajeros y como mucho de maletas. Y luego regula del de mercancías permitiendo el reparto de bultos" aseguró. 

Los transportistas autónomos denuncian el intrusismo de Cabify porque ahora también reparte paquetes