lunes. 15.07.2019

DESTINADAS A AUTÓNOMOS

ICO mejora las condiciones de sus líneas de financiación para 2019

ICO mejora las condiciones de sus líneas de financiación para 2019

 El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ya ha puesto en marcha sus Líneas de financiación para autónomos y empresas 2019. Éstas llegan con una serie de mejoras como la simplificación de los trámites.

ICO mejora las condiciones de sus líneas de financiación para 2019

Los autónomos y emprendedores que lo necesiten ya pueden acudir al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para solicitar alguna de sus Líneas de financiación 2019. Estas subvenciones están pensadas tanto para los negocios que necesiten financiación o estén faltos de liquidez, como aquellos que necesiten un impulso económico extra para poder dar el salto internacional. Así las Líneas ICO quedan divididas en dos grandes bloques: Empresas y emprendedores e Internacional.

Este año las Líneas ICO 2019 vienen con una serie de novedades. Así lo detalla la entidad en un comunicado en el que explicaba que una de las mejoras era “la ampliación de la financiación de actividades empresariales en plazos de uno a 20 años y el aumento de los periodos de carencia al cliente para las operaciones formalizadas a un plazo superior a diez años”. Además de la simplificación de todos los trámites, procedimientos y gestiones de las operaciones. 

Otra de las novedades está en "los procesos de control y verificación de las Líneas ICO, pues se introducen mejoras y se evoluciona hacia modelos alineados con homólogos europeos. Y el mantenimiento de las líneas especializadas, entre otras, la Línea ICO-Sociedad de Garantía Recíproca que completan la oferta de productos". 

Línea ICO Empresas y Emprendedores 2019

Esta línea está pensada tanto para solventar los problemas de liquidez de un autónomo como para financiar sus proyectos de inversión. Para ello el Instituto de Crédito colabora con las principales entidades bancarias. Cuenta con tres líneas de ayudas:

1.- ICO Empresas y Emprendedores 2019

Recibe el mismo el mismo nombre que la categoría y tiene un importe máximo subvencionable de 12,5 millones  de euros para un mismo cliente en una o varias operaciones. Se financiarán los proyectos empresariales que necesiten liquidez o la rehabilitación del viviendas y edificios, todo ello mediante un préstamo, leasing, renting o una línea de crédito, que puede tener un tipo de interés fijo o variable y que establece la Entidad de Crédito según en plazo de amortización del propio plan.

Esta línea se podrá solicitar a lo largo de todo el 2019 y la “Entidad de Crédito podrá cobrar una única comisión al inicio de la operación, además de, en su caso, la de amortización anticipada” según establece la web del ICO.  Asimismo, cuenta con un plazo de amortización de uno a 20 años.

 2.- Línea ICO Crédito comercial

Para pagar las facturas pendientes derivadas de su actividad. Este es el objetivo de la subvención ICO Crédito comercial y que quiere solventar los problemas de liquidez derivados de una actividad comercial o de la elaboración y producción de bienes. Para ello, la línea tiene de un importe máximo de 12,5 millones de euros por cliente, con un tipo de interés variable, más el margen que establezca la Entidad de Crédito.

En cuanto a las comisiones de esta Línea, la web del ICO señala que la Entidad de Crédito escogida “podrá cobrar una única comisión al inicio de la operación, además de, en su caso, la de amortización anticipada”. A lo largo de todo el 2019 se podrá solicitar esta línea de ayudas.

 3.- Línea ICO Garantía SGR.

Los autónomos que tenga un aval tanto con una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) como con una Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA) podrán solicitar esta financiación. Los negocios pueden llevar a cabo su actividad en el territorio nacional o fuera de él (aunque se les exige estar domiciliados o que al menos un 30% del capital de la empresa sea español).

Las subvenciones serán de hasta dos millones de euros y se realizarán directamente a través de las Sociedades de Garantía Recíproca (www.cesgar.es) o en SAECA, mediante un préstamo o leasing. Éstos tienen un plazo de amortización que va de uno a 15 años, con hasta tres años de carencias, y un tipo de interés fijo o variables que establece la Entidad de Crédito.

