Imprimir

Las bases mínimas de los societarios ya no dependerán de la subida del SMI

Autónomos y Emprendedores | 19 de marzo de 2018

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la presentación de los PGE de 2017.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la presentación de los PGE de 2017.

En enero se les aplicó a los autónomos societarios una subida del 4% en la base mínima -14 euros- porque cotizan sobre una base equivalente al Grupo I de los asalariados y éstos experimentaron ésta subida al elevarse el SMI. Esta situación cambiará con los Presupuestos de 2018 que, previsiblemente, serán aprobados por el Gobierno el próximo martes en consejo de ministros extraordinario. Superado este trámite será el Congreso quien deberá pulsar la luz verde.

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 supondrá un soplo de aire fresco en las cotizaciones de los autónomos. Especialmente para los trabajadores por cuenta propia que ejercen su actividad como partícipes de una sociedad. Es decir, el colectivo de societarios.

Así debe ser según el artículo 12 de la nueva Ley de Reformas Urgentes para el Trabajo Autónomo donde se establece que las bases mínimas de cotización de los autónomos societarios y de los empleadores ya no se revisarán en base a lo que se establezca para el Grupo I del Régimen General. Si se aprueban los Presupuestos de este año, los incrementos de las cuotas mínimas se negociarán anualmente bajo el marco del diálogo social con las organizaciones más representativas de trabajadores autónomos y se recogerán en las cuentas del Estado, equiparándose así al resto de afiliados al RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos).

Hasta ahora, el cálculo de las bases mínimas del colectivo de societarios y de aquellos que emplean a 10 o más trabajadores, se regía utilizando los mismos criterios que se aplican al Grupo I (Ingenieros, Licenciados y determinado personal de alta dirección) del Régimen General, cuya base se ve afecta por las subidas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Este fue el motivo por el que sufrieron subidas del 8% en el 2017 ya que el SMI se incrementó en igual porcentaje, quedando afectados el citado Grupo I de los asalariados y también los autónomos societarios.

Como aún no estaban aprobados los presupuestos del ejercicio en curso y el SMI  volvió a revalorizarse un 4%, en la Orden de Cotización para 2018 se estableció una subida para la base mínima de los autónomos societarios también del 4%, pasando de 1.152,90 euros a 1.199,02 euros al mes. En términos de cuota supuso 14 euros más que en 2017, llegando hasta los 357,31 euros al mes. Mientras que la base mínima del resto de los autónomos quedó congelada en 919,80 euros, con una cuota mensual de 274,10 euros.

Los autónomos descartan más subidas

Tal y como está redactado el articulado de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo las subidas anuales ya no dependen más que de los presupuestos y de la negociación del Gobierno con las organizaciones de autónomos. A este respecto, el presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), Lorenzo Amor, “descarta” este año una nueva subida de las bases de cotización este para el colectivo de societarios y empleadores.

Los que sí tienen más probabilidades de que les sea revisada las bases mínimas es el resto de trabajadores del RETA, porque se mantienen congeladas este año habida cuenta de que no se habían aprobado las cuentas del Estado. “Estamos negociando los términos de la actualización”, ha explicado Amor en declaraciones a Autónomos y Emprendedores. A este respecto, desde ATA esperan que, “de producirse, la subida no llegue al 2%”.

Cabe destacar que el cambio en la fórmula de revisión de las cuotas de cotización de societarios y empleadores es la única medida de la Ley de Reformas Urgentes que aún no ha entrado en vigor. Según las cifras aportadas por el Ministerio de Hacienda el coste total de las más de veinte medidas que rebajarán la factura fiscal de los más de 3,2 millones de autónomos e impulsarán el emprendimiento será de 1.000 millones de euros. De éstos más de 500 millones están destinados a financiar la ampliación de la Tarifa Plana de seis a doce meses que, desde que entró en vigor, ha contribuido a aumentar en más de 16.000 el número de autónomos (399% más que en febrero de 2017).

El resto de la partida presupuestaria sostendrá el coste de medidas como las deducciones por gastos de suministros en el caso de viviendas en las que se desarrolle una actividad, los de manutención o seguros médicos. Asi como las bonificaciones para favorecer la conciliación y la contratación de familiares o extensión de la cobertura por accidente in-itínere.

Actuaciones todas ellas que se completarán con la rebaja fiscal que incorporan los PGE de 2018 para aquellos autónomos con rentas inferiores a 14.000 euros y la subida de las pensiones más bajas y de viudedad.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/presupuestos-2018-desvinculan-cotizaciones-autonomos-societarios-smi/20180319151313015854.html


© 2019 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​