lunes. 01.06.2020

Y PIDEN OCHO MEDIDAS ADAPTADAS A SUS CARACTERÍSTICAS

Las startups denuncian que no pueden acogerse a las ayudas del Gobierno por el coronavirus

Las startups denuncian que no pueden acogerse a las ayudas del Gobierno por el coronavirus

Desde la Asociación Española de Startups (AES) aseguran que las medidas económicas que el Gobierno ha puesto en marcha para autónomos y pymes, no tienen en cuenta las características de las startups. Por eso, piden al Ejecutivo que adopte otras adaptadas a las necesidades específicas de este tipo de actividades.

Las startups denuncian que no pueden acogerse a las ayudas del Gobierno por el coronavirus

El Gobierno ya ha destinado 116.235 millones de euros en medidas económicas para paliar el efecto del coronavirus. El objetivo es, a través de diversas lineas de ayudas y avales, dotar de liquidez a los autónomos, negocios y empresas para que puedan seguir adelante y hacer frente al parón económico. El problema es que, al parecer, las ayudas no están llegando a todos los negocios.

Desde la Asociación Española de Startups (AES), denunciaron que, por sus características específicas, las actividades digitales, no se están beneficiando de las medidas puestas en marcha por el Gobierno. Según aseguraron, el ecosistema emprendedor y las startups necesitan que el Gobierno adopte otras que se adapten a sus necesidades.

“A diferencia de otros países europeos, como Francia y Alemania, que están poniendo en marcha planes específicos para apoyar a los sectores emprendedores y a las startups, porque consideran que ayudará al relanzamiento de la economía, España todavía no lo ha hecho. El Gobierno no ha tomado ninguna decisión que favorezca a las startups de manera específica y las que ha tomado con carácter general no sirven” afirmaron fuentes de la Asociación.

Según explicaron, las diferentes ayudas y líneas de avales que ha puesto en marcha el Gobierno para el tejido productivo no se adaptan a las necesidades de estos pequeños negocios digitales: “este tipo de ayudas que facilitan a los emprendedores el acceso la créditos no funcionan para las startups, porque éstas tienen otro tipo de métricas y riesgos que difieren de las del resto de negocios tradicionales y hacen que un banco no se arriesgue a darles un crédito, incluso cuando los préstamos estén avalados por el Gobierno”.

Para ellos, el modelo de financiación que tiene una startup es muy distinto al que tiene una pyme tradicional, por lo tanto “hay que arbitrar unas medidas específicas para asegurar que la financiación llegue, no sólo a los negocios tradicionales, sino también a las startups”.

Un conjunto de acciones que deben deben ponerse en marcha cuanto antes ya que, de no hacerlo -advirtió la AEF-, muchas startups no aguantarán. “Cuando acabe la crisis sanitaria y empiecen las tareas de recuperación de la economía, el país va a necesitar el apoyo de todo el tejido productivo. Pero, en especial, el de los emprendedores y startups, pues tienen esa dinámica para buscar oportunidades y crear empleos. Pero para que eso ocurra, hay que garantizar que el ecosistema sobreviva a la crisis sanitaria y económica” explicaron desde la asociación.

Ocho medidas que pueden ayudar a las startups

Frente a la imposibilidad que van a tener muchos emprendedores y pequeños negocios tecnológicos para acceder a las nuevas líneas de crédito habilitadas por el Gobierno, la Asociación Española de Startups (AES) pide al Ejecutivo que adopte ocho medidas. “Aunque cada una es diferente, todas ellas – las ocho – siguen el mismo eje que es la puesta en marcha de un conjunto de iniciativas que permitan garantizar, de una forma u otra, la  liquidez para las startups”. 

