miércoles. 28.10.2020
Opinión

¿Dejará de salir gratis el pagar tarde?

Si todo va bien, existe acuerdo y consenso entre los principales partidos políticos y se tramita con celeridad, a finales de este año o principios del 2021 podríamos tener la ley sobre el régimen sancionador lista.
¿Dejará de salir gratis el pagar tarde?

Hace unos días se aprobó en el Congreso la propuesta de ley para regular un régimen de infracciones y sanciones de la ley 3/2004 de la lucha contra la morosidad. Ahora se abre el periodo para las enmiendas de los diferentes grupos parlamentarios.

Si todo va bien, existe acuerdo y consenso entre los principales partidos políticos y se tramita con celeridad, a finales de este año o principios del 2021 podríamos tener la ley sobre el régimen sancionador lista.

Gracias a esta ley, muchos autónomos y pymes cobrarán a tiempo sus facturas (a 60 o 30 días dependiendo a quien vendamos, entre empresas o a la administración pública) o tendrán las armas para exigirlas que las paguen en tiempo y forma.

Es una exigencia muy antigua, ya que desgraciadamente a pesar de la existencia de la ley de morosidad anteriormente mencionada, muchas empresas y organismos públicos, pagaban mal y tarde. Hasta ahora el pagar tarde les salía gratis, ya que sin un régimen sancionador esta ley quedaba en la nada.

Hay que tener en cuenta que el periodo medio de pago entre empresas esta alrededor de 85 días, y las empresas del Ibex en torno a 169 días. Esto en números, supone que las empresas cotizadas deban alrededor de 122.000 millones de euros y 15.000 millones por parte de las administraciones públicas.

El problema no es que ya de por sí suponga un incumplimiento de la ley, sino que muchas pymes y autónomos tienen que, en el mejor de los casos endeudarse para hacer frente ha este desfase de Tesorería.

Nos enfrentamos a una situación nueva, ya que, sin esta ley, y con la actual situación económica muchas empresas se verán obligadas a cerrar en los próximos meses por la espiral de retraso en los pagos. Necesitamos dotar de liquidez al sistema, y esta es una manera de hacerlo sin recurrir a la financiación externa.

Todavía quedan varios e importantes interrogantes por solucionar:

  • ¿Cómo se articulará las sanciones?
  • ¿Qué organismo se encargará de gestionarlas y velar por su cumplimiento?
  • ¿Traerá consecuencias a los proveedores que denuncien a los clientes que pagan tarde?
  • ¿Qué pasará con la administración pública? ¿se sancionarán ellos mismos?

Tendremos que esperar a conocer todos los detalles, pero mientras tanto, no nos queda otra que seguir luchando por cobrar a tiempo con nuestros medios y esperar a conocer todos los detalles del régimen sancionar una vez aprobado.

¿Dejará de salir gratis el pagar tarde?