Sábado. 15.12.2018

CAMBIO DE GOBIERNO EN ESPAÑA

Las prioridades del PSOE para los trabajadores autónomos

Imagen de Pedro Sánchez en el hemiciclo.
Imagen de Pedro Sánchez en el hemiciclo.

Darle cada vez más peso al trabajador autónomo en las políticas económicas es un deseo que el recién elegido presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha expresado en varias ocasiones. El PSOE, que en los próximos días formará Gobierno, tendrá ocasión de llevar a la práctica varias medidas que, a su juicio, son las que necesitan los trabajadores por cuenta propia españoles. Entre ellas destacan el mantenimiento de la tarifa plana de 50 euros, dar prioridad a la aprobación de un régimen sancionador contra la morosidad, la lucha contra los falsos autónomos, así como la de acercar las cotizaciones a la Seguridad Social a los ingresos reales del trabajador, aunque ésta última reconoce que habrá que concretarla porque suscita muchas dudas.

Las prioridades del PSOE para los trabajadores autónomos

El próximo presidente del Gobierno Pedro Sánchez afirmó en febrero de 2018 que “los autónomos tendrán cada vez más peso en las políticas económicas” y que “forman parte del proyecto económico del PSOE”, ya que el programa socialista contiene “muchas medidas” encaminadas a este colectivo, como así se lo hizo saber a las asociaciones de autónomos con las que se reunió este invierno. Entre dichas medidas, el líder socialista siempre destaca la aprobación de un régimen sancionador contra la morosidad, además de unificar los plazos de pago que deben cumplir todas las empresas y de exigir a los contratistas de licitaciones públicas una certificación auditada del cumplimiento de los plazos legales de pago a las empresas que subcontratan. La aprobación de la moción de censura, y antes ya la ruptura del pacto de legislatura entre el PP y Ciudadanos, ha dejado morir una proposición de ley que se registró hace meses en el Congreso de los Diputados por la cual se instaba al Gobierno a aprobar un régimen sancionador contra la morosidad que concretara las medidas de la Ley de Morosidad de 2010, como afirmó el pasado martes el diputado de Cs Francisco de la Torre en el III Foro Emprendedores y Autónomos. La proposición, titulada “Refuerzo de Lucha contra la Morosidad en Operaciones Comerciales”, incluía entre otras cosas una gradación de sanciones, desde los 60 a los 819.780 euros, para aquellos que incumplieran los plazos de pago establecidos en la Ley. Para luchar contra la lacra de la morosidad, que sufren muchos autónomos, los socialistas proponen también hacer un seguimiento de la actividad y de las facturas pendientes.

Una segunda medida prioritaria para el PSOE es acercar las cotizaciones a la Seguridad Social a los ingresos reales del trabajador. Aunque esta propuesta todavía no está definida, según la hasta ahora vocal del Grupo Socialista en la Subcomisión de reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en el Congreso Mª Jesús Serrano, se puede hacer “por tramos o por cualquier otro criterio”. El Gobierno de Mariano Rajoy se ha opuesto a esta medida por dos razones: por la imposibilidad de conocer los ingresos reales de un autónomo con inmediatez (Hacienda conoce los ingresos pero referidos al ejercicio anterior) y por el incremento de la cuota que supondría para muchos autónomos que cotizan por la base mínima. Sin embargo, Mª Jesús Serrano cree que “no es excusa decir que no se saben los ingresos reales, hoy por hoy hay formas de conocerlos”.

Asimismo, el PSOE defiende el mantenimiento de la tarifa plana hasta el punto de que quiere mejorarla para los autónomos que han dejarlo de serlo y vuelven a ejercer trabajos por cuenta propia. En la actualidad, y en virtud de la Ley de Autónomos, aquel trabajador que retoma una actividad tiene derecho a la tarifa plana de 50 euros al cabo de tres años desde que disfrutó de esta bonificación y, si no, al cabo de dos años desde la última vez que estuvo dado de alta como autónomo. El partido de Pedro Sánchez mantendrá este bonificación en las cotizaciones, pero financiándola vía Presupuestos Generales del Estado y no como reducción de la cuota a la Seguridad Social para que los ingresos de este organismo no se resientan más.

Más medidas

El próximo Gobierno socialista tiene en cartera otra serie de medidas para favorecer a los trabajadores por cuenta propia como son las siguientes:

  • Los socialistas quieren vigilar especialmente a las cooperativas de facturación y dar la batalla contra la figura de los falsos autónomos.
  • Profundizar en la homologación del RETA, para el que se pretende “una reforma integral”, con el Régimen General de la Seguridad Social.
  • Los autónomos cuyos ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en 10.302,60 euros anuales, quedarán exentos de cotizar a la Seguridad Social. En el pacto de gobierno que el Partido Socialista suscribió con Ciudadanos en 2016 se fijó una cuota reducida para estos mismos autónomos de 45 euros mensuales.
  • Cotización de los autónomos para formación al igual que la que realizan los trabajadores por cuenta ajena. Si éstos cotizan el 0,6% de su salario bruto, el PSOE propone que los autónomos coticen el 0,1%.
  • Tener derecho a indemnización por cese de actividad.
  • Presentar declaraciones anuales del IVA y no cada trimestre como en la actualidad.
  • Reducir el IRPF al 1% para rentas anuales menores a 12.000 € en los dos primeros años de actividad.
  • Compensar las deudas que un trabajador autónomo pueda tener con la Seguridad Social y con Hacienda con los pagos que tenga pendientes de cobro con otras administraciones.
  • Participación de las asociaciones que representan a los trabajadores autónomos en iniciativas que les incumban. Darles más papel en el diálogo social, aunque el PSOE no ha llegado a proponer que tengan la consideración de agentes sociales como lo son los sindicatos o la CEOE.
  • Crear el Consejo Estatal del Trabajo Autónomo.
  • Constituir mesas de trabajo con las asociaciones de autónomos para estudiar sus iniciativas y propuestas.
  • Analizar la posibilidad de actualizar la normativa actual para darle más papel a la figura del autónomo dependiente económicamente (Trade) y regular los nuevos modelos de trabajo que ha traído la economía digital.
  • Políticas activas de prevención de riesgos laborales en el ámbito de los autónomos.

Las prioridades del PSOE para los trabajadores autónomos