Domingo. 16.12.2018
Opinión
Eduardo Rodríguez

Eduardo Rodríguez

11:41
05/03/18

Las tres etapas de la comunicación en tiempos de cambio

La gestión del cambio es un enfoque estructurado para ayudar a las personas y a los equipos a adoptar nuevos métodos y abarcar diferentes realidades en el lugar de trabajo. La comunicación es uno de los elementos cruciales de todo el proceso. Si se hace bien, aumentará el nivel de comprensión de lo que está sucediendo, lo que significa para la organización y, en última instancia, para el individuo, asumir de manera efectiva qué papel desempeñarán los empleados en el proceso de cambio, y también administrar sus expectativas.

Las tres etapas de la comunicación en tiempos de cambio

Con base en el estudio de ROI (Retorno de la Inversión) sobre cambio y comunicación de Towers Watson, las organizaciones con cambios efectivos y administración exitosa de la comunicación tienen 3,5 veces más probabilidades de superar significativamente a su competencia. Entonces, ¿cómo hacemos para comunicar el cambio con eficacia? 

En general, hay tres fases a considerar:

1. Preparación 

Debe contar con una estrategia sólida y un plan detallado con mensajes clave concisos y simples. Intente comprender las preocupaciones de sus empleados. No olvide que los llevará en un viaje y desea que los sigan de cerca, que no se queden atrás.

Esta también puede ser una oportunidad ideal para ofrecer orientación a sus líderes y proporcionar materiales de apoyo a los gerentes de línea para garantizar que entiendan cómo lidiar con lo que están pasando los empleados.

2. Conducción

Use múltiples canales para comunicarse y alinear la organización con el cambio. Las personas consumen información de diferentes maneras y usted está tratando de hacer que todos los empleados comprendan lo que está sucediendo. Establezca una comunicación bidireccional. Recuerde que uno de los Siete Hábitos de Gente Altamente Efectiva de Stephen Covey es “buscar primero para comprender, luego para ser comprendido”, que capta el valor de escuchar en la comunicación. Por lo tanto, comuníquese abierta y honestamente con una oportunidad de retroalimentación ya que las personas desean sentir que son parte del proceso. También puede dirigirse a líderes y gerentes influyentes para ayudar a impulsar el cambio.

3. Refuerzo

En esta fase, repita los mensajes clave que se han comunicado, cuente historias de éxito, lecciones aprendidas, informe sobre el progreso del cambio y celebre los éxitos. Este también es un momento perfecto para agradecer a las personas involucradas. El reconocimiento es primordial en tiempos de cambio, por lo que la gente necesita ver que sus esfuerzos sean apreciados y valorados, lo que los alentará a mantener el buen trabajo.

El cambio es difícil y puede ser un desafío incluso para los líderes más experimentados. Si bien ciertamente hay un período de ajuste involucrado, si lideramos desde un lugar de comprensión y claridad, lograremos resultados positivos. La buena comunicación contribuye a eliminar los temores y la resistencia al cambio de las personas.

Recuerde, la comunicación está sucediendo incluso cuando estamos en silencio. Sin embargo, si decide apostar por el silencio, sepa que este enfoque puede generar rumores que afectarán negativamente a la productividad y la retención de talento. Es más fácil generar conciencia y comprensión de un cambio venidero al comunicarse claramente desde el principio que corregir un impacto negativo del silencio más adelante. Los mejores resultados se producen cuando mantenemos informada a nuestros equipos de forma proactiva y constante: la comunicación efectiva y sincera ayuda a navegar con éxito las aguas siempre cambiantes y, a veces, ásperas del entorno de una empresa.

Las tres etapas de la comunicación en tiempos de cambio