viernes. 17.09.2021

ECONOMÍA ELUDE POR EL MOMENTO DAR UNA CONTESTACIÓN

Las CCAA piden al Gobierno que aclare oficialmente si los autónomos sin deudas pueden acceder a las ayudas directas

calviño-congreso-diputados-ayudas-directas
La ministra Nadia Calviño interviniendo en el Congreso.

Las Comunidades Autónomos quieren el Gobierno aclare oficialmente si las ayudas directas pueden utilizarse para cubrir pérdidas y no sólo deudas. Algunas CCAA ya lo incluyen en su convocatoria aunque Economía no ha contestado. 

Las CCAA piden al Gobierno que aclare oficialmente si los autónomos sin deudas pueden acceder a las ayudas directas

Las Comunidades Autónomas siguen teniendo dudas en cuanto a los conceptos a los que pueden destinarse los 7.000 millones de euros de ayudas directas. Si bien hasta la fecha la mayoría sólo habían permitido que los autónomos con deudas solicitasen las ayudas a fondo perdido, habría regiones que habrían ampliado los criterios en base a un documento no oficial y estarían permitiendo a sus trabajadores por cuenta propia sin deudas, pero con pérdidas contables, acceder a las ayudas. Esa decisión tiene el peligro de que, al no estar reflejado en el decreto ley, la nueva interpretación se encuentre fuera de la norma. Las CCAA piden al Gobierno que aclare oficialmente si los autónomos sin deudas pueden ser beneficiarios de estas ayudas a fondo perdido.

Aunque han pasado más cuatro meses desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado, el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo – por el que se regulan los criterios que deben seguir las CCAA para permitir el acceso de autónomos a los 7.000 millones de euros en ayudas directas - sigue generando dudas a las autonomías. El problema surge a raíz de que para repartir los fondos, cientos de funcionarios de las administraciones regionales tienen que interpretar cada apartado de la norma para luego aplicar los criterios de concesión de los fondos.

No obstante, por norma general, las comunidades autónomos han coincidido en limitar el acceso a los fondos sólo a los autónomos que presentasen deudas. Es decir, el dinero de las ayudas sólo podía utilizarse para cubrir facturas pendientes de pago. Un criterio muy restrictivo de las ayudas y criticado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), y también por Cepyme, que estimaron en un informe que más del 90% de los pequeños negocios no van a poder cobrar las ayudas directas a pesar de sufrir grandes caídas de ingresos.

Sin embargo, recientemente algunas regiones habrían cambiado el criterio general por otro más permisivo, permitiendo a los autónomos sin deudas, pero con pérdidas contables acceder a las ayudas directas. La modificación surge a raíz de un documento no oficial, enviado el pasado abril por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a las CCAA para resolver las principales dudas sobre el reparto de los fondos. Éste, según publicó La Información y confirmó este diario digital, se llamaría ‘Aclaraciones al Título I del Real Decreto-ley 5/2021’ y establecería cuatro conceptos para destinar las ayudas directas, entre ellos, se encuentra tener pérdidas contables. Sin embargo se trata de un documento no oficial, según las CCAA, cuyo contenido no tiene reflejo en este aspecto dentro del Real Decreto-ley.

El documento no oficial del Ministerio

Según explicaron fuentes del Ministerio, en dicho documento se establece que los autónomos pueden acceder a las ayudas directas para cubrir pérdidas contables. En concreto, señalaron que lo que se especifica en él es que “las ayudas directas pueden destinarse al pago de deudas con proveedores, deudas de suministros, salarios y arrendamientos, deudas con acreedores financieros y no financieros, y pérdidas contables”. Y aseguraron que “son cuatro conceptos que están en el Real Decreto-Ley 5/2021”.

Por lo tanto, los autónomos no tendrían, según recoge el documento, que tener deudas o facturas pendientes de pagos para acceder a la subvención, sino que les bastaría con registrar pérdidas contables. Es una condición para la convocatoria de ayudas directas que muy pocas regiones han introducido. Entre las que sí lo han hecho se encuentran Canarias y Baleares, como indica el periódico El País.

De hecho, en el apartado de preguntas frecuentes de la convocatoria canarias, se explica que los conceptos a los que pueden destinarse las ayudas directas -aparte de realizar pagos pendientes con proveedores y otros acreedores, y la satisfacción de deudas financieras pendientes – es “a cubrir las pérdidas acumuladas entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021, puesto que de acuerdo con el Marco Europeo de Ayudas Covid los denominados “costes fijos no cubiertos” coinciden, en todo caso, con las pérdidas acumuladas en el periodo subvencionable”.

