domingo. 20.09.2020

HASTA NIVELES DESCONOCIDOS DESDE EL 2014

La confianza del consumidor en la economía cayó nueve puntos en 2019

La confianza del consumidor en la economía cayó nueve puntos en 2019

La confianza del consumidor en la economía descendió nueve puntos en 2019, cerrando el año con los peores datos registrados desde 2014. Esto se traduce en una bajada del consumo que, a su vez, afecta a los autónomos, especialmente a los comerciantes.

La confianza del consumidor en la economía cayó nueve puntos en 2019
La confianza de los consumidores en la economía se desplomó el año pasado hasta los 77,7 puntos ,nueve menos que a principios de 2019. No se registraban unos datos tan bajos desde 2014, según las últimas cifras publicadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Estos resultados muestran la desconfianza de los consumidores frente al contexto de inestabilidad que atraviesa el país. Como todo el mundo sabe, los autónomos dependen del consumo, de la demanda interna, y en buena parte toda la economía del país 

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se recopila a través de las tasas de confianza que tienen los consumidores en contexto económico actual y futuro. Los indices presentan valores que oscilan entre 0 y 200. Los resultados por encima de 100 indican una percepción positiva de los consumidores - y más tendencia al consumo-. Por debajo, una percepción negativa -y más tendencia al ahorro-. A pesar de que la confianza de los consumidores en la economía española aumentó en diciembre por segundo mes consecutivo, los datos recopilados a cierre de 2019 han sido un  golpe para algunos sectores de actividad como el comercio, cuyos negocios suelen verse afectadas por las bajadas en las tasas de confianza del consumidor.

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) señalaron que la desconfianza del consumidor  "es consecuencia de la situación política y de las señales de ralentización de la economía". Un contexto que, según el organismo, supondrá un efecto negativo en las ventas de los meses venideros: "La confianza del consumidor suele tener un impacto directo en el consumo, y de hecho, hemos visto en muchas ocasiones como una caída en la confianza provoca también un descenso en las ventas del comercio minorista".

Evolución negativa respecto al año pasado

Si bien en el conjunto de 2019 la confianza del consumidor cayó, en el último mes del año hubo un pequeño repunte. El ligero aumento del índice en diciembre se debe, según explicaron desde la CEC, a los pequeños avances registrados tanto en la valoración de la situación actual -que se incrementó en 0,6 puntos-, como  en la valoración de las expectativas de futuro -que subieron 0,2 puntos-. Sin embargo, en comparación con el mes de diciembre de 2018 la evolución ha sido negativa, El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) descendió en este periodo 13,2 puntos, con una pérdida en términos absolutos para la valoración de la situación actual de 13,3 puntos y de las expectativas de 13 puntos.

Por su parte, la media anual del índice de expectativas (95,7 puntos) se encuentra casi 10 puntos por debajo de la media de 2018 y más de 18 puntos por debajo de 2015, cuando se registró el máximo de su serie histórica. Además, la media anual del índice de situación actual (83 puntos) se sitúa 8,4 puntos por debajo de la media de 2018 y 12,6 puntos por debajo de la media de 2017, que representa el punto máximo de su respectiva serie.

Baja la confianza en el futuro de la economía española

Otro de las conclusiones que pueden extraerse de los datos publicados por el CIS es que casi la mitad de los consumidores (46,5% del total) llega justo a final de mes y una cuarta parte de ellos asegura que la situación económica de su hogar ha empeorado en los últimos seis meses. Casi un 50% cree que ahora es más difícil encontrar un puesto de trabajo que hace seis meses y son aún más los que piensan que dentro de otros seis meses la situación empeorará.

Por otro lado, quienes creen que en el próximo año tendrán más dificultades para adquirir bienes de consumo duradero, como electrodomésticos o coches, (22,2% del total) superan a quienes opinan que tendrán mayores posibilidades (13,4% del total). Además, un 25,2% de los consumidores cree que tendrá menos posibilidades de ahorro en el próximo año, superando por poco al 23,7% que piensa que la situación económica de su hogar va a mejorar en los próximos seis meses. Por debajo de estas cifras se encuentra el 18% que cree que la situación económica de su hogar irá a peor. En general, más de la mitad de los encuestados por el CIS considera que la situación de la economía española ha empeorado en los últimos seis meses, y un 46,4% cree que empeorará en el próximo medio año.

La confianza del consumidor en la economía cayó nueve puntos en 2019