martes. 07.07.2020

HA INCLUIDO UNA RED DE AYUNTAMIENTOS EMPRENDEDORES

El Gobierno tiene ya casi ultimada una estrategia nacional para los autónomos

Imagen de la directora general del Trabajo Autónomo, María Antonia Pérez, durante su intervención.
Imagen de la directora general del Trabajo Autónomo, María Antonia Pérez, durante su intervención.

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha anunciado que tiene casi terminado la estrategia nacional para los trabajadores autónomos que quiere poner en marcha cuando haya Gobierno. A las iniciativas de fomento del empleo autónomo, segunda oportunidad o relevo generacional, se acaba de unir la creación de una Red de Ayuntamientos Emprendedores.

El Gobierno tiene ya casi ultimada una estrategia nacional para los autónomos

El Ministerio de Trabajo en funciones tiene casi terminado el borrador de una estrategia nacional para los trabajadores autónomos. Así lo adelantó la directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, María Antonia Pérez, que aseguró que se están "dando los últimos retoques a la estrategia”. El plan nacional podría llamarse ‘Autó[email protected] 20-30’ e iría directamente "enfocado a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible” marcados por la Unión Europea.

La directora general ya anunció este verano en los cursos de verano organizados por ATA la creación de esta estrategia para el trabajo autónomo. Pero, durante su intervención el pasado martes en la Cumbre Mundial del Clima (COP 25), avanzó que se encuentra muy adelantada y que está repleta de medidas especialmente dirigidas a los pueblos -principalmente a las mujeres del entorno rural- y al emprendimiento sostenible. O, dicho de otra forma, se crearán y pondrán en marcha iniciativas que fomenten, por un lado, la economía social y, por otro, el trabajo por cuenta propia.

Para la directora, la economía social -entidades organizadas por el principio de solidaridad- representa ya el 10% del Producto Interior Bruto (PIB), y genera más de 2 millones de puestos de trabajo directos e indirectos. En ella, se enmarcan 42.000 empresas, y podría ser la clave para el futuro de las zonas rurales y de la 'España Vaciada'. Según Pérez, la unión de ambas partes -economía social y trabajo por cuenta propia- podría ayudar a frenar el problema de la desertización que vive la España rural. “Se deberían utilizar la economía social y el trabajo autónomo para dar vida a los pueblos” apuntó.

Aparte de estas medidas, la estrategia para el trabajo autónomo también incluye otra serie de acciones como “la formación permanente, la incorporación de la mujer al trabajo por cuenta propia, la mejora de las segundas oportunidades, tanto para los pueblos como para las personas, o el relevo generacional”.

Desde la Dirección del Trabajo Autónomo esperan que la estrategia “mejore las condiciones para los emprendedores del territorio rural y sirva como herramienta para poblar nuestros territorios y propiciar un mejor reparto poblacional”

Protagonistas en la COP25

La desertización de los pueblos, los problemas que está creando la España Vaciada y el fomento del emprendimiento como solución a todo ello fueron durante unas horas los protagonistas de la Cumbre Mundial del Clima (COP 25).

Durante su intervención en el panel ‘Alianzas para el emprendimiento rural y la lucha contra el cambio climático’, Yolanda Valdeolivas, secretaria de Estado de Empleo del Ministerio de Trabajo, afirmó que “España se encontraba a la cabeza de los desiertos demográficos a nivel europeo: el 95% de la población vive en el 47% del territorio. Esto significa que el 5% restante vive en el 53% del territorio. Una situación que empeorará de medio a largo plazo, si no se toman medidas”.

Una de estas medidas estaría precisamente en el fomento del trabajo autónomo y la economía sostenible para conseguir cambiar la tendencia de abandono y despoblación que viven los pueblos, creando oportunidades laborales en el entorno rural. “Le llaman la España Vaciada, pero no es así, se trata de la España de los Recursos” añadió.

Para ayudar en esa creación de nuevas oportunidades, desde la Dirección General de Trabajo Autónomo han dado luz verde a la puesta en marcha de una Red de Ayuntamientos Rurales Emprendedores y de la Economía Social, impulsada por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), “porque mantener y atraer habitantes al medio rural resulta imprescindible para preservar espacios naturales y los Ayuntamientos juegan un papel singular en este empoderamiento de la comunidades rurales, de cara a una igualdad real de oportunidades”.

El secretario general de UPTA, Eduardo Abad, explicó como una idea desarrollada en Castilla La Mancha, - una red ayuntamientos rurales para la Comunidad- se ha acabado transformado en un Red de Ayuntamientos Emprendedores a nivel nacional, de la que forman parte más de 300 consorcios y a la que cada vez más ediles quieren pertenecer. Según Abad, la red “está llamada a ser un complemento sobre lo que ya están desarrollando, tanto organizaciones privadas, como instituciones públicas”.

El objetivo de la red es que los ayuntamientos que formen parte de ella, “pongan en marcha políticas inclinadas hacia todos aquellos emprendedores que desean poner en marcha una actividad económica en el ámbito rural, entorno con necesidades diferentes al ámbito urbano. Porque lo que existe en los pueblos es desigualdad, y con iniciativas como estas queremos acabar con ella”.

Del bosque a tu casa

De esta Red de Ayuntamientos Emprendedores surgió la iniciativa ‘Del bosque a tu casa'. Se trata de un proyecto puesto en marcha por mujeres de Orea (Guadalajara), con el que pretenden poner en valor los productos que genera el bosque. Han creado una cooperativa que vende desde sus famosos boletus, hasta piñas o endrinos salvajes, pasando por abono orgánico y cualquier otro producto natural fruto de sus pinares. “Somos un proyecto cargado de pasión, compromiso y acción, que es lo que necesitan los pueblos” explicó Marta Corella, alcaldesa de Orea.

El Gobierno tiene ya casi ultimada una estrategia nacional para los autónomos