  1. Devolución inmediata (sin comprobación, pero sujeta a comprobación hasta su prescripción) del IVA que estos negocios tienen pendiente de cobro. Según explicaron, ésta es una medida que ya se está llevando a cabo en Francia y Alemania. Además aseguran que las startups tienen “un agujero con el IVA pendiente de cobro” y que su devolución facilitaría la liquidez de las mismas.
  2. Flexibilizar una serie de requisitos como, por ejemplo, el mantenimiento del nivel de empleo, para poder acceder a las deducciones de I + D. “Se trata de una desgravación que el Gobierno puede adelantar y que facilitaría la obtención de liquidez” añaden desde la AES.
  3. Que se bonifique la cuota de autónomos societarios durante, al menos, tres meses, o hasta que se recobre cierta normalidad económica. Desde la AES reconocen que ésta es una medida pensada especialmente para las pequeñas startups, pues aseguran que la suspensión de la cuota de los fundadores de una startup puede ayudar a que ésta continúe en el mercado. Además aprovecharon para denunciar, una “reivindicación histórica” y es el derecho de los autónomos societarios de poder acogerse, al igual que el resto, a la tarifa plana.
  4. La flexibilización tanto en el proceso de concesión y suscripción, como en la devolución de préstamos y créditos públicos de los programas de I+D+i que han ido destinados al emprendimiento, a la creación de negocios y el crecimiento de las empresas como los gestionados. Según explican, son muchas las agencias públicas que canalizan el dinero que va a parar a iniciativas emprendedoras. Por ello, piden que se faciliten los trámites tanto de solicitud como de devolución. Pusieron como referencia el ejemplo de Enisa, que ha tomado la decisión de renegociar la devolución de los préstamos que tiene pendientes con 2.000 o 3.000 startups.
  5. En los casos en los que el desembolso de ayudas o créditos de los anteriores organismos esté sujeto a hitos temporales, hitos materiales o a acreditación documental, que se acelere el desembolso de los mismos, aunque luego se realice una comprobación.
  6. Impulsar la co-financiación pública. “Es una medida que ya se ésta haciendo en Francia y Alemania, y consiste en que el Estado  adopte otro papel y coinvierta en los proyectos. Ésta sería una forma de garantizar que todas las operaciones que se están  produciendo ahora mismo o que estaban pendientes de producirse, puedan seguir adelante”.
  7. El establecimiento en la Disposición Adicional Cuarta del nuevo Real Decreto 8/2020 de 17 de marzo, que limita la inversiones extranjeras en las empresas españolas, una limitación de umbral de tamaño de las empresas. De esta forma,  las startups podrán seguir recibiendo capital extranjero.
  8.  Una modificación en la línea de avales aprobada en el artículo 29.1 del nuevo Real Decreto 8/2020, para que se establezca una exclusión para empresas de base tecnológica de cumplimiento de criterios específicos de facturación o beneficios para dar cabida a las startups, ya que éstas tienen unos ratios económicos diferentes a los negocios tradicionales.

Medidas que han puesto en marcha Francia y Alemania 

La AES asegura que son varios los países europeos que han puesto en marcha planes específicos dirigidos a las startups. En concreto, expone las iniciativas que se han llevado a cabo en Francia y Alemania. Así, el Gobierno francés ha lanzado un plan específico para startups que está dotado con 4.000 millones de euros, y el Gobierno alemán ha puesto en marcha otro de 2.200 millones de euros.

Aunque ambos planes son muy similares, tomaron como ejemplo algunas de las medidas que recoge la iniciativa francesa: "una de ellas es que el Estado francés, precisamente porque hay muchas rondas de financiación que se están parando, a través de sus agencias públicas, va a poner una cantidad de 100 millones de euros para co-invertir en startups. Así, posibilita que muchas operaciones de inversión puedan seguir adelante y fomenta  también la inversión privada".

Otras de las medidas serían préstamos específicos que tengan en cuenta las características de las startups o una inyección muy importante de capital a los presupuestos de la banca pública de Francia para que invierta en este tipo de proyectos tecnológicos. 

Las startups denuncian que no pueden acogerse a las ayudas del Gobierno por el coronavirus