jueves. 19.09.2019

Taxis, comercios y hoteles muestran su solidaridad con las víctimas de Barcelona

Taxis, comercios y hoteles muestran su solidaridad con las víctimas de Barcelona

Los taxis se ofrecieron a evacuar gratis a las personas que se encontraban en el epicentro de la matanza.

Taxis, comercios y hoteles muestran su solidaridad con las víctimas de Barcelona

En toda catástrofe intencionada sale a relucir lo peor del ser humano. Pero también hay conductas que, en medio de la barbarie, demuestran que en esta sociedad de individuos aparentemente ensimismados aún queda espacio para la solidaridad. Gestos como los protagonizados en Cataluña por los taxistas de Barcelona, que el jueves por la tarde ofrecieron carreras gratis para evacuar a los ciudadanos que corrían el riesgo de quedar atrapados en el epicentro de los atentados terroristas.

Los taxis de Barcelona que estaban próximos al lugar del desastre anunciaron poco después de los ataques su disposición a prestar sus servicios de forma gratuita para sacar del centro de la capital catalana a la gente y llevarla hasta sus casas y hoteles. Eran momentos de máxima confusión, en los que la policía se afanaba por desalojar el centro de la ciudad en previsión de más actos terroristas. Y los taxis se detenían, aunque ya estuvieran ocupados, cuando algún transeúnte levantaba la mano.

Asimismo, la Asociación Taxis de Barcelona, a la que pertenecen unos 2.000 autónomos del volante, organizó un dispositivo para trasladar a los familiares de las víctimas hasta los hospitales y puso a su disposición un número de teléfono para agilizar estos movimientos. 

A esos gestos de solidaridad se sumaron sus competidores de Cabify, la compañía de VTC. Esta empresa anunció a través de su cuenta de Twitter que cualquier persona afectada podía hacer uso de sus servicios de forma gratuita mediante la introducción del código UNIDOS1708.

Comerciantes y hoteles

También muchos comerciantes de la ciudad se ofrecieron de forma altruista a acoger dentro de sus locales a numerosas personas que, asustadas, huían del lugar de la matanza. 

Asimismo, hubo hoteles cercanos al lugar donde se produjo el arrollamiento que llegaron a ofrecer habitaciones o determinados servicios a personas de fuera que necesitaban refugio o que se encontraban muy lejos de sus domicilios. 

Así, según publicó el diario La Vanguardia, el Hotel Neri Barcelona -situado a escasos 500 metros del lugar de los hechos- confirmó que tenía en su recepción a "mucha gente atrincherada" en busca de protección. También acudió mucha gente al Barcelona Century Hotel, que confirmó que "no tenemos habitaciones, pero estamos dejando entrar a la gente para que se tranquilicen, les ofrecemos bebidas y lo que necesiten". El hotel Barceló Raval afirmó que había ofrecido una habitación disponible a una familia y a "diversas personas que necesitaban calmarse".

Taxis, comercios y hoteles muestran su solidaridad con las víctimas de Barcelona