Crece la importancia de que sea personalizado

El asesoramiento para autónomos será uno de los retos del sector financiero

El sector bancario y financiero se enfrenta este año a grandes retos. Entre ellos, estará la creciente importancia de la figura del asesor financiero que conoce las necesidades de ahorro e inversión de cada cliente.

scott-graham-5fNmWej4tAA-unsplash (1)
El asesoramiento para autónomos será uno de los retos del sector financiero
El asesoramiento para autónomos será uno de los retos del sector financiero

La pandemia ha acelerado los cambios en casi todos los aspectos de la actividad económica y la banca no ha sido una excepción. En un contexto de grandes cambios en la economía post-COVID, la banca se enfrenta a nuevos retos que requerirán un mayor esfuerzo a todas las empresas del sector, y especialmente a los autónomos y pequeños negocios.

En los últimos años ha aumentado el número de startups que se dedican a ofrecer soluciones tecnológicas enfocadas a la actividad bancaria, junto a las que ofrecen herramientas para mejorar la relación con los clientes.

Tanto estas nuevas fintech y pequeños negocios centrados en las finanzas, como las entidades financieras más asentadas van a requerir en este nuevo año de colaboraciones estratégicas, digitalización y actividad multidisciplinar, sin dejar de lado la atención personalizada que se hace cada vez más relevante en un sector como el de la banca.

De hecho, en 2022 los expertos avanzan que será crucial la figura de los profesionales experimentados y formados como los asesores financieros.  A continuación, se repasan los principales desafíos para autónomos, pymes y profesionales de banca en el futuro más próximo

La transformación digital

Avances tecnológicos como la próxima llegada del 5G y la innovación en inteligencia artificial generarán cambios radicales en la actividad bancaria. El aumento en la capacidad de datos y en la velocidad de procesamiento permitirán trasladar muchos de los trámites a un entorno completamente virtual.

En la práctica, ello implicará una gestión mucho más ágil de las peticiones por parte de clientes. Aunque la gran banca ya ha desarrollado aplicaciones digitales para realizar operaciones, algunas entidades todavía carecen de atención 24 horas mediante asistentes online. Todo apunta a que el proceso de transformación digital resolverá las cuestiones que todavía obligan a pasar por una oficina.

El trato con el cliente

El impacto de la transformación digital en el sector de la banca no debe hacernos pensar que vaya a desaparecer del todo la gestión presencial. Un amplio sector de la clientela todavía prefiere contar con el apoyo y el asesoramiento de un especialista para realizar operaciones bancarias. Ello puede deberse tanto a la falta de familiaridad con el entorno digital como al deseo de establecer una relación de confianza para la toma de decisiones importantes.

En ese sentido, un reto importante para la banca en el futuro será acompasar el desarrollo de herramientas digitales con un enfoque centrado en el cliente. Por supuesto, una de las consecuencias de este desafío será la creación y desarrollo de plataformas digitales para generaciones más jóvenes. Sin embargo, ese entorno puramente digital deberá acompañarse de un enfoque más personal en el asesoramiento.

La creciente importancia del asesor financiero

En este contexto de cambio, la figura del asesor financiero desempeña un papel clave. En los próximos años, este profesional del sector bancario seguirá teniendo como objetivo acompañar al cliente en la transición al nuevo entorno digitalizado. Asimismo, como enlace entre las entidades y el cliente, deberá aportar la cercanía que las plataformas digitales sacrifican en beneficio de la gestión eficaz.

Estas funciones de asesoramiento requerirán de una relación más estrecha con el cliente. Ello ha propiciado cambios claros en este ámbito profesional: en contraste con el modelo tradicional de asesor financiero, está creciendo el interés por la figura del asesor financiero personalizado.  Ejemplo de esto son los Family Bankers de Banco Mediolanum, cuyo principal objetivo es establecer un vínculo personal con el cliente o familia para conocer sus circunstancias y necesidades de ahorro e inversión.  Cabe esperar que esta tendencia adquiera cada vez más relevancia entre los profesionales, a medida que la transformación digital exija una nueva forma de acercamiento al cliente de banca.
 

El asesoramiento para autónomos será uno de los retos del sector financiero
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad