lunes. 18.11.2019

SERÁ OBLIGATORIO PARA TODAS LOS ECOMMERCE

Los autónomos que vendan online tendrán que cambiar su sistema de cobro en septiembre

Los autónomos que vendan online tendrán que cambiar su sistema de cobro en septiembre

Los autónomos que dispongan de un e-commerce estarán obligados a cambiar su método de cobro a partir del 14 de septiembre, con la entrada de la nueva directiva europea en materia de servicios de pago.

 

Los autónomos que vendan online tendrán que cambiar su sistema de cobro en septiembre

En poco más de un mes, los autónomos con negocios en Internet se verán obligados a cambiar sus métodos de cobro. Se trata de la nueva directiva europea en materia de servicios de pago que entrará en vigor a partir del próximo 14 de septiembre.

Esta reforma pretende hacer más seguras las transacciones entre negocios y consumidores, así como aumentar la protección de los datos de clientes que manejan las entidades bancarias. Una de las normas de la denominada PSD2 (Payment Service Directive) que más impacto tendrá en el comercio es la SCA (Strong Customer Authentication o autenticación reforzada), que obligará a autentificar todas las transacciones de compra-venta online en Europa.

Esta nueva norma -la SCA-  afectará, principalmente, a la manera en la que los compradores acreditan su identidad. Se trata de un cambio sustancial en la forma de hacer los pagos. Se exigirá pues, que todas las transacciones en e-commerce estén autentificadas con al menos dos de estos tres factores: “algo que tengo (móvil o tarjeta), algo que sé (pin o contraseña) y algo que soy (huella o reconocimiento facial)” explicó Juan Luis San Juan, consultor de Experian y experto en la materia.

“La intención es identificar a las personas físicas. Hasta ahora pagabas con tu tarjeta aportando los dígitos y el CVV. Esto va a desaparecer. A partir de septiembre, el cliente tendrá que identificarse con la tarjeta y dos de los tres métodos de autenticación citados”, señaló San Juan.

¿En qué afectará al autónomo?

Esta nueva directiva va a afectar a todo el tejido empresarial, incluido el colectivo de autónomos. Los negocios que vendan sus productos por Internet sufrirán los cambios más grandes, pero cualquier trabajador por cuenta propia que pague a sus proveedores vía online también se verá directamente afectado por esta nueva normativa.

Según explicó San Juan, estos pequeños e-commerce tendrán que implementar obligatoriamente un  nuevo proceso de autenticación acorde a lo que dicta el SCA para que sus clientes lleven a cabo los pagos. Sin embargo, la habilitación del SCA no le corresponde al comercio. Son las entidades bancarias y las marcas de tarjetas las encargados de adaptar los protocolos e informar a sus usuarios para que conozcan y dispongan del doble factor de autenticación a partir de Septiembre.

Lo que sí le tocará al comercio electrónico será asegurarse de procesar como "compras seguras" (3D Secure) todas las operaciones que realmente lo requieran. Del mismo modo que aquellos autónomos que paguen a sus proveedores a través de Internet tendrán que pasar por este nuevo proceso de identificación.

La PSD2 lleva por lo tanto a la banca a abrir dos clases de servicios: por un lado, los servicios de iniciación de pagos (PIS) y, por otro, los servicios de información de cuenta (AIS). En ambos casos, es obligatoria la autorización del cliente y, lógicamente, su previa autenticación, tanto en el caso de particulares como en de autónomos y empresas. Esto dará acceso a dos proveedores de servicio externos a la banca: proveedores de servicios de iniciación de pagos (PISPs) y proveedores de servicios de información de cuenta (AISPs).

  • Proveedores de Servicios de Iniciación de Pagos (PISP: Payment Initiation Service Provider): Estos proporcionan la capacidad de iniciar una orden de pago con otro proveedor de servicios de pago. Es decir, gestionan la orden de pago tanto con el comerciante como con el banco. Permiten al consumidor abonar el precio de un producto o servicio a través de Internet, sin necesidad de disponer en el momento del pago de una tarjeta o de acceso a su cuenta bancaria
  • Proveedores de Servicios de Información Sobre Cuentas (AISP: Account Information Service Provider): Se trata de un servicio en línea cuya finalidad consiste en facilitar información agregada sobre una o varias cuentas de pago de las que sea titular el usuario. Es decir, permite al usuario tener una visión de su liquidez y, por tanto, planificar sus operaciones de pago de una forma más eficiente y segura que en la actualidad. Es un servicio de utilidad para los consumidores pero mucho más para los negocios.
“Además de ayudar a eliminar la complejidad en el proceso de transacción, la banca abierta también entrega al cliente el control de las transacciones, lo que le permite tomar decisiones con la información necesaria en mano, mientras disfruta además de una navegación sencilla y fácil. PSD2 permite a los clientes controlar sus finanzas gracias a la posibilidad de usar los datos para cambios significativos en su patrón de gasto”, concluyó San Juan.

Los autónomos que vendan online tendrán que cambiar su sistema de cobro en septiembre