Sábado. 15.12.2018

III FORO DE EMPRENDEDORES Y AUTÓNOMOS

La digitalización tiene que adaptarse al tipo de cliente

Imagen de la mesa con todos los ponentes. | Foto: Guillermo López.
Imagen de la mesa con todos los ponentes. | Foto: Guillermo López.

La digitalización y cómo los autónomos se van a sumar a ella ha sido una de las cuestiones que ha centrado el tema de debate del segundo día del III Foro de Emprendedores y Autónomos (organizado por ATA). Y para la que los ponentes de la mesa redonda, entre los que se encontraba Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar, y Vicente Cancio, CEO de Zurich España, han aconsejado que será fundamental que los autónomos conozcan a sus clientes si quieren digitalizar sus negocios.

La digitalización tiene que adaptarse al tipo de cliente

¿Cómo los autónomos y emprendedores van a hacer frente a la digitalización? Ha sido la pregunta que se le ha lanzado a los ponentes de la quinta mesa del III foro de Emprendedores y Autónomos (organizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos -ATA-) este martes. Una cuestión que para los ponentes de la mesa pasaba, primero, porque los dueños de un negocio entendiesen que la digitalización es una realidad. Y, segundo, por la cercanía al cliente; solo conociendo al cliente podrá un negocio adaptarse y afrontar la digitalización.

“La digitalización ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con los clientes, y no para alejarnos, sino para acercarnos” han sido las palabras del presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde. Quién ha explicado que digitalizar los procesos administrativos  para que los clientes no tuviesen que ir al banco para realizar, por ejemplo, una transferencia, ha permitido “fomentar la escucha activa” es decir, ahora cuando los clientes acuden a sus sucursales lo hacen buscando asesoramiento, lo que les permite tener un trato más cercano con el cliente, para así innovar, desarrollar y digitalizar en función de sus necesidades.

Asimismo, el presidente de Cajamar ha querido señalar que “la principal barrera para la digitalización en la mentalidad, y que la forma de incorporarla a la actividad es aceptándola y conociendo lo que más valoran los clientes”.

Otro de los ejemplos de cómo la digitalización acerca los clientes se da en la industria de lo seguros. Tal y como ha explicado Vicente Cancio, el CEO de Zurich, “ahora los usuarios pueden contratar un seguro con nosotros, a través de nuestra web, de forma completamente digital y a través de cinco o seis paso. Pero siempre, van a tener una atención personalizada”. Para Cancio este sistema es la “combinación perfecta entre lo tradicional y lo digital”.

 A pesar de las diferentes posibilidades y ventajas que ofrece la digitalización en diversos sectores, “sólo el 38 de las pymes tiene una estrategia digital y sólo el 15% de los autónomos tiene una tienda online” ha dicho Susana Voces, directora general de eBay España e Italia. Quien además ha explicado que la razón de estos porcentajes tan bajos se encuentra “en la falta de información, de recursos y de tiempo que sufre el emprendedor” para lo que pide un compromiso por parte tanto de la Administración, empresas, medios y asociaciones para “ayudar -a los autónomos- a ser capaces de dar ese paso”

Además, ha destacado que “la digitalización no viene por las empresas, viene por el consumidor. Y que hay que pensar, para conseguirla, en cuánto está de satisfecho nuestro cliente con el servicio y en qué se puede mejorar".

Por su parte, Jose Luis Zimmerman, director de Adigital, ha querido aprovechar su intervención para romper una lanza a favor de las empresas digitales “cuyo modelo de negocio es siempre cuestionado, a pesar de la facilidades y de la eliminación de trabas que tiene para los emprendedores”.

Una regulación acorde

La importancia y la necesitad de tener una regulación más flexible que facilite la digitalización es fundamenta. Una idea que ha puesto sobre la mesa José Antonio Herce, doctor en Economía por la Universidad Complutense de Madrid y profesor asociado a AFI: “La regulación digital requiere una regulación liberal”. Quien además cree que la digitalización “es la nueva alfabetización, y ésta nueva alfabetización se puede adquirir a cualquier edad y de forma continuada”.

La digitalización tiene que adaptarse al tipo de cliente