domingo. 08.12.2019
Opinión

Los autónomos no están satisfechos y piden más reformas

El año 2019, que en unas semanas despedimos, ha supuesto cambios en la cotización del autónomo y se ha caracterizado por el aumento de su protección social. Pero ¿cuál es la valoración que realizan los trabajadores autónomos de estos cambios?

Los autónomos no están satisfechos y piden más reformas

El III Estudio Nacional del Autónomo (ENA), publicado en noviembre de este año por Infoautónomos con la colaboración de la Universidad de Granada (UGR) y el apoyo de Previsión Mallorquina de Seguros, revela que lo proyectado como mejoras no ha convencido a los trabajadores por cuenta propia. El 57% de ellos tiene un nivel de satisfacción alto, lo que supone un 13% menos que lo revelado en el II ENA.  

La cotización es probablemente uno de los hándicaps que evita una satisfacción mayor entre los autónomos. De hecho, un 52,8% de ellos tilda de mala o muy mala la última subida en la cuota de autónomos para incorporar de forma obligatoria las contingencias profesionales, el cese de actividad y la formación profesional. Y es que, la cotización de los autónomos continúa sin ajustarse a los ingresos reales pese a ser una medida proyectada en el contexto de reforma del Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social (RETA) del Pacto de Toledo. 

A la espera de la llegada del cambio en el sistema de cotización, un cambio que el 70% de los autónomos demanda a las Instituciones, el pago de la cuota, establecida actualmente en 283,30 euros, es una de las cargas más pesadas de los trabajadores por cuenta propia; tanto es así que el 51,6% de los autónomos que se ha dado de baja lo ha hecho por no poder hacer frente al pago de la cuota y el 75% de autónomos que sigue adelante con su actividad económica cotiza por la base mínima (944,40 euros), lo que redunda en prestaciones sociales más estrechas. Estos datos ratifican la necesidad de abordar más pronto que tarde un cambio en la cotización del autónomo. 

La existencia de la tarifa plana, la bonificación estrella en la cuota del RETA por la que los autónomos pagan 60 euros durante al menos un año- algunas autonomías la amplían un año más-, facilita la labor a los emprendedores, pero el III Estudio Nacional del Autónomo revela que la bonificación se queda corta. Más del 80% de los autónomos critica la tarifa plana por estar exclusivamente destinada a nuevos autónomos, personas físicas, dejando sin opción a autónomos asentados y a autónomos societarios, pese a que algunas sentencias han sido a favor de estos últimos. Además, cabe recordar que el pago de la tarifa plana no lleva aparejada la cotización por cese de actividad y por formación profesional, salvo mejora voluntaria. 

Al inicio de estas líneas recordábamos que desde el 1 de enero de 2019 los autónomos pueden acceder también a las prestaciones por accidente laboral, cese de actividad y a la formación profesional por estar obligatoriamente incluida en su cotización desde esa fecha. Pero de la teoría a la práctica hay un trecho. La realidad es que el 71% de los autónomos afirma sentirse desprotegido personal y profesionalmente por la Seguridad Social y las Mutuas colaboradoras y los siguientes datos extraídos del III Estudio Nacional del Autónomo vienen a confirmar este sentimiento: 

  • El 72% de los autónomos tiene miedo de solicitar la baja laboral.
  • El 71% nunca ha solicitado la baja laboral.
  • De entre el 29% que sí se ha visto en situación de baja laboral, el 60% se ha visto obligado a trabajar aun estando de baja. 
  • Solo el 23% de las solicitudes de prestación por cese de actividad han sido concedidas. Sobre esto último cabe indicar que el requisito para acceder a la prestación es la cotización por cese de actividad durante al menos un año. 

Para más inri, el autónomo paga en concepto de formación profesional un 0,10% pero hoy en día sigue sin tener derecho a la formación bonificada. 

En definitiva, el III Estudio Nacional del Autónomo, que también aborda otros bloques sobre la actividad empresarial como la externalización de la gestión fiscal, el asociacionismo, los recursos financieros o de formación, corrobora que la mejora de la cotización del autónomo es una reivindicación histórica pendiente. ¿Será 2020 el año de estas mejoras?

Los autónomos no están satisfechos y piden más reformas