Bruselas llama a las pymes a financiarse con el Plan Juncker para afianzar la UE

Madrid ha acogido hoy una jornada de presentación del Plan Juncker o Plan de Inversiones para Europa, en marcha desde 2015, en la que el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, ha hecho un llamamiento a las empresas, y en especial a las pymes, para que presenten proyectos financiables.
Bruselas llama a las pymes a financiarse con el Plan Juncker para afianzar la UE

El motivo, además de conseguir financiación al margen de las entidades financieras, es que “la sociedad, no sólo los Gobiernos, también tiene algo que decir” en la refundación de la nueva Unión Europea de los 27, la resultante tras la salida del Reino Unido, la cual tiene que “encontrar una nueva dirección, unos nuevos contenidos y unos nuevos compromisos” en el futuro inmediato, en palabras de Katainen. El también responsable europeo de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad ha animado a acudir a este Plan que, en dos años, ha financiado ya 45 proyectos españoles, con una inversión de 4.000 millones de euros y cuyo rendimiento o “inversión movilizada” privada ha alcanzado los 27.800 millones. El flujo creado tras una inversión empresarial o “efecto multiplicador” es de vital importancia para la competitividad europea, según han insistido tanto el vicepresidente de la Comisión como el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el presidente del ICO, Pablo Zalba, presentes en la Jornada.

Cómo funciona el Plan Juncker

 

El Plan Juncker, nacido ante la falta de competitividad empresarial detectada en Europa en los años de la crisis, tiene un objetivo de 315.000 millones de euros de inversión y pretende utilizar recursos públicos para movilizar al sector privado. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es uno de los actores principales junto a bancos nacionales de promoción, como es el caso en España del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Las inversiones se otorgan a proyectos concretos, que son aprobados o no, y no dependen de cuotas nacionales, con lo cual no importa el número de empresas de un mismo país que se hayan llevado ya financiación a través del Plan. Todos los sectores tienen cabida, como ha resaltado el vicepresidente del BEI Román Escolano y ha suscrito Luis de Guindos, quien ha dicho que “todo tiene cabida, desde las infraestructuras hasta los productos de consumo básicos”. Investigación farmacéutica, asistencia sanitaria, eficiencia energética y proyectos relacionados con el cambo climático son los sectores productivos que más acuden al Plan Juncker. Escolano ha señalado que “hay lugar para grandes proyectos y también para pequeñas inversiones”.

Centro de Asesoramiento como ventana

 

Lo importante para las pymes es utilizar el Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión (CEAI), ventanilla única a escala europea creada para ayudar a seleccionar, preparar, desarrollar y financiar proyectos. Jyrki Katainen ha destacado que, a través del Centro, 10 proyectos españoles figuran en el portal online que sirve de ventana a inversores de todo el mundo.

España es, de hecho, uno de los primeros países usuarios de CEAI, quien tiene acuerdos con 12 bancos españoles. Unas 62.000 pymes se beneficiarán de los servicios de este Centro, el cual garantiza el 50% “de la exposición de los bancos”, según Katainen. El CEAI sirve igualmente para asesoramiento puro y duro, sin que utilizarlo implique necesariamente pedir financiación después.

La evolución del Plan Juncker permite ahora combinar la financiación del Centro con fondos estructurales, recibidos por los Gobiernos de los Estados miembros, y también la existencia de plataformas de inversión más pequeñas que la ofrecida por el BEI.

La Comisión ha presentado al Parlamento Europeo una ampliación del Plan de Inversiones de forma que se cubran 500.000 millones de euros y que se extienda a 2020.

Bruselas llama a las pymes a financiarse con el Plan Juncker para afianzar la UE