Sábado. 23.02.2019
Opinión

La mediación en la resolución de conflictos y los trabajadores autónomos

La mediación como fórmula de resolución de conflictos tiene unas ventajas globales que benefician a toda la sociedad y, también, a los autónomos en concreto.

La mediación en la resolución de conflictos y los trabajadores autónomos

La mediación como fórmula de resolución de conflictos tiene unas ventajas globales que benefician a toda la sociedad y, también, a los autónomos en concreto. Desde una visión general, la mediación permite una solución más rápida y económica si se compara con la vía judicial y, además, permite solucionar los problemas de una forma preventiva, es decir, antes de que estallen.

Por tanto, favorecer y expandir la mediación es beneficioso per se para los autónomos, pero, además, el Anteproyecto de ley de impulso a la mediación aprobado por el Consejo de Ministros hace pocos días, tiene puntos que afectan directamente a los trabajadores por cuenta propia.

Con el anteproyecto se supera el modelo vigente donde la mediación tiene un carácter absolutamente voluntario para introducir el concepto de “obligatoriedad mitigada”. De esta manera, para acudir a la vía judicial es condición necesaria haber intentado previamente resolver la cuestión a través de la mediación en determinados casos que se enumeran en el apartado 1 del artículo 6 de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles. Es importante destacar que la obligatoriedad se circunscribe al intento de mediación, no a resolver el caso a través del diálogo, por lo que sería posible que, si la primera sesión exploratoria de mediación no es satisfactoria, se pase a los juzgados.

Parte de los supuestos en los que es obligatorio intentar mediar están los relacionados directamente con el ejercicio diario de los autónomos, de ahí la importancia del anteproyecto para el sector. Uno de estos casos en los que es obligatorio el intento de mediar es la exigencia de responsabilidades derivadas de una negligencia profesional, debido a que Justicia considera que “la discrecionalidad del juez es elevada y por tanto (están) sujetos a un alto grado de inseguridad en el resultado del juicio”.

Otro de los supuestos que requiere mediación obligatoria son los “contratos de distribución, agencia, franquicia, suministro de bienes y servicios siempre que hayan sido objeto de negociación individual”, un aspecto importante para los autónomos que actúen bajo estas modalidades. Además, el anteproyecto extiende la obligación de mediar a otros casos que pueden afectar a los autónomos como las “reclamaciones de cantidad interiores a 2.000 euros entre personas físicas cuando no traigan causa de un acto de consumo” o los “procesos arrendaticios que hayan de ventilarse por los cauces del juicio ordinario”.  Más allá de estos escenarios, el anteproyecto contempla un supuesto que afecta a las sociedades mercantiles, otra posible alternativa a la hora de emprender. En este sentido, será obligatorio acudir a mediación en los “conflictos entre socios y/o con los órganos de administración de las sociedades mercantiles.

La expansión de la mediación en todos estos casos es muy beneficioso para los autónomos en el sentido del ahorro de tiempo y costes, debido a que, a diferencia de las grandes corporaciones, los autónomos y las pymes no suelen tener integrados gabinetes de asesoría jurídica. Además, la mayor celeridad y simpleza del trámite, permite al autónomo concentrarse en la gestión de su proyecto en lugar de pasar más tiempo del necesario pendiente de un proceso judicial que normalmente se dilata en el tiempo.

El Colegio de Gestores Administrativos de Madrid, consciente de todas estas ventajas de la mediación, ha apostado desde un primer momento por el impulso del diálogo como vía de resolución de conflictos. Por estos motivos el ICOGAM nos convertimos hace tiempo en un Instituto de Mediación en el que, además de ofrecer el servicio a través de los gestores administrativos, investigamos y formamos a los profesionales de la gA para hacer cada vez más efectiva y conocida la mediación. Esta es la mejora manera de cumplir con nuestro compromiso por hacer la vida de nuestros ciudadanos más sencilla y tranquila, a la vez que agilizamos y mejoramos la eficacia de las Administraciones Públicas.

La mediación en la resolución de conflictos y los trabajadores autónomos