“Las SGR/SAECA puede llegar a cobrar una comisión de estudio de hasta 0,5% sobre el importe avalado. Adicionalmente, la SGR podrá cobrar una cuota social mutualista de hasta el 4% sobre el importe avalado. Además, la Entidad de Crédito podrá cobrar una única comisión al inicio de la operación y, en su caso, la de amortización anticipada” apunta la web del ICO. Asimismo, la ayuda se podrá solicitar a lo largo de todo el 2019.

Internacional

La internacionalización de los negocios españoles es el objetivo que busca esta categoría. Para ello pone a disposición de los autónomos tres líneas de ayudas:

1.- ICO internacional 2019

Esta línea está divida en dos. La primera está orientada a lo que ellos denominan Tramo I Inversión y Liquidez, dirigida a autónomos o negocios que lleven a cabo su actividad en España o que “cuenten al menos con un 30% de capital de empresa española” y que necesiten financiación para llevar a cabo su ejercicio fuera del territorio nacional. Para ello cuentan con un importe de hasta 12,5 millones de euros.

La ayuda tiene un plazo de amortización de uno a 20 años, con tres de carencia, y se puede solicitar mediante préstamo o leasing. Asimismo, la Entidad de Crédito puede cobrar una comisión al inicio de la operación.

La segunda es el Tramo II Exportadores Medio y Largo plazo y cuenta, según la web del ICO, con tres tipos de financiación. El primero, el Crédito Suministrador: financiación para empresas con domicilio en España que se dediquen a la venta de bienes o servicios, o empresas con domicilio social fuera de España. Seguido de Crédito Comprador: financiación a empresas con domicilio social fuera de España, para la adquisición de bienes o servicios exportados por empresas con domicilio social en España o empresas con domicilio social fuera de España que tengan "interés español". Y por último, Financiación Complementaria: financiación a la empresa extranjera que adquiera los bienes o servicios españoles, que no se haya cubierto en su totalidad con un Crédito Comprador.

Esta linea cuenta que con un importe máximo subvencionable de 25 millones de euros que se puede solicitar mediante un préstamo. Asimismo, su plazo de amortización es de dos a 12 años, con tres de carencias; y tiene una comisión, como el primer tramo, al inicio de la operación y una adicional de estudio/apertura.

Ambos ‘tramos’ pueden solicitarse a lo largo de todo el 2019.

2.- ICO exportadores 2019

Esta línea es muy parecida a la Línea ICO Crédito comercial, salvo que está enfocada a solventar la falta de liquidez de un autónomo por su actividad exportadora o por los costes previos de la producción y elaboración de los productos que posteriormente exporta. Para ello cuenta con un importe máximo subvencionable de 12,5 millones de euros y con un tipo de interés variable. La Entidad de Crédito será la encargada de fijar y cobrar una comisión al inicio de la operación y también, dependiendo del caso, de la amortización anticipada. Los autónomos interesados tienen todo el 2019 para solicitar esta subvención.

3.- ICO canal Internacional

Esta línea se distingue del resto porque los préstamos se solicitan directamente en la banca o en las entidades de crédito internacionales dónde se va a llevar a cabo la actividad exportadora. Así la línea distingue dos tipos:

  1. Inversión y liquidez: dirigida tanto aquellos autónomos y negocios que lleven a cabo su actividad en España como aquellos que estén domiciliados en el extranjero pero que tengan “interés español”.
  2. Exportación a Medio y Largo Plazo: “empresas con domicilio social fuera de España que adquieran con aplazamiento de pago, bienes o servicios con empresas con domicilio social tanto fuera como dentro de España y que tengan "interés español. Asimismo, podrán solicitar financiación empresas con domicilio social en o fuera España con interés español que vendan bienes o servicios, con aplazamiento de pago, a empresas con domicilio social fuera de España”.

Las primeras tienen un importe máximo de 12,5 millones de euros por cliente, el resto de las operaciones no tienen límite dependerá del proyecto. Las ayudas se tramitarán a través de las Instituciones Financieras Internacionales con las que el ICO suscriba acuerdos.

ICO mejora las condiciones de sus líneas de financiación para 2019