jueves. 06.05.2021

Bruselas alivia a los taxistas: no hay prisa para legislar sobre coches compartidos

Los servicios de coche compartido y, en general, los de transporte de viajeros que ofrece la economía colaborativa no son una prioridad para la Comisión Europea. Varias respuestas a preguntas formuladas por eurodiputados de distintos Estados miembros en el Parlamento Europeo sobre esta cuestión han puesto de manifiesto que Bruselas no tiene prisa en aprobar una nueva legislación que regule y armonice dichos servicios. Los taxistas europeos, y lógicamente los españoles, consideran estas respuestas una victoria y respiran aliviados.

Bruselas alivia a los taxistas: no hay prisa para legislar sobre coches compartidos

La primera de las preguntas, sobre la creación de un mercado único para plataformas de economía colaborativa, ha sido presentada por el eurodiputado esloveno Jasenki Selimovic, del grupo ALDE (Alianza de los Liberales y Demócratas de Europa). Éste quiere saber por qué, mientras existen normas para asegurar un mercado único en lo que se refiere a los servicios online, los no digitales u offline ofrecidos a través de plataformas de economía colaborativa “suelen tener una regulación inconsistente local o estatal”, lo que impide, a su juicio, que no puedan operar en algunos Estados miembros.

La Comisión Europea (CE) ha contestado que el 2 de junio de 2016 adoptó una comunicación que relaciona la economía colaborativa con la Directiva de servicios, de comercio electrónico o de prácticas comerciales desleales. Dicha comunicación incluye recomendaciones políticas para los Estados miembros y participantes en el mercado.

En definitiva, la Comisión concluye que “continuará monitorizando el desarrollo regulatorio y económico a través de encuestas periódicas, estudios y diálogos con los interesados”.

Plataformas tipo Uber

Por su parte, la eurodiputada francesa del Frente Nacional Jöelle Mélin ha preguntado si la Comisión Europea pretende regular la introducción de plataformas tipo Uber, las cuales, en su opinión, “tienen un impacto negativo en el empleo”.

La comisaria de Mercado Interior, Industria y Emprendimiento Elzbieta Bienkowska ha respondido que ahora mismo la Comisión “no considera necesario presentar una nueva legislación sobre la economía colaborativa”. De nuevo, se ha referido a la comunicación de junio de 2016, que ofrece recomendaciones políticas a los países y a los mercados. Y ha insistido en que se seguirán realizando estudios.

La tercera pregunta sobre esta cuestión también ha recibido una respuesta similar. El eurodiputado rumano Víctor Negrescu, del grupo S&D (Socialistas y Demócratas) está interesado en saber si Bruselas prevé proponer iniciativas para armonizar la legislación sobre coches compartidos. El parlamentario, en concreto, quiere que se aclare lo que dice la citada comunicación de junio de 2016 sobre una agenda para la economía colaborativa “donde señala que a los proveedores de servicios sólo se les debe exigir obtener licencias cuando sea estrictamente necesario para cumplir objetivos de interés público pertinentes”.

Esta vez ha sido la comisaria europea de Movilidad y Transportes Violeta Bulc la que ha contestado que en estos momentos no hay intención de presentar una propuesta legislativa en materia de servicios de transporte de viajeros en automóvil. Ha remitido igualmente a la comunicación ya citada y al interés de la Comisión por analizar mejor el asunto.

En el caso de los taxistas españoles, a través de Fedetaxi, han expresado su satisfacción por estas respuestas del órgano de Gobierno de la UE, ya que la falta de inmediatez en lanzar una propuesta de legislación “es lo que hemos venido defendiendo ante las instituciones europeas”. El sector del taxi cuenta con un lobby en Bruselas y el presidente de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, lidera la Taxi Euro Alliance.

Bruselas alivia a los taxistas: no hay prisa para legislar sobre coches compartidos