El resto de Comunidades quiere lo mismo y pide su confirmación oficial

Tal y como publicó este diario, son muchas las comunidades autónomas consultadas que no se fían de ese documento no oficial, por lo que no cambian los criterios de su convocatoria. Aluden a que deben guiarse a por lo que marca el Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo: “Nos tenemos que regir por lo marca la ley y no por lo que ahora dice un documento no oficial, que han enviado en word" denunciaron.

A raíz de la publicación de esta polémica por el documento en diferentes medios de comunicación, la Comunidad de Madrid ha enviado una carta a la vicepresidenta Primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, para que aclare la situación. En el escrito, al que pudo acceder este diario, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, explica a la ministra que “he tenido noticia a través de los medios de comunicación, de que el Ministerio de Economía avala ahora la posibilidad de destinar estas ayudas a compensar pérdidas contables de las empresas independientemente de que se hayan pagado o no”. Y reclama que “cualquier nueva normativa o interpretación de la actual que realice el Ministerio, de una convocatoria de ayudas tan vital para nuestra economía, autónomos y empresas, debe realizarse de forma pública y con todo el rigor que exige el principio constitucional de seguridad jurídica”.

Y por último le pide que clarifique “qué conceptos son susceptibles de ser financiados con cargo a estas ayudas".

El Ministerio elude la pregunta

La eliminación del requisito de tener deudas para acceder a las ayudas directas fue una cuestión que se puso sobre la mesa en la reunión que el Consejo Territorial mantuvo este jueves con Calviño de manera telemática .

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, dijo que había pedido “expresamente” por carta y durante la reunión a la vicepresidenta primera y ministra que ponga esa interpretación “en una norma legal porque sino no podemos aplicarla. Los interventores de cada CCAA no van a admitir que se hicieran pagos para casos que no estuvieran previstos en la ley. Con lo cual lo que tiene que hacer el Gobierno simplificarlo. Algo que se puede hacer por diferentes vías”.

Lasquetty reveló que tanto él, como representantes de otras comunidades autónomos, formularon la petición y “de nuevo el silencio. La ministra ha hablado de otros temas y no ha querido contestar a ninguna de las cuestiones reales que les hemos planteado” denunció el Consejero.

Algunas CCAA modificarán la convocatoria

A pesar de no tener aún confirmación gubernamental, hay algunas autonomías que se están replanteando incluir este nuevo criterio en sus convocatorias. Uniéndose con ello a Canarias y a Baleares. Este es el caso de Castilla La-Mancha.

Según explicaron fuentes del Gobierno autonómico, la región ha sido la Comunidad “más aperturistas en el planteamiento y la convocatoria del decreto de ayudas, incluyendo todos los supuestos posibles y ampliando de 95 a 395 los CNAE que se pueden acoger a las ayudas. El plazo para su solicitud sigue abierto hasta el 30 de julio”. Y explicó que en este momento, las solicitudes exceden en 10 millones de euros el crédito disponible, y estamos valorando y resolviendo los expedientes, y aseguraron que “si quedara crédito, valoraríamos la posibilidad de sacar una nueva convocatoria en base a esos nuevos criterios”.

Podría ser todo aún más “fácil”

Desde que se pusieron en marcha las ayudas directas, las organizaciones sectoriales están alertando de las dificultades que iban a tener los pequeños negocios para acceder a las ayudas directas. El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, criticó que uno de los requisitos el que estaría restringiendo a la practica totalidad de los negocios el acceso a las ayudas y es el de tener que destinar el dinero tan sólo a cubrir deudas pendientes. Para ATA, esta condición es, con diferencia, la más restrictiva puesto que, con independencia de la caída de facturación y de lo mal que esté una empresa, de un modo u otro, los autónomos se las han arreglado para ir pagando a sus proveedores, ya sea consumiendo los ahorros de toda una vida, o pactando reducciones o aplazamientos de sus obligaciones.

En una de sus últimas publicaciones en Twitter, Amor aseguró que, si el Gobierno quiere facilitar de verdad el acceso de los autónomos a las ayudas directas “lo tiene fácil Cambiar el martes en el Consejo de Ministros el Real Decreto-ley 5/2021” y añadir una modificación para que cualquier empresa que haya sufrido una caída de facturación del 30% en 2020 con respecto a 2019 pueda accederse. “Sin más burocracia” puntualizó.

Las CCAA piden al Gobierno que aclare oficialmente si los autónomos sin deudas pueden acceder a las ayudas directas