miércoles. 11.12.2019

ENCUESTA “AUTÓNOMOS ¿CÓMO ESTÁIS?”

El 60% de los autónomos están orgullosos de serlo

El 60% de los autónomos están orgullosos de serlo

La mayoría de los trabajadores por cuenta propia quieren seguir siéndolo, así lo revela una encuesta realizada por El Observatorio MUNO de los Autónomos en España. De forma global, los autónomos se sienten orgullosos de serlo gracias a la flexibilidad, independencia y vocación que les aporta su colectivo. Por otro lado, la pérdida de clientes, la jubilación, los impagos y su salud son las preocupaciones más comunes por parte de los emprendedores. A pesar de esto, tan solo el 30 % de los encuestados dejaría de trabajar por cuenta propia. El estudio demoscópico señala también diferencias de agrado según las regiones, siendo Aragón, Cataluña y Baleares las comunidades con los autónomos más satisfechos.

El 60% de los autónomos están orgullosos de serlo

España cuenta con 3.2 millones de trabajadores por cuenta propia. Casi el 60% de los autónomos están orgullosos de serlo, tal y como indica el estudio sobre Autónomos en España realizado por Muno. Esta “radiografía emocional” del emprendedor español refleja una satisfacción global. ¿Las razones?  Los autónomos valoran la flexibilidad, independencia y vocación que les aporta trabajar por cuenta propia.

Para casi un 70% de los autónomos la flexibilidad es fundamental. No vivir atado a horarios supone una ventaja de cara al trabajador por cuenta ajena. El emprendedor puede elegir cuando sacar partido a su productividad eligiendo sus horarios y organización. Para la mayoría, esta gestión de su tiempo e implicación es la mayor virtud del trabajo por cuenta propia.

“Ser su propio jefe”, es la segunda razón por la que la mayoría de los autónomos se sienten orgullosos de serlo.  El emprendedor no solo decide sus horarios, se hace cargo de los mandos de su negocio y tiene la potestad de elegir con quién trabajar y a qué dedicar su tiempo.

Y es que, más del 58% de los autónomos afirma dedicarse a lo que más les gusta. Por eso, el  factor vocación es una de las tres ventajas fundamentales que eligen más de la mitad de los emprendedores.  En realidad, en la mayor parte de los casos, trabajan en algo que no consideran un trabajo, si no más bien un hobi. Por esta razón, la dedicación al negocio es plena. Casi el 40% de los encuestados trabaja más de diez horas diarias.

No obstante, estas medidas de satisfacción varían según edad y región en la que se realizó la encuesta. Los jóvenes y los autónomos de comunidades como Cataluña, Aragón o Baleares son los que están más orgullosos de serlo. Por el contrario, son los trabajadores por cuenta propia de más de 45 años y los que residen en Andalucía y el sur de Extremadura los que menos satisfechos se muestran.

autonomos-muno-startup

Imagen de la presentación del estudio realizado por Muno.

Y es que, a pesar del resultado global, hay un 30 % de autónomos que declaran no estar orgullosos de serlo. La inseguridad de su situación es la causa más común de esta insatisfacción. Por lo general, las preocupaciones del emprendedor se centran en la incertidumbre. La pérdida de clientes (55,9%), la jubilación (51,8%) o los impagos (48,2) son las cuestiones que más inquietan a los autónomos.                                                            

Mientras que para los trabajadores por cuenta ajena el trabajo diario se traduce en seguridad, para los emprendedores trabajar más no significa estar más protegido. Muy al contrario, el 95% de los autónomos se sienten desprotegidos, para ellos, la seguridad social necesita reformas alternativas que aseguren su futuro, y en especial, su jubilación.

Trabajo y calidad de vida

Según la encuesta, los autónomos se preocupan más de la salud de su negocio que de la suya propia. El futuro del negocio depende de las decisiones del emprendedor por lo que este, en muchas ocasiones, se implica más de la cuenta en su trabajo. De esta forma, las inquietudes del entorno laboral afectan de forma directa a la calidad de vida. En un 50,6% influyen en el sueño, en un 42,3% en sus relaciones sociales, en un 31,8% en su dieta y en un porcentaje similar en su conciliación familiar. Éstas son las esferas más perjudicadas por la vida de trabajador por cuenta propia.

El estudio realizado por el Observatorio Muno resalta además que el lugar dónde el autónomo desempeña su trabajo también influye. Así pues, trabajar en una oficina o en casa están entre los lugares que más agradan al emprendedor y su propio local entre los que menos.

Todos estos factores quedan relegados a un segundo lugar cuando se habla de protección. La falta de seguridad es la queja más frecuente del trabajador por cuenta propia que necesita una construcción solida de su futuro. La incertidumbre afecta más que cualquier otro aspecto a la calidad de vida del autónomo, por esto, la mayoría suele coincidir en la necesidad de medidas políticas en materia de jubilación, ayudas e impuestos. Estas cuestiones -aseguran los autónomos- les harían estar aún más felices de pertenecer al colectivo de lo que ya están.

El 60% de los autónomos están orgullosos de serlo