jueves. 17.10.2019

SEGÚN EL ‘MAPA DEL EMPRENDIMIENTO’

Cada vez son más los emprendedores seniors que se lanzan a crear una startup

Imagen de la presentación del informe.
Imagen de la presentación del informe.

Ya sea en equipo o solos, cada vez son más los mayores de 45 años  que se animan a crear una startup. Es una de las conclusiones del VI Mapa del emprendimiento. Otra es que el crecimiento de estos nuevos negocios no depende sólo de los emprendedores. Gobierno, autónomos, empresas y ciudadanos deben trabajar en la misma dirección.

Cada vez son más los emprendedores seniors que se lanzan a crear una startup

Insurtech, robótica, Big Data, arte y cultura... No hay campo que se les resista a los emprendedores seniors. Según el VI Mapa de emprendimiento, elaborado por South Summit, cada vez son más los mayores de 45 años que deciden crear una startup - en solitario o en equipo- en alguno de estos sectores. Es una de las conclusiones del estudio, que desmonta el  clásico estereotipo de emprendedor joven en nuevos negocios tecnológicos.

Si bien es cierto que la mayoría de los que crean una startup tienen entre 25 y 45 años, los emprendedores de entre 45  y 54 años han ido creciendo paulatinamente a lo largo de los seis años que lleva realizándose éste estudio. Así, a día de hoy y según el mismo informe, el 30% de las startups tiene un senior en su equipo, y el 9% de ellas está fundada exclusivamente por un profesional de más de 45 años.

Maria Benjumea, CEO y fundadora de South Summith, afirmó durante la presentación del estudio que tuvo lugar éste miércoles en Madrid, que la participación  de los seniors en el mundo de las startup es algo “que cada vez irá a más. Se va a combinar esa frescura de los emprendedores jóvenes, con el aprendizaje adquirido por los seniors”.

Otro de los aspectos en los que se detiene el VI Mapa del emprendimiento es en la figura de la mujer como emprendedora. Según el informe, mientras que el 51% de la población española está compuesta por mujeres, éstas tan sólo representan al 19% de los fundadores de startups.

Entre las emprendedoras que sí apuestan por crear un pequeño negocio de base tecnológica, se observa que la mayoría prefieren hacerlo solas (62%). El estudio también señaló que cuanto mayor es el número de socios en el proyecto, menor es la participación de las mujeres, por lo que es más frecuente encontrar equipos de cuatro o más fundadores exclusivamente masculinos que femeninos (éstos grupos, normalmente, no superan los tres integrantes).

La baja participación de las mujeres en el emprendimiento es uno de los aspectos que le preocupa a Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid: “estamos muy lejos de las cifras que nos gustaría alcanzar” comentó durante el acto de presentación. Y explicó que una de las razones a las que puede deberse la baja cifra de mujeres emprendedoras es “la maternidad. Ser madres nos empuja a buscar un puesto de trabajo más estable y, por tanto, mantenernos lejos del emprendimiento”, una situación a la que -añadió- "hay que poner remedio".

Necesidad de "estar en sintonía"

Para la creadora del mapa de emprendimiento, la consolidación del ecosistema emprendedor “es un hecho”, pues las startups cada vez afianzan mejor su modelo de negocio. Según el mismo informe, el 34% de las startups en España tiene 2,2 años de vida; el 40% tiene entre dos y cinco trabajadoras a su cargo; y el 49,4% ya genera ingresos.

Para que éstos pequeños negocios continúen creciendo y puedan competir a nivel internacional es necesario la creación de lo que, en el Mapa, se denomina ‘círculo virtuoso’. En él, deben participar todos los agentes que intervienen de una u otra forma en el proceso de creación y vida de un negocio. “Gobierno, empresas, startups y ciudadanos deben estar en la misma sintonía para poder crear un ecosistema positivo” que permita y facilite el crecimiento de estos proyectos, para que acaben convirtiéndose en compañías capaces de crear empleo, finalizó Benjumea.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, apuntó a este respecto que, desde el Ayuntamiento, se va a apoyar a los emprendedores. Además, aseguró que su intención era que “Madrid se asociase a los valores del emprendimiento y la innovación. En una ciudad como la nuestra, se puede conservar la tradición y la cultura y ,además, formar y apostar por la innovación”.  

En este punto, el concejal delegado de innovación del Ayuntamiento de Madrid, Ángel Niño, afirmó que era importante ayudar sobre todo a los emprendedores al principio: “El inicio es muy duro. Desde el Ayuntamiento tenemos que ayudar en ese momento a los emprendedores para que creen sus startups aquí, y no en otro lado”.

El 63% siempre quiso emprender

El VI Mapa del emprendimiento ha sido elaborado a través una encuesta realizada entre los 3.878 proyectos que presentaron su candidatura al concurso South Summith, - cifra que es un 18% superior a la de la anterior edición-. A partir de ellos, el estudio ha elaborado el perfil del emprendedor en España. La mayoría de los que ponen en marcha un negocio a día de hoy son hombres, con una media de edad de 34 años y con alta formación (el 92% tiene una carrera y el 47% un máster).

Además, el 63% de ellos siempre quiso emprender, y  el 61% decidió lanzarse porque vio una oportunidad (tan sólo el 5% lo hizo por necesidad). Esto hace que muchos sean emprendedores 'en serie’, es decir que hayan puesto en marcha con anterioridad una startup (el 46% tienen tan sólo un negocio  frente al 54% que ya tienen varios).

Que el emprendedor tenga experiencia en crear startups es positivo para el proyecto, pues la probabilidad de fracaso disminuye “enormemente” en función del número de negocios creados. Así, una startup puesta en marcha por un emprendedor que haya creado más de cuatro, tiene una probabilidad de fracaso del 12%, frente al 45% de probabilidades de no funcionar que tendría si se tratara del primer proyecto.

Los sectores dónde se montan estas startups “es uno de los aspectos que más cambia cada año” dijo Benjumea. En este 2019 han crecido los proyectos dirigidos al sector salud, al de la Inteligencia Artificial y al inmobiliario; y se han consolidado otros campos como el Insurtech, Fintech y turismo. Por otro lado,  han perdido impulso los negocios dirigidos al sector de la moda, el marketing y el blockchain.

Cada vez son más los emprendedores seniors que se lanzan a crear